LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Anticapitalismo práctico

Lo que negocios de crowdfunding como Kickstarter han logrado, es permitir nacer a cientos, miles, de pequeñas empresas, obteniendo financiación sin más oferta que una idea y sin tener que ceder a cambio porciones de la propiedad.

kickstarterCapitalismo no es mercado. Capitalismo es dar por hecho que los que aportan el capital (uno entre todos los factores de producción que confluyen en un proyecto productivo) son automática y exclusivamente dueños de la empresa.

Hace poco más de cinco años, nos dedicamos en este blog a estudiar como Kiva en el mundo de la cooperación, Kickstarter en el de los emprendedores y sistemas de microcréditos en las PYMEs tradicionales ponían en jaque la idea tradicional de banca comercial.

Empezábamos a entender que el fondo de la crisis financiera era en realidad una crisis de las escalas a la que el capital financiero no había sabido adaptarse. Mejor dicho, en vez de adaptarse a las nuevas escalas óptimas impuestas por la tecnología, había preferido intentar modificar la escala óptima apoyándose en el poder político para no cambiar sus modelos y estructuras y ganar unas rentas extra de paso.

Íbamos bien. Pero pusimos el marco donde no era. Los sistemas de crowdsourcing solo presionan a la banca indirectamente. Lo realmente transformador que Kickstarter y los sitios de crowdsourcing han hecho es permitir nacer a cientos, miles de pequeñas empresas, obteniendo financiación sin más garantía que una idea y sin tener que ceder a cambio porciones de propiedad.

Han creado un mercado apoyándose en los deseos de innovación de los «early adopters» y los consumidores «con mensaje», los que utilizan su dinero como una forma de voto a favor de aquello en lo que creen. Y ese mercado, al ser descubierto por pioneros de la economía directa se ha convertido en la demostración de que, con las nuevas escalas óptimas, son cada vez más los ámbitos industriales donde el capital monetario no es tan importante como para ser automáticamente sinónimo de propiedad. Y eso, por práctico, me parece más anticapitalista que toda la teoría anticapitalista que he escuchado y leído en mi vida.

«Anticapitalismo práctico» recibió 18 desde que se publicó el lunes 3 de noviembre de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.