LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Lo más difícil de escribir una novela, por muy pulp que sea, es mantener el ritmo. El ritmo de trabajo y el ritmo de las tramas. Si intentas hacerlo en vacaciones supongo que será más fácil. Pero en las Indias no paramos ni en julio y por lo que pinta ni en agosto, así que para «Cómo perdimos el mundo» estoy ensayando una estructura inspirada tanto en la de las trilogías de William Gibson como en la lógica del «¿Qué hacer?» de Chernishevsky: tres conjuntos de personajes que representan en realidad tres modelos de resistencia a la descomposición, cada conjunto con su propia trama y móviles, pero -quién lo duda- conectados entre si aunque no lo sepan. Así que cada capítulo tiene tres tramas. Cada trama aporta a cada capítulo unas 2000 palabras. Pero 2000 palabras es demasiado para leer en el móvil (dispositivo desde el que nos leen casi un 40% de nuestros lectores). Así que lo divido en dos partes. Escribir 1000 palabras al día (más o menos) después de tantos años escribiendo diariamente no supone tanto esfuerzo. Así que la estructura es bien sencilla: cada capítulo tiene tres partes y cada parte dos entregas de unas mil palabras cada una. Cada mañana solo tengo que pensar como desarrollar 1/12 de capítulo… y escribirlo. Es divertidísimo. Y además, lo mejor es que tengo ayuda.

«Así se está haciendo: «Cómo perdimos el mundo»» recibió 0 desde que se publicó el Miércoles 31 de Julio de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.