LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Adiós casa Escardó, hasta pronto Montevideo

El pasado viernes vendimos e hicimos la entrega de llaves formal de la que fue nuestra primera sede, la Casa Escardó de Montevideo. Una casa que podría contar mil historias interesantes de Montevideo y sus gentes.

El futuro aquí y ahora: Keynes, Marx, Dewey, Foucault, Dreikurs, Zamenhof, etc.

Montevideo a principios del siglo XXEl barrio de Atahualpa fue fundado el 16 de agosto de 1868, cuando según «La tribuna» publicaba un par de días después:

se hincó la piedra fundamental del pueblo Atahualpa, en las cercanías de la capital y en uno de los puntos más pintorescos de esas deliciosas campiñas, que son el punto de reunión y de recreo de nuestra sociedad elegante

Y tan elegante. Según testimonio de un vecino memorioso del barrio, el Sr. Héctor Facio:

Lo más lindo del barrio Atahualpa era pasear en bicicleta en verano a eso de las 11 de la mañana, las chicas abrían las ventanas y se sentaban a tocar el piano y se sentía a media cuadra, porque era un silencio.

Desde entonces el barrio es un lugar tranquilo, aunque Atahualpa aporta también cobijo a uno de los boliches más conocidos y frecuentados de Montevideo, Los Yuyos, lugar con más de un siglo de historia que mantiene su ubicación original en el cruce de Cubo del Norte y Luis Alberto de Herrera.

A dos cuadras, en la manzana de la plaza que da nombre al barrio, sobre la calle Florencio Escardó, llamada así en honor de uno de los primeros nacionalistas indigenistas de un país sin comunidades indígenas, se levantó una casa estilo Piria muy parecida a sus modelos originales, abundantes todavía hoy, por ejemplo, en el arrabal bordelés.

Pero en los años cuarenta las clases altas montevideanas descubren el mar y se inicia el éxodo de los barrios altos a Pocitos. Muchas casas quedan vacías y el ambiente se torna todavía más tranquilo sin las inevitables fiestas de sociedad. Sube la edad media del barrio, y poco a poco se va configurando un ambiente conservador y familiar en el que el colegio dominico Clara Jackson tendrá la verdadera centralidad.

Cuatro de los chicos de ese colegio, casados entre ellos y convertidos en la comunidad dominica seglar «la barraca», entrarán en la casa en 1992 e iniciarán una reforma que le ganará tres alturas.

Tras un viaje exploratorio en el que María y Natalia encontraron la casa en noviembre de 2008, comenzaron los trámites de compra firmándose un acuerdo de reserva por 4 meses que caducaba el 19 de abril de 2009.

En un nuevo viaje las últimas dificultades administrativas fueron superadas, firmándose oficialmente la compra el 22 de abril de 2009. La Casa Escardó se convierte entonces en la primera propiedad indiana.

Sin embargo, la casa no se ocupó inmediatamente. La comunidad que la ocupaba necesitó tres meses más para acabar de reformar sus nuevas casas. El 17 de agosto de 2009 María se instaló para preparar el espacio para su primera ocupación por los indianos y sus invitados, algo que no se produciría hasta marzo de 2011 con una primera estancia de tres meses de todo el equipo.

Tras el «estreno», David se instala en la casa y comienzan las reformas: se habilita un apartamento autónomo y una vinoteca en lo que había sido la planta inferior (cerrada hasta entonces), se impermeabilizan los techos y se reforma el jardín para convertirlo en zona de recreo y trabajo de primavera a otoño, con parrilla y «quincho». Para el noveno aniversario de las Indias, el 2 de octubre de 2011, todo está listo para ser inaugurado con la vuelta de los demás indianos.



La idea es en ese momento ocupar permanentemente la casa, desarrollando desde ahí los proyectos entonces en marcha en Uruguay y Argentina y las nuevas cosas que están surgiéndonos en Brasil y Chile. Sin embargo, el diagnóstico tardío de un cáncer a Natalia cambia todas nuestras prioridades. Nos reagrupanos en Bilbao y pronto nos damos cuenta de que no va a haber muchas oportunidades para mantener viva la estructura montevideana en el tiempo que entra.

Mientras tanto, Uruguay sufre un verdadero boom inmobiliario espoleado por los capitales que huyen de Argentina y Europa. La Casa Escardó, recién reformada, empieza a recibir ofertas de compra cada vez mejores. Y entre ellas la de un famoso actor y cantante local: Coco Echagüe.

Así que hace dos semanas María y Caro se trasladaron a Uruguay para preparar el papeleo y cerrar, si era el caso, la venta con ayuda de nuestra amiga Cecilia, que desde Varadí, nuestra empresa asociada allá, ha estado organizando y negociando con los posibles compradores.

Tras diez mil trámites, papeles y burocracias de todo tipo, finalmente el viernes pasado, 28 de febrero de 2014, la Casa Escardó cambia de manos de nuevo. La pequeña ceremonia tuvo lugar en una sede del BROU, el banco estatal.

firmaventa marycierra

Y finalmente, cerramos por última vez la puerta de la que fue nuestra primera sede y casa en propiedad. Nos quedan muchos recuerdos, un buen margen y un montón de impuestos pagados. Celebramos todos ellos. Como tantas cosas en Montevideo y en toda la banda oriental, queda ese retrogusto melancólico que nos habla de todos esos mundos que hubieran podido ser y no serán. En estos días, con los amigos de Montevideo, el relato básico era el de siempre: «acá, no se puede». Poco importan los mimos y los hypes de la prensa anglo. Nada cambió en el tono desde que llegamos por primera vez. Pero nosotros sí. Y mucho. Y con este nuevo capitalito de vivencias y aprendizajes cruzamos de nuevo el gran Río con algo claro: pudimos, podemos y podremos. Cada vez más.

«Adiós casa Escardó, hasta pronto Montevideo» recibió 15 desde que se publicó el Lunes 3 de Marzo de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.