LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Assange es el medio

Con Assange nunca es lo que parece. En esta nueva entrega del drama, Wikileaks es posiblemente lo de menos y la batalla de Correa con las petroleras anlgoamericanas lo central. Assange es solo el medio. El mensaje: el gobierno de Ecuador también sabe cómo convertir un conflicto judicial en un problema doméstico.

Si en su día nos había quedado claro por qué Assange y Wikileaks no nos hacen más libres y la «jugada Stratfor» mostró bien hacia dónde nos pretendía llevar en profesionalidad periodística y compromiso ético la recentralización de la agenda alrededor de los medios, la batalla por el asilo diplomático de Assange confunde a propios y extraños. Seguramente tenga muy poco que ver con la libertad de expresión o la relación entre Internet y los gobiernos.

Derecha e izquierda latinoamericanas parecen haber asumido en clave interna la decisión de Correa: en el fondo, según estas teorías, habría sido el desgaste de imagen democrática sufrido en la batalla jurídica y legal del presidente ecuatoriano con la prensa conservadora en manos de las viejas familias del poder, la que le habría impulsado a cierto «pragmatismo propagandístico».

La jugada del presidente andino sin embargo, tiene mucho más fondo. Se enmarca en su batalla contra las petroleras angloamericanas. Durante los últimos meses, el gobierno ecuatoriano habría descubierto que parte de la contraofensiva de las multinacionales estaba canalizándose «extrajudicialmente» desde Londres y bajo el discreto consentimiento del gobierno británico. Exfuncionarios británicos y empresas ligadas a los servicios de aquel país estarían canalizando, según fuentes ecuatorianas, fondos hacia grupos de oposición con la intención de desestabilizar la posición política del presidente y poner en jaque sus posibilidades de reelección. De este modo, las petroleras estarían ganando posiciones ante una negociación política con el gobierno de Correa amparada por el mismo gobierno británico. Una vieja forma de hacer de la diplomacia británica.

En ese complejo juego subterráneo la concesión de asilo diplomático a Assange supone un verdadero jaque mediático de Correa al gobierno de Cameron. La jugada política, que llega tras el fiasco de los juegos olímpicos más patrioteros desde Berlín 1936 y en el comienzo de una recesión económica que se apunta grave, advierte a Cameron que no define el terreno de juego en solitario. En el siglo XXI, la guerra asimétrica no es un monopolio de los países centrales. De hecho, para Correa, Assange es solo el medio. El mensaje: el gobierno de Ecuador también sabe cómo convertir un conflicto judicial en un problema doméstico. Por cierto, mucho más elegantemente y a menor coste.

«Assange es el medio» recibió 0 desde que se publicó el viernes 17 de agosto de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.