El Jardín Indiano

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Abundancia en 2030

¿Qué nivel podemos esperar razonablemente que alcance nuestra vida económica de aquí a un siglo? ¿Cuales serán las posibilidades económicas de nuestros nietos? He llegado a la conclusión de que el problema económico puede ser resuelto, o al menos encontrarse en camino de ser resuelto [en Europa] en el año 2030.

Libros gratis de las Indias

pescando en luisiana
Sufrimos en este momento un ataque de pesimismo económico. Se ha tornado habitual escuchar que la época de enorme progreso económico que caracterizó el siglo pasado, se ha acabado; que el rápido desarrollo de la calidad de vida va a ralentizarse. La actual depresión económica, la enorme anomalía del desempleo en un mundo lleno de necesidades, los desastrosos errores que hemos cometido, nos hacen invisible la verdadera interpretación de la tendencia que fluye bajo la superficie de las cosas.

Por eso predigo que los dos errores pesimistas que ahora hacen tanto ruido en el mundo se demostrarán falsos en el tiempo de nuestras vidas: el pesimismo de los revolucionarios que piensan que las cosas están tan mal que nada que no sea un cambio violento puede salvarnos y el pesimismo de los reaccionarios que consideran tan precario el equilibrio entre nuestra vida económica y social que no debemos arriesgarnos a experimentos.

¿Qué nivel podemos esperar razonablemente que alcance nuestra vida económica de aquí a un siglo? ¿Cuales serán las posibilidades económicas de nuestros nietos [en 2030]?

Desde el siglo XVI se acelera nuestro camino a la abundancia

sevilla siglo xviDesde las épocas más tempranas de las que tenemos registro -pongamos unos dos mil años antes de Cristo- hasta el comienzo del siglo dieciocho, no hubo grandes cambios en el nivel de vida del habitante medio de los centros civilizados del planeta. Con el siglo dieciséis se abrió la gran era de la ciencia y la innovación tecnológica, en un crescendo que fue cada vez más intenso tras el dieciocho y que desde principios del siglo diecinueve es un torrente continuo: carbón, vapor, electricidad, petróleo, acero, caucho, algodón, industrias químicas, maquinaria automatizada y métodos de producción masiva, comunicación inalámbrica, imprenta, Newton, Darwin y Einstein y miles de cosas y personas demasiado famosas y familiares para listarlos uno por uno.

Las mejoras tecnológicas en la manufactura y las comunicaciones han sido más rápidas en los últimos diez años que en toda la Historia humana anterior. En unos cuantos años, en el tiempo de nuestras vidas quiero decir, podríamos ser capaces de realiuzar todas las operaciones de la agrigultura, la minería y la manufactura con una cuarta parte del esfuerzo humano al que estamos acostumbrados. De momento el rápido crecimiento de esos cambios nos hiere y nos plantea problemas difíciles de resolver. Sufren aquellos países que no están en la vanguardia del progreso. Sufrimos una nueva enfermedad de la que muchos de mis lectores no habrán oído hablar pero que será algo importante a tener en cuenta en los años por venir: el desempleo tecnológico. Es decir, el desempleo debido al descubrimiento de formas de economizar el uso del trabajo será más rápido que la velocidad a la que encontraremos nuevos usos para el trabajo.

UKrealpcGDPPero esto es solo una fase temporal de desajuste. Todo esto significa que en el largo plazo la Humanidad está resolviendo su problema económico. Predeciría que dentro de un siglo [es decir, en 2030], el estándar de vida en los países progresistas estará entre cuatro y ocho veces el de hoy. No sería nada sorprendente a la luz de nuestro conocimiento presente. Sería tonto no contemplar la posibilidad de todavía mayor progreso. Permitámosnos suponer, por seguir el argumento, que en 2030 todos nosotros, como media, estaremos en términos económicos ocho veces mejor de lo que estamos hoy.

¿De verdad las necesidades son infinitas?

fiesta en los treinta eeuuEs verdad que las necesidades de los seres humanos pueden resultar insaciables. Pero en realidad podríamos dividirlas en dos clases: necesidades que son absolutas en tanto que independientes de la situación del resto de nuestros congéneres y aquellas que son relativas en el sentido de que solo nos sentimos satisfechos si nos elevan por encima, nos hacen sentir superiores, a ellos. Las necesidades de la segunda clase, aquellas que satisfacen el deseo de superioridad, pueden ser ciertamente insaciables; cuanto mayor sea el nivel general mayores serán. Pero eso no es verdad para para las necesidades absolutas. En ellas se puede encontrar un punto antes, mucho antes quizás de lo que creemos, en el que esas necesidades se vean satisfechas en el sentido de que, una vez alcanzado preferimos dedicar nuestras energías más allá de él a propósitos no económicos.

Mi conclusión, como verán, se torna más y más deslumbrante a la imaginación conforme más pensemos sobre ella.

He llegado a la conclusión de que asumiendo que no habrá guerras importantes ni un incremento importante del crecimiento de la población, el problema económico puede ser resuelto, o al menos encontrarse en camino de ser resuelto [en Europa] en el año 2030. Esto significa que, el problema económico -si miramos al futuro- no es el problema perenne de la raza humana.

La Naturaleza y la evolución nos dieron forma para construir abundancia

londres 1930Por qué, podría preguntarse, es tan deslumbrante. Lo es porque si en vez de mirar al futuro, miramos al pasado, encontraremos que el problema económico, la lucha por la subsistencia, siempre ha sido el problema principal, el más acuciante de la especie humana y no solo de la raza humana, sino de todo el reino biológico, desde los principios de la vida en sus formas más primitivas.

Por eso la Naturaleza nos ha hecho evolucionar expresamente -con todos nuestros impulsos y nuestros más profundos instintos- con el fin de resolver el problema económico. Y si el problema económico se resuelve, la Humanidad se verá privada de su finalidad tradicional.

La sociedad de la abundancia será posible en 2030

bloomsbury findePor primera vez desde su creación, los humanos tendrán que enfrentarse a su problema real y permanente: cómo usar su libertad recién alcanzada frente a las preocupaciones económicas y ocupar el ocio que la ciencia y el interés compuesto habrán ganado para ellos, para vivir sabiamente, de forma agradable y buena.

Debemos empeñarnos en «cortar finitas las lonchas de pan para el bocadillo de ibérico» para que el trabajo impuesto por la escasez que todavía haya que hacer sea compartido por el mayor número de personas posible. Jornadas de tres horas en una semana laborable de quince quitarían de en medio el problema por una temporada. ¡Tres horas al día serían suficientes para dejar satisfecho al viejo Adán que hay en la mayoría de nosotros!

bloomsbury color actoresSon de esperar cambios en otras esferas. Cuando la acumulación de riqueza ya no tenga gran importancia social, vendrán grandes cambios en los códigos morales. Debemos ser capaces de liberarnos de muchos de los principios pseudo-morales que nos han asfixiado durante doscientos años exaltando algunas de las cualidades humanas más desagradables hasta la posición de altas virtudes. Deberemos ser capaces de atrevernos a dar al lucro su verdadero valor. El amor al dinero como una posesión -distinta del amor al dinero como medio para el disfrute de los placeres y materialidades de la vida- será reconocido como lo que es: una desagradable morbidez, una de esas tendencias casi criminales, casi patológicas que uno confiesa con un escalofrío a los especialistas en enfermedades mentales. Deberemos liberarnos y al final descartar toda clase de costumbres y prácticas económicas que afectan a los premios y los castigos sociales en la distribución de la riqueza y que ahora mantenemos a toda costa simplemente porque son tremendamente útiles para promover la acumulación del capital, aunque en sí mismas nos parezcan desagradables e injustas.

Nos veo capaces de volver a los más seguros y ciertos principios de la religión y la virtud tradicionales: la idea de la avaricia como un vicio, de la usura como fechoría y del amor al dinero como algo detestable. La idea de que quien menos se preocupa por el mañana es quien más certeramente camina por las sendas de la virtud y la sensata sabiduría. Valoraremos los fines sobre los medios y preferiremos lo bueno a lo útil. Honraremos a aquellos que puedan ensañarnos como apurar una hora y un día virtuosamente y bien, la gente deliciosa que es capaz de disfrutar directamente las pequeñas cosas, las margaritas del campo que ni se esfuerzan ni giran con el Sol.

Y mientras tanto…

postal años 30¡Pero cuidado! El tiempo de todo eso aun no ha llegado. Por al menos unos cuantos años debemos fingir ante los demás y ante nosotros mismos que lo justo es lo loco y que lo loco es sensato, en la medida en que lo loco es útil y lo sensato no. Avaricia, usura y previsión deben ser nuestros dioses durante todavía un poco más. Pues solo ellos pueden sacarnos del tunel de la necesidad económica y llevarnos a la luz del día.

Así que preveo, en días no muy remotos, el mayor cambio que jamás ha ocurrido en el entorno material de los seres humanos como un todo. Pero por supuesto, ocurrirá gradualmente, no como una catástrofe. De hecho ya ha comenzado. No hay nada malo en hacer mezclas y preparativos que adelanten nuestro destino, alentando y experimentando las artes de la vida al tiempo que las actividades económicamente finalistas.


Extractos de «Economic Possibilities for our Grandchildren»; John Maynard Keynes, Cambridge, GB, 1930. Traducción de las Indias.

«Abundancia en 2030» recibió 16 desde que se publicó el Lunes 4 de julio de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por John Maynard Keynes.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Los indianos dice:

    Abundancia en 2030 https://lasindias.com/abundancia-en-2030 ¿Qué nivel podemos esperar razonablemente que alcance nuestra vida económica de aquí a un siglo? ¿Cuales serán las posibilidades económicas de nuestros nietos en 2030?

  2. Este es el primer post de una serie que, de salir bien, será librito: «el futuro aquí y ahora» https://lasindias.com/series/el-futuro-aqui-y-ahora La idea es sacar una serie de posts elaborados a partir de extractos y citas de grandes autores de todas las épocas en las que estos hablarán de su futuro… que es nuestro presente y nuestro hacer cotidiano.

  3. jordila dice:

    @lasindias … un placer leerle Sr. Keynes … había oído mucho hablar de Vd. … por fin empiezo a vislumbrar el alma de sus ideas . Les remitiré a algunos amigos y familiares que corren por ahí ‘como pollos sin cabeza’,  cada vez que señalen mi falta de ‘cordura’…

    Y pensar que esto se escribió ya en 1930… siendo nuestro aquí y ahora.

  4. jordila dice:

    1930 , 1931, 1932 … el año en que se escribe :

    https://lamatriz.org/attachment/210808

      … un microblog de @zero (en el que se adjuntaba ^^ ) … cierra el círculo del apasionante blog post de hoy de  @lasindias entorno a la #   ?

    @david @fanta @gustavo @litox @revueltafeminista 

  5. @nosolosw si es que parece «de la casa de toda la vida», verdad? 😀

  6. @revueltafeminista gracias! Es el comienzo de una serie con muchas perspectivas diferentes sobre nuestro tiempo escritas desde el pasado. Hoy publicamos a Martin Buber, el último gran filósofo existencialista alemán, que aunque hoy es recordado por su ética («el otro como un fin en sí mismo») enseñó y escribió historia del pensamiento libertario y fue un comunitarista convencido. No te lo pierdas!!

  7. @david es una pasada, que el PASADO y el PRESENTE tengan tanto en común. pasame el enlace porfi:)

  8. @revueltafeminista ese es el objetivo de la serie, redescubrir las «profecías» de los grandes de siglos pasados sobre nosotros y cómo, en lo fundamental acertaron.

    Hoy Martin Buber https://lasindias.com/las-comunidades-productivas-transformaran-el-siglo-xxi y con un poco de suerte (si no tenemos mucho trabajo hoy) mañana creo que Eva Dreikurs o Adler (sobre los cambios en la cultura)

  9. @nosolosw Claro!! Cuenta con ello!! Nos ponemos releer a Morris este verano!!

Pingbacks recibidos desde éste y otros blogs

  1. […] grandes pensadores de los siglos pasados. En las primeras entregas algo llamaba ya la atención: Keynes, un liberal intervencionista, Buber, un existencialista y Marx, compartían una perspectiva en […]

  2. […] a ser abundantes, transformando poco a poco la estructura social entera. En su famoso ensayo «Las posibilidades económicas de nuestros nietos» se atrevía incluso a dar una fecha: […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador de blogs de los
socios del Grupo de Cooperativas de las Indias:
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)