LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Béla Bartók por el Cuarteto de Jerusalén

El viernes pasado, tuve el privilegio de disfrutar junto a Juan Ruiz, seguramente el erudito más discreto que haya conocido, de los Cuartetos nº 1, 3 y 5 de Béla Bartók, interpretados por el Cuarteto de Jerusalén, en la Sala Cámara del Auditorio Nacional.

bartok_belaBéla Bartók (1881-1945) es uno de los compositores más importantes del desaparecido Imperio austrohúngaro. Se le cataloga como húngaro a pesar de que nació en Sânnicolau Mare (hoy Rumanía) que entonces se llamaba Nagyszentmiklós, ciudad de la región del Banato donde convivían ciudadanos del imperio de cultura húngara, rumana y serbia. Hasta la II Guerra Mundial, también había muchas concentraciones de granjeros alemanes que fueron enviados a repoblar la zona a finales del siglo XVIII.

Cuando murió su padre (Bartók tenía 7 años) se trasladó a los distintos lugares donde su madre era destinada como institutriz. Eso, sus estudios musicales y en último término, el exilio, fueron la causa de que Bartok pasara parte de su vida en Vinogradiv (Ucrania), Bratislava, Budapest, París y Nueva York.

Empezó a aprender piano a los 5 años, a componer con 9 y dio su primer concierto con 11. Estudiando en Budapest conoció a Zoltán Kodály junto con el cual inició uno de los proyectos más importantes de su vida: preservar la música tradicional húngara. Eso les llevó a recorrer pueblos de Hungría, Rumanía y más tarde de toda Centroeuropa hasta Turquía, transcribiendo y grabando con un gramófono melodías y canciones tradicionales.

El sustrato que el análisis de la música tradicional dejó en él (Bartók es considerado uno de los fundadores de la etnomusicología) le convirtió sin duda en uno de los más complejos, inclasificables e interesantes compositores del siglo XX.

El cuarteto de Jerusalén

Jerusalem-QuartetSin entender mucho de música, no me cuesta adivinar la excelencia técnica necesaria para interpretar adecuadamente las obras de Bartók.

El viernes pasado, tuve el privilegio de disfrutar junto a Juan Ruiz, seguramente el erudito más discreto que haya conocido, de los Cuartetos nº 1, 3 y 5 de Béla Bartók, interpretados por el Cuarteto de Jerusalén, en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional. Su fama es completamente merecida, su virtuosismo como de otro planeta. Que de esos movimientos pueda surgir una composición tan magníficamente ejecutada da la impresión de ser, sencillamente, magia.

Alexander, Sergei, Ori y Kyril, componentes del cuarteto y discípulos del violinista Avi Abramovich, no pasan mucho tiempo en la misma ciudad, como podemos ver en su agenda de conciertos. Recomiendo guardarla y estar atentos a su próxima visita a una ciudad cercana.

A pesar de ser un regalo para los oídos que viaja por el mundo interpretando a los mejores compositores de la historia de la música, el Cuarteto de Jerusalén no disfruta de una cotidianidad tan plácida como se podría imaginar. Han sido el foco de protestas por parte de grupos antisemitas por todo el mundo, la más grave en 2010, en el Wigmore Hall de Londres, donde el concierto retransmitido en directo por la Radio 3 británica, fue violentamente interrumpido varias veces por activistas infiltrados entre el público.

BithBandPor supuesto que nadie sabe que opinan los intérpretes de la decisiones políticas del gobierno israelí, y tampoco importa. Es suficiente con que sean ciudadanos israelíes y considerados embajadores culturales de Israel, principalmente debido a su nombre, lo que facilita las cosas, pues nadie suele leerse la biografía completa de los músicos para saber donde ir a protestar. Es probable que si el cuarteto de Alexander, Sergei, Ori y Kyril llevará el nombre de Moscú, Islamabad o Alpha Centauri, no tendrían tantos problemas. También es probable que si un grupo de mongoles forma un cuarteto y decide llamarle «de Jerusalén» sufran el mismo tipo de acoso.

En cualquier caso, fue un placer, un honor y sobre todo un privilegio escucharles. Toda mi admiración y mis aplausos.

«Béla Bartók por el Cuarteto de Jerusalén» recibió 8 desde que se publicó el lunes 29 de febrero de 2016 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.