LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Christmas is all around me

Todo para su M.C.F.D. (Maratón Cinematográfico para Fiestas Delicadas)

Prácticas en las Indias

Oh boy!Cuando yo era pequeña, se oía a menudo la frase «si los chinos se pusieran de acuerdo para dar un salto al mismo tiempo, la Tierra se tambalearía y se saldría de su eje». Y eso es más o menos lo que está a punto de suceder cada año por estas fechas. Y es que cuando muchos (y digo muchos) millones de personas se ponen de acuerdo para hacer algo simultáneamente, lo mímimo que puede pasar es que la Tierra tiemble.

Las infraestructuras terrestres no están preparadas para la Navidad. La ONU debería hacer algo al respecto. Se dice que en Ipsion 9 lo tienen muy bien resuelto, es un planeta joven, por supuesto, y les encanta la Navidad, por lo que toda la inversión en infraestructuras se enfocó en ampliación de zonas comerciales, entradas y salidas de urbanizaciones desde las autopistas, refuerzo de transportes en las fechas clave y un montón de robots que te hacen todo tipo de recados y hasta te cuidan a los niños, todo para que la población ipsioniana se concentre como es debido en la preparación de suculentos platos, el envío de felicitaciones, la decoración de los hogares, el ensayo de canciones típicas y las compras para el amigo invisible.

Santa downPor el contrario, en la Tierra ya hemos visto lo que pasa todos los años, especialmente en el hemisferio norte. donde es invierno. En Bilbao, sin ir más lejos, el pasado día 24 suspendieron seis vuelos por un poco de viento. En Galicia se quedaron sin luz por lo mismo, y no hay año que en Estados Unidos no se quede gente atrapada en aeropuertos sepultados por la nieve.

Las consecuencias son fáciles de imaginar: unos dramas espantosos. Comida echada a perder y billetes carísimos que nunca se utilizarán. Madres disgustadas, novios decepcionados, hermanas sobrepasadas y niños histéricos. Un auténtico desastre. Por eso nos sentimos afortunados cuando el día se salda con un par de atascos, o cuando conseguimos llegar a destino a través de la tempestad un poco justos de tiempo pero sanos y salvos.

El espiritu de la NavidadDemos gracias a que existen los husos horarios. Pretender que todo el mundo haga la misma cosa en el mismo momento es muy divertido, pero tiene sus riesgos. Aunque también tiene una gran ventaja, y es que ha dado lugar a un género propio: la comedia romántica navideña. Aunque poco explotado, este género tiene mucho potencial incluso en la literatura, siendo Connie Willis la única que lo ha aprovechado de forma magistral. Como ella misma ha explicado varias veces, hay tres cosas que ama en este mundo: la comedia romántica, la Navidad y la Ciencia Ficción. Lo tenía chupado.

christmasdramaEn cuanto a la producción cinematográfica, Love Actually puso el listón tan alto que nadie parece querer esforzarse en superarlo. La mayoría de las comedias románticas navideñas tienen que ver con familias dispersas que se juntan en casa de los padres por Navidad, y en las que además de tratar con más o menos gracia las disfuncionalidades más comunes, aprovechan para presentar a una nueva pareja, confesar su homosexualidad o reencontrarse traumáticamente con el pasado. Por alguna herencia no deseada de Que bello es vivir, lamentablemente los guionistas son proclives a introducir elementos melodramáticos poco recomendables en épocas de indigestiones, nostalgias y nervios a flor de piel. Un error de enfoque, en mi opinión.

inigo-montoyaAsí que después de hacer un llamamiento a los cineastas del mundo para que apuesten por las producciones romántico-navideñas de comedia, invito a cada uno de los hogares unidos culturalmente por estas festividades a que desarrollen su M.C.F.D. (Maratón Cinematográfico para Fiestas Delicadas), un básico como el espumillón, la mayonesa o el cava, que se puede disfrutar desde la inútil tarde de Navidad hasta cualquiera de los días de inactividad general que terminan más o menos el Día de Reyes.

Las requisitos son muy básicos: El M.C.F.D. se debe componer de varios largometrajes, cortos o capítulos de serie que hagan reír y/o tengan final feliz. También sirven clásicos del terror y del suspense, sobre todo si el guionista tiene sentido del humor. No valen aquellas pelis en las que todo es muy gracioso hasta que se descubre que la madre tiene una enfermedad terminal, o el hijo está arruinado y abandonado por su mujer. El drama ha de ser incompatible con la Navidad. Ahí va mi M.C.F.D. y ¡Feliz Año!:

  • Love ActuallyLove Actually: La capacidad de está película para enamorar al público consiste, además de en unos actores que te llevarías a casa, en una conjunción magistral de momentos mágicos que no tienen, en algunos casos, nada que ver con la Natividad, simplemente ocurren en la dos semanas anteriores a la Nochebuena. La trama se compone de una serie de historias protagonizadas por parejas (que se forman, que están por formarse, que se se pudieron formar) alrededor de una boda, la fiesta de Navidad de una oficina, la función de Navidad de una escuela, un nuevo Primer Ministro que se convierte en héroe nacional por celos, una estrella del rock decadente que intenta llegar al nº1 y un escritor solitario que descubre el amor transnacional.

    Una serie de escenas, en realidad de lo más cursi, que nos conquistan al estar envueltas en glamour, belleza, buen gusto y un humor elegante y entrañable que no deja de reírse de cosas supuestamente serias, como el pique histórico entre Estados Unidos y Gran Bretaña, los escritores que se niegan a utilizar el ordenador, el adulterio o los escándalos de drogas de las estrellas del rock. No importa lo que yo diga. Es fantástica.

  • The Three Flavours Cornetto trilogy: Hay un genio británico poco conocido fuera de su país que se llama Edgar Wright, que tiene un amigo llamado Simon Pegg que a su vez tiene otro amigo llamado Nick Frost y una amiga productora llamada Nira Park. En realidad son todos amigos, se nota. Y también son amigos de muchos de nuestros actores británicos favoritos. Todos salen en algún momento de la Trilogía del Cornetto, aunque sea diciendo una frase. La pelis de la trilogía son:

    simon-pegg-nick-frost
    Estamos de acuerdo en que la imaginativa titulación de las distribuidoras españolas no ha contribuido a su difusión y valoración. Son geniales. Hay quién dirá que son facilonas y sin mensaje. Nada de eso. No hay nada más difícil que hacer reír superando lo escatológico y el ridículo. Y sí que tienen mensaje.

    Pero empecemos con la descripción de la trilogía. El punto de partida son tres escenarios típicamente ingleses en los que nada es lo que parece. En el primero (Shaun of the dead), un vendedor de electrodomésticos (Pegg) intenta recuperar a su novia, harta de su falta de ambición e inquietud intelectual y de su debilidad por un compañero de piso parásito y atrabiliario (Frost), sin haber superado la relación de su madre con su segundo marido. En realidad el tema es que una invasión zombi está asolando el planeta, pero los problemas de Pegg le impiden darse cuenta del desastre que le rodea.

    hot-fuzzEn la segunda, Hot Fuzz, un policía modelo (Pegg de nuevo) es trasladado a la fuerza por ser demasiado bueno a un pueblo de postal que ha ganado el premio al mejor pueblo del año no sé cuantas veces. Está amargado porque en un pueblo así no pasa nada más allá de un hurto en el super o la fuga de un cisne… pero en realidad pasa de todo.

    En la tercera, el líder de pandilla del instituto que se ha negado a madurar reúne a los miembros del antiguo grupo, ya maduros y asentados, para completar la mítica ruta de bares de su pueblo natal. Todos los bares, y todos los parroquianos parecen iguales, y es que en realidad esconden un terrible secreto.

    The pubHay varias cosas en común en las tres películas: «Nada es lo que parece», hay un Cornetto de diferente sabor en cada historia, una persecución a través de jardines traseros, unos diálogos de manual y todo gira alrededor de «el pub», que es lo más significativo de todo pues el pub sigue siendo el centro de socialización en Gran Bretaña.

    Y ahora vamos con el mensaje navideño, que solo se hace explícito en la última cinta de la trilogía: no queremos ser robots, no queremos homogeneidad, pulcritud ni parterres perfectos, ni siquiera a costa de una supuesta seguridad. No queremos que nos digan cuando tenemos que acostarnos, como si fuéramos niños. Queremos ser diferentes, beber hasta caer redondos y reírnos mucho. Preferimos soportar la suciedad, la falta de decoro, el ruido y a toda esa gente vulgar que no nos gusta con tal de conservar nuestra libertad.

    – What did he say?
    – He’s saying we’re a bunch of fuck-ups
    – Hey, it’s our basic human right to be fuck-ups. This civilization was founded on fuck-ups. And you know what? That makes me proud

«Christmas is all around me» recibió 6 desde que se publicó el Jueves 26 de Diciembre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.