LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

«Bazar»: Guión ilustrado



Globalizarse es entender que hoy los potenciales compradores de tus productos y los proveedores de tu negocio están en cualquier lugar del mundo.

Sin embargo la mayoría de los mercados son así: una gran parte de la demanda se concentra en unos pocos proveedores, es lo que se llama la cabeza corta

Pero si nos fijamos bien, la mayor parte del mercado se distribuye a lo largo de un gran número de empresas, lo que se llama la «larga cola»

Pero aunque tengamos unos cuantos compradores potenciales y unos pocos proveedores ideales, si están repartidos por el mundo, el coste de encontrarlos a base de viajar y poner anuncios en prensa puede ser abrumador. ¿Por dónde empezar?

Por eso la «globalización de los pequeños» sólo empieza con la extensión de Internet cuando el coste de establecer comunidades y redes por todo el mundo prácticamente desaparece y pasa a dar igual el tamaño de tu demanda potencial, la puedes encontrar a bajo coste.

Aparecen entonces las llamadas «redes sociales» y los mercados B2B. Pero estos servicios tienen varios problemas importantes si queremos usarlos para globalizarnos.

En primer lugar, tienen un dueño que centraliza la red y que soporta un peso mayor cuantos más miembros tenga…


…por eso intentará por todos los medios monetarizarla y quedarse con lo que pueda de los beneficios que genera el mercado.

Pero además, como sabemos, las redes centralizadas son poco robustas, dependen de un único nodo y si este falla, la red se destruye.


Para rematar, la base de cualquier mercado es la confianza, necesitamos saber que aquel al que vamos a comprar es fiable, que alguien responde por él

La solución obvia es hacer red sólo con las otras empresas en las que confiamos porque nos conocemos ya y podemos hablar bien unas de otras. Lo malo es que así no nos globalizamos…

…a no ser que las distintas redes de confianza, los distintos «bazares» electrónicos, se conecten entre si, sin depender ninguno de otro, como en una red distribuida.


Para hacerlo no necesitamos a una gran empresa que de un servicio, sino un software que cada red de empresas instala y mantiene por si mismo. Si ese software es sofware libre, nadie dependerá de nadie, la red será robusta y el mercado global resultante no tendrá dueño, repartiéndose sus beneficios entre todos los que participen en él.

Y así es el proyecto Bazar: software libre para que las empresas compren, vendan y conecten en confianza globalmente en una gran red distribuida en la que puedan comerciar desde el primer día con cualquier lugar del mundo.

««Bazar»: Guión ilustrado» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 20 de Marzo de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.