LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Acabará el ordenador cuántico con tus libertades cotidianas?

En el nuevo mundo de la IA cuántica, buena parte de las normas cotidianas solo se conocerán después de que estén aplicación y reformarlas sin paralizar los procesos políticos, sociales y económicos, no será tan simple como cambiar una ley.

Cada cierto tiempo el avance del conocimiento y la tecnología de la computación cuántica nos obliga a detenernos y evaluar su impacto de haber un salto inminente. Así fue en 2003 cuando los servicios de inteligencia post-11S financiaron los primeros avances hacia «salto cuántico», en 2009 con el primer modelo experimental y en 2013 cuando Google lanzó su división especializada. Esta semana IBM anunció el lanzamiento de su primer ordenador cuántico comercial, «Q».

Esta vez el contexto es el debate sobre los avances cotidianos en Inteligencia Artificial, programación neural y el deep learning. Una de las cosas que nos ha enseñado Alpha Go y sobre todo, la experiencia de Google Translate, es que con los nuevos sistemas de programación «neurales» sabemos qué programamos, qué lógica global damos al aprendizaje de la máquina, pero cada vez menos podemos predecir ex-ante cómo serán los resultados. La máquina desarrolla patrones de respuesta propios que solo podemos conocer a posteriori. Por eso la aplicación de IA a Google translate está siendo un verdadero laboratorio de experimentación.

Se está difuminando el carácter determinista de la programación: sabemos qué programamos, no en qué va a resultar

«Q» y la lotería de Babel

Añadamos a este contexto la programación cuántica. No se trata solo de un incremento exponencial de capacidades de almacenamiento y velocidad. Se trata de que va más allá de la lógica binaria que todos tenemos interiorizada. El único resultado predecible de la adaptación de las nuevas técnicas de desarrollo de software y las nuevas lógicas del hardware es que la velocidad a la que emerjan patrones de aprendizaje de las máquinas será mayor que la velocidad a la que podamos analizarlos. Tendremos que «confiar» en los resultados teniendo un link cada vez más débil entre el punto de partida -la programación- y los resultados de esta.

Con el salto cuántico, las IAs evolucionarán más rápido que nuestra capacidad para criticar sus resultados

Ahora pónganse en un mundo en el que la relación con el banco, el curriculum pedagógico de los niños, el acceso a un nuevo puesto de trabajo, el tratamiento personalizado de las enfermedades y buena parte de las cosas que hacemos con la administración se desarrollan bajo el soporte de distintas inteligencias artificiales que corren sobre ordenadores cuánticos. El mundo de dentro de una década.

Un buen día ni siquiera tu asesor financiero entiende por qué te recomienda vender la casa y comprar un determinado activo financiero. El tutor de tu hija no sabe por qué el ordenador le recomienda una orientación profesional hacia el arte. Y el funcionario de Hacienda te dice que ya no puedes contar con un crédito fiscal para tu negocio simplemente porque «el sistema no lo permite». Parece la lotería de Babel de Borges, pero sabes que no es azaroso, que a fin de cuentas, el resultado de lo que te da un ordenador es el producto del software que corre y que alguien programa con algún criterio determinado. Sin embargo tu banco, el gobierno, la escuela de tus hijos o tu médico no saben ni siquiera como introducir o corregir criterios en el software que les permite funcionar.

El mundo IA que viene la vida cotidiana estará gobernada por criterios que difícilmente sabremos corregir o reformar

Conclusiones

El desarrollo de la IA y su fusión con la computación cuántica no modifican la vieja máxima ciberpunk según la cual «bajo toda arquitectura de información se esconde una estructura de poder». Al revés, se hace más dramática porque la arquitectura muta y llegados a cierto punto no podemos intuir qué poder se está definiendo debajo: presupuestos y valores culturales «invisibles», datos sociales que responden a consensos de mundos que no son el nuestro, pautas emergentes de las interacciones de las que no somos conscientes… pueden determinar los límites de lo socialmente admitido por los programas que manejarán los límites de lo que podemos hacer y de lo que no en nuestra vida cotidiana.

La cuestión es también hasta dónde podemos aceptar ya el empirismo de la cultura anglosajona que impregna buena parte de nuestra aproximación a la ciencia y la tecnología. Porque si hasta ahora, en la mayoría de los casos, aceptábamos como criterio de verdad de un resultado tan solo que «funcionara», que la respuesta fuera válida y útil, ahora, saber si lo es o puede serlo, cada vez más va a ser un acto de fe… simplemente porque posiblemente tardemos mucho en saber en qué está fundada y qué es lo que se está primando a largo plazo.

Vivir en una sociedad más «eficiente» pero menos libre, en la que nadie sabe muy bien por qué se hacen las cosas ni que criterios regulan los procesos y actividades cotidianas, puede parecernos una distopía o una metáfora del capitalismo en el que ya vivimos. O las dos cosas. Pero está llegando. Y no podemos aceptar su implantación como un hecho de la Naturaleza o volveremos a vivir bajo el poder omnímodo de unos dioses invisibles, incuestionables e irreformables que no seremos sino nosotros mismos… completamente alienados de nosotros mismos.

El mundo IA+Q amenaza con llevarnos atrás hacia un mundo de «dioses» invisibles, incuestionables e irreformables.

«¿Acabará el ordenador cuántico con tus libertades cotidianas?» recibió 6 desde que se publicó el Viernes 10 de Marzo de 2017 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Gran post @David
    Me quedo pensando en que necesitamos un nuevo iluminismo

  2. Pero la IA al final solo puede abordar problemas estructurados, ¿no?

  3. Que miedito… Eso sin hablar de que el ordenador cuántico deja desactualizados todos los cifrados hasta la fecha ya puede ser rápida la transición, para cuando el PC cuántico?

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] ¿Acabará el ordenador cuántico con tus libertades cotidianas?: “Ahora pónganse en un mundo en el que la relación con el banco, el curriculum pedagógico de los niños, el acceso a un nuevo puesto de trabajo, el tratamiento personalizado de las enfermedades y buena parte de las cosas que hacemos con la administración se desarrollan bajo el soporte de distintas inteligencias artificiales que corren sobre ordenadores cuánticos. El mundo de dentro de una década. Un buen día ni siquiera tu asesor financiero entiende por qué te recomienda vender la casa y comprar un determinado activo financiero. El tutor de tu hija no sabe por qué el ordenador le recomienda una orientación profesional hacia el arte. Y el funcionario de Hacienda te dice que ya no puedes contar con un crédito fiscal para tu negocio simplemente porque «el sistema no lo permite».” […]

  2. […] ¿Acabará el ordenador cuántico con tus libertades cotidianas?: “Ahora pónganse en un mundo en el que la relación con el banco, el curriculum pedagógico de los niños, el acceso a un nuevo puesto de trabajo, el tratamiento personalizado de las enfermedades y buena parte de las cosas que hacemos con la administración se desarrollan bajo el soporte de distintas inteligencias artificiales que corren sobre ordenadores cuánticos. El mundo de dentro de una década. Un buen día ni siquiera tu asesor financiero entiende por qué te recomienda vender la casa y comprar un determinado activo financiero. El tutor de tu hija no sabe por qué el ordenador le recomienda una orientación profesional hacia el arte. Y el funcionario de Hacienda te dice que ya no puedes contar con un crédito fiscal para tu negocio simplemente porque «el sistema no lo permite».” […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.