LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Alarmas de contaminación y coches eléctricos compartidos

¿Qué ha pasado con la contaminación en las ciudades? ¿Por qué ahora es el centro del debate público y de las políticas municipales?

Libros gratis de las Indias

madrid-cuatro-torres-contaminacion

En la ciudad en la que ahora vivimos, Madrid, son cada vez más frecuentes los anuncios de restricciones de tráfico a causa de la contaminación. Cada vez que se levanta la alarma una inquietud invade la ciudad alimentada por luminosos, avisos en prensa, radio… parece que se avecina una hecatombe nuclear.

contaminacion-madrid¿Qué ha pasado con la contaminación en las ciudades? ¿Por qué ahora es el centro del debate público y de las políticas municipales? Es cierto que por un lado ha ido a más por el paulatino aumento de la población, pero sobre todo, lo que ha cambiado es que las cifras de emisiones consideradas no peligrosas por los organismos internacionales se han reducido. Simplemente se sabe más sobre la contaminación y el efecto de sus distintos componentes sobre la salud y, sensacionalismos mediáticos y estrategias políticas aparte, es cada vez más evidente la necesidad de un cambio del modelo de transporte en la ciudad.

Los males del diésel

Los motores de combustión emiten gases a la atmósfera pero no todos lo hacen en las mismas proporciones ni en base a los mismos elementos. Si siempre pensamos que el CO2 era el enemigo número uno del ser humano, en los últimos tiempos, un nuevo villano ha llegado a la opinión pública para quedarse, los Óxidos de Nitrogeno, también conocidos como NOx.

fuentes-oxido-nitrosoResulta que los motores diésel son los principales responsables de las emisiones de esta gama de gases que está en la base de la mala calidad del aire. Muy por debajo encontramos las gasolinas sin plomo, los motores híbridos y finalmente los motores eléctricos.

los-fabricantes-no-quieren-que-se-demonicen-a-los-motores-diesel-201520429_2A primera vista, la respuesta inmediata sería retirar los largamente subvencionados motores diésel. Pues bien, resulta que los fabricantes están presentando nuevos modelos que resultan mucho más eficientes que los tradicionales. Pero, en cualquier caso, los incentivos parecen encaminarse ya hacia el motor eléctrico, dejando de lado el rango de mejora sobre el que trabajan tanto las líneas de investigación en híbridos como en combustión convencional. Se trata al final de poner el transporte en «cero emisiones» y trasladar la responsabilidad a la producción de energía eléctrica, donde se espera un peso creciente de fuentes limpias, en su mayoría renovables.

¿Lo fiamos todo a las grandes empresas de automóviles y al estado?

sommobilitatLa confianza en el poder salvador de un tercero -las grandes empresas, el estado, ambos juntos- tiene un efecto balsámico que alimenta la decisión de no modificar nuestros patrones de comportamiento. Tras el modelo de transporte se esconde un modo de vida, de relación con la ciudad. Y eso es, en el fondo, lo que está en crisis.

En los últimos años hemos visto la emergencia de nuevas propuestas: la incorporación de bicicletas a la red de transporte público, las empresas de coches compartidos, o el éxito del alquiler de motos y de los coches por minutos corroboran la existencia de una demanda larvada que se ha lanzado sobre una nueva oferta de servicios y que desea algo más que cambiar el tipo de motor. Parece que, poco a poco, veremos cómo la oferta se completa con nuevas empresas de servicios como Car2go o Cooltra y colaboraciones entre agentes públicos y privados como vimos ya en Grenoble.

¿Es Car2Go una solución para todos?

madrid-car2goEn el caso de Car2go, el volumen de usuarios ha llegado hasta tal punto que ya no resulta del todo útil. La flota se ha quedado escasa, y es bastante habitual no encontrar un coche disponible cerca en el momento en que se necesita. El modelo tiene problemas de escalabilidad para dar cobertura al centro de una gran ciudad. Si a eso le añadimos las limitaciones en cuanto a seguridad o cobertura en caso de accidente, la conclusión es que su propuesta es genial, pero no resulta del todo satisfactoria.

Siguiendo el modelo de coches eléctricos de uso compartido o a demanda, encontramos varias iniciativas que siguen una misma filosofía, agruparse para crear cooperativas de consumo que gestionan una flota de vehículos propia. Es el caso de Ecotxe en Mallorca o Som Mobilitat en Mataró, iniciativas que promueven la creación de grupos de personas bajo la fórmula de la movilidad eléctrica compartida.

¿Por qué nos gusta el modelo de «Som Mobilitat»?

som_mobilitat«Som Mobilitat» se encuentra en estado inicial, y ha empezado a funcionar ya en Mataró. Bajo su planteamiento, las cooperativas de transporte se organizarán por barrios o distritos, primando el uso por fracciones de tiempo más largas, mínimo una hora- y estableciendo unas tarifas por uso que permitan la reinversión para realizar el mantenimiento de los vehículos, su renovación, así como la actualización y desarrollo del software de gestión con el que operan. El hecho de ser cooperativas permite además que este modelo destine parte de los beneficios a proyectos de desarrollo social, promoción de nuevas cooperativas, etc.

A falta de un estudio en profundidad, para determinar si los niveles de inversión iniciales o las fórmulas de crecimiento son aplicables en nuestro entorno, el modelo de «Som Mobilitat» nos gusta por:

  1. Lleva el ámbito del transporte al terreno de la gestión compartida
  2. Refuerza la lógica de la comunidad y se crea para atender sus propias demandas y necesidades
  3. Optimiza la inversión en la nueva generación de vehículos eléctricos
  4. Se basa en una arquitectura distribuida de cooperativas federadas en toda Europa

Tal vez es el momento de empezar a discutir y a sacar cuentas

«Alarmas de contaminación y coches eléctricos compartidos» recibió 4 desde que se publicó el Miércoles 23 de Noviembre de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Mi primera impresión es que el coste de los coches eléctricos es muy alto y eso hace difícil cuadrar los números de arranque. Pero creo que merece la pena intentarlo, quizá con un modelo de proximidad y reserva de coche por medios días, de modo que el coste logístico se reduzca a mínimos. Quizás abriendo la conversación desde el primer día con la gente de la federación de coops de consumo para ganar una mínima masa crítica. Si podemos llegar a tener un par de coches funcionando así y dando servicio al primer grupo de 15 o 20 personas podría cuadrar… estoy pensando en un público que o bien es joven y trabaja al lado de casa como nosotros, pero necesita el coche para ir a reuniones entre semana y salir el finde y un público de jubilados que no cogen el coche diariamente.

    ¿Te animarías a preparar un post con la documentación disponible de Som Mobilitat en el blog del club y convocamos para dentro de un par de semanas para discutirla?

  2. Cierto que el coste de los coches eléctricos es muy alto. Unido a que es previsible que la eficiencia del motor, autonomía de las baterías evolucione con cierta rapidez en los próximos años, puede que el modelo a seguir sea sobre leasing más que de compra de vehículos.

    Encantada de recopilar documentación y dedicarle una sesión en el Club. Me encantaría que pudiéramos arrancar un primer grupo!

  3. Imagen de perfil de Jordi López Jordi López dice:

    Ah, … que inspirador saber de Som Mobilitat y otras iniciativas de colectivización de lo que hasta ahora, elevado a estatus (cuando no tótem) social, conocíamos como el «vehículo privado».
    ¿ llega la hora de dejar de amar a las cosas y usar a las personas para pasar a usar colectivamente las cosas amando a las personas ?

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador de blogs de los
socios del Grupo de Cooperativas de las Indias:
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)