LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿A quién alimenta la corrupción en España?

No se trata de elegir entre unas élites rentistas corruptas y unas élites alternativas indignadas que ganan tanto más cuanto más se descomponga el tejido social. Se trata de encontrar una alternativa desde la cooperación.

Hazte socio de «El Arte» y haz cerveza

ladrones
Esta mañana compartíamos una investigación que muestra algo bien sabido: el horror de la guerra impulsa como reacción culturas más cooperativas y comunitarias en las postguerras. Valdría decir en general «lo terrible». Si el estudio se hubiera hecho a partir de la experiencia de desastres naturales seguramente hubiera llegado a resultados parecidos.

Ayer, Europa Press publicó algunos destacados del «barómetro» del CIS español. Uno me llamó la atención especialmente. La autoidentificación ideológica de los consultados se modificaba conforme el desempleo perdía peso a favor de la corrupción a la cabeza de los problemas percibidos como principales por los encuestados. Los datos son fríos: baja 2,6 puntos la percepción del desempleo, sube 7,5 la de la corrupción y como resultado el centro derecha y el centro izquierda se vacían no dramática pero si significativamente a favor de la derecha y la izquierda «duras».

En realidad no es que los españoles anden divididos entre programas cada vez más extremos. Simplemente, ven cada vez más a la élite dirigente del país (no solo a la política sino también a la económica) como un «otro» moralmente ajeno. El «pragmatismo» y el discurso del acuerdo parecen hoy, a la luz de la corrupción, excusas interesadas de «sinvergüenzas». En consecuencia, buena parte de los encuestados ponen creciente distancia ideológica entre ellos y aquello que asocian al «pasteleo» de los años de crecimiento que parece haberlo carcomido todo.

El paro, como la guerra, significa lo terrible, la exclusión, el fin de la pertenencia por pura descomposición del tejido social y comunitario. Y ante lo terrible se fortalecen las tendencias a la colaboración y la idea de que de la cooperación entre los diferentes surgirán las alternativas y la prosperidad. Esa sigue siendo la dominante según las encuestas aunque cada vez se ve más erosionada por la incompetencia e inmoralidad de los aparatos políticos y las grandes fortunas.

Y sin embargo, lo peor es que todo esto deja en números una lección: socavar la centralidad del trabajo en el discurso social dará rentas a las élites alternativas, de derecha o izquierda, políticas o mediáticas, que quieran asaltar el poder. Alimentar la lógica indignación por la corrupción política es el camino más «rentable» para ellas. Pero el llamado a la indignación moral permanente si se hace a costa de ocultar la centralidad del desempleo, solo puede acabar descomponiendo la base del tejido social, conduciendo inevitablemente a un indignado e individualista «sálvese quien pueda».

No se trata de elegir entre unas élites rentistas corruptas y unas élites alternativas indignadas que ganan tanto más cuanto más se descomponga el tejido social. Se trata de encontrar una alternativa desde la cooperación. Y eso va por otro lado.

«¿A quién alimenta la corrupción en España?» recibió 3 desde que se publicó el Martes 7 de Junio de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias