LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Celebremos la «liberación de las patentes» de Tesla, pero en su justa medida

Como siempre, el maniqueísmo en el debate de este tipo de temas es lo que termina alimentando las pasiones más de la cuenta, al punto de que la conversación va perdiendo racionalidad y se terminan tergiversando los hechos básicos.

Prácticas en las Indias

teslaComo era de esperarse, desde que Tesla Motors anunció la «liberación de sus patentes» el pasado 12 de junio, han corrido ríos de tinta. La iniciativa de la empresa californiana disparó un acalorado debate, en el que las opiniones que la glorifican como el comienzo de una nueva era del automóvil del código abierto son tan frecuentes como las que la demonizan como una simple movida de marketing que no tendrá impacto más allá de la cuenta de resultados de la empresa. Y por supuesto, dado que los coches eléctricos son vistos por muchos como la panacea que logrará resolver todos los problemas ecológicos del planeta, pues el anuncio ha tenido mucho más impacto que si cualquiera de las grandes empresas de la industria automotriz tradicional hubiese sido la que anunciara la liberación de sus patentes.

Como siempre, el maniqueísmo en el debate de este tipo de temas es lo que termina alimentando las pasiones más de la cuenta, al punto de que la conversación va perdiendo racionalidad y se terminan tergiversando los hechos básicos.

Yo por mi parte creo que a estas alturas, cualquier paso, por tímido que sea, que contribuya hacia un régimen de patentes menos draconiano es positivo. El anuncio de Tesla en sí mismo ha contribuido a difundir la evidencia de que las patentes no incentivan la innovación e incluso la obstaculizan. Ya eso por sí solo es positivo, pero también se ha llegado a decir que podría llegar a reforzar lo que parece ser un patrón de conducta que encontramos también en otros gigantes tecnológicos:

Puede que otras empresas estén observando [la estrategia de Tesla] con mucho interés. Apple y Google han declarado un cese al fuego en sus guerras de patentes de telefonía móvil. Y aparentemente Samsung quiere unirse a la tregua… estas empresas están descubriendo que las costosísimas batallas legales no son garantía de una compensación generosa.

teslaorange

Pero además es que la crítica más generalizada que se le hace a la movida de Tesla es absolutamente irrelevante: se le acusa de que la motivación que lleva a la empresa a liberar sus patentes es que el crecimiento del mercado del automóvil eléctrico es requisito fundamental para asegurar la supervivencia de la empresa a largo plazo. O sea, que no es una acción «esencialmente altruista»: como si de alguna manera el hecho de que la empresa se beneficie de ella anulase el mérito del impacto positivo que podría llegar a tener en términos de ampliación del mercado, reducción de costos de producción, y en definitiva, de generación de abundancia.

La crítica más interesante es que en la industria automotriz las patentes no juegan un papel tan crucial como otras distorsiones regulatorias que favorecen enormemente la producción masiva a gran escala, por lo que no cabe esperar que la abolición de las patentes del hardware automovilístico pueda contribuir demasiado a la transición hacia un modo distribuido de producción. Y además, el modelo específico adoptado por Tesla, al incrementar considerablemente el contenido digital-electrónico del automóvi,l podría llegar a hacer a la industria más susceptible de ser capturada por la tradición fuertemente establecida de propiedad intelectual en el mundo del software:

Para empezar, [los automóviles eléctricos] eliminan todo ese trabajo calificado y obsesivamente detallista que se requiere para elaborar adecuadamente un motor de combustión interna. Eliminan toda esa variabilidad de las partes que tienta constantemente al cliente a superarse tecnológicamente. El automóvil eléctrico tiene mucho potencial de convertirse por fin en el automóvil de un solo bloque y desechable, lo que lo hace demasiado importante como para que los fabricantes establecidos no lo incluyan en sus planes a largo plazo. Y lo que no es menos importante, aumentar el contenido digital-electrónico del automóvil los hace mucho más permeable a la tradición legal de la «propiedad intelectual» del software, que es mucho más onerosa que la que existe alrededor del hardware automotriz.

En definitiva: la «liberación de las patentes» de Tesla es interesante y vale la pena hacerle seguimiento, pero como siempre, atentos a los intentos en uno y otro sentido de manipular la narrativa con fines propagandísticos. Sobre todo cuando se trata de una industria que ha contribuido tan significativamente al aumento de nuestra calidad de vida, como a la centralización.

«Celebremos la «liberación de las patentes» de Tesla, pero en su justa medida» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 22 de Junio de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Alan Furth.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.