LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Aunque solo fuera por sus canciones…

Cantar juntos «hace comunidad». Desde la regla de San Benito a los movimientos obreros del siglo XIX pasando por los icarianos o el kibutz, la música compartida ha permitido vivir la emoción del «hacer juntos».

Prácticas en las Indias

En el mundo anglosajón el modelo mental de la comunidad sigue siendo la parroquia. En algunas expresiones del ateísmo 2.0 como «Sunday Assembly» la estructura de los eventos es prácticamente un calco de los servicios protestantes. Eso sí, en vez de cantar los Salmos, la asamblea comienza con algún tema bien conocido del pop británico cuya letra tiene relación con la conferencia del día. Los asistentes recibien la letra antes de entrar y como si fuera un juego, arrancan el evento cantándola todos juntos. En este video de «The School of life» podemos ver el mismo ritual antes de una conferencia de Alain de Botton:

la internacionalLa música coral, los himnos, las canciones «para cantar todos juntos» han estado siempre ligadas a la imaginación de lo común. Algunos historiadores como Henry Near creen que de hecho, es el único elemento comunitario que «se cuela» en el ultraindividualismo de la regla de San Benito. E incluso en los movimientos obreros del siglo XIX, la música, tanto bajo la forma de partituras que iban de mano en mano como de coros organizados por cooperativas y sindicatos, formo parte importantísima de una forma de socialización particular que a fin de cuentas tenía que preparar a sus miembros para tensar su cohesión en duras y larguísimas huelgas donde tendrían que comunitarizar sus pocos fondos y recursos. En ese ambiente «grandes temas» como «la Varsoviana» o «la Internacional», aparecieron espontáneamente no por decisión de ninguna asamblea o comité, sino como resultado de un mercado de partituras que reclamaba buenas canciones que les hicieran sentir la fuerza de lo compartido.

Cantemos

Cantar juntos «hace comunidad» porque permite expresar y vivir por unos minutos la emoción del «hacer juntos» mejor que ninguna otra actividad. No es ninguna novedad. Sabemos que nuestros queridos icarianos dedicaban la asamblea del domingo a leer y cantar en común. Y A. Guberman en uno de los más conmovedores informes sobre los movimientos juveniles que alimentaron el kibutz, escribía:

Le dije a mis amigos de buena gana me uniría a su movimiento, aunque solo fuera por sus canciones

«Aunque solo fuera por sus canciones…» recibió 2 desde que se publicó el Lunes 4 de Abril de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias