LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cine en la jungla de asfalto

Algo falla en la educación si somos tantos millones de conductores de coches ( máquinas mucho más complicadas de utilizar que una máquina expendedora de cupones mensuales) y nos seguimos negando mayoritariamente a sacar entradas y billetes por internet, por ejemplo.

A pesar de que sigo sin verle sentido a los lunes, de que tengo trabajo para dos más como yo, de que al
salir me espera una visita a Ikea que me da temblor de piernas antes de llegar y de que casi me caigo
en una zanja, el Sol brilla radiante (con eclipse y todo) y el cielo está tan despejado que se ven islas en
el horizonte.

Torrente 3 ha batido todos los records de
taquilla. Quizá por eso este fin de semana las colas en el cine de mi barrio llegaban a la calzada, donde los agresivos conductores madrileños se contenían para girar un poco el volante y no atropellarlos en justo castigo por invadir su territorio.

De nuevo nos vino a la cabeza lo asombroso del rechazo casi total a utilizar las máquinas expendedoras de entradas que hay junto a la puerta de los cines. La verdad es que nos acercamos y no funcionaban, pero no creo que ese fuera el motivo. Cada primero de mes las colas ante las taquillas de las estaciones de metro para comprar el abono mensual asustarían hasta a los sufridores de consulados en el extranjero, cuando en las máquinas (vacías) la operación no supera los dos minutos y se puede pagar con tarjeta.

Nadie quiere a las máquinas. Por un miedo absurdo ante algo que sólo puede ahorrarnos tiempo, permitirnos ir con calma y evitar las situaciones tensas (muy habituales) que se crean en las colas (sobre todo en las del metro), algo que al final sólo puede hacernos la vida más fácil.

Que esto pase con las entradas del cine o el abono transportes es sólo un ejemplo de lo que ocurre a
todos los niveles por el miedo a lo desconocido y la pereza a la hora de aprender nuevos lenguajes.
Algo falla en la educación si somos tantos millones de conductores de coches ( máquinas mucho más complicadas de utilizar que una máquina expendedora de cupones mensuales) y nos seguimos negando mayoritariamente a sacar entradas y billetes por internet, por ejemplo.

Y tras irme por los cerros de ese pueblo tan bonito de la tierra de mis abuelos, me disponía a escribir sobre las tres pelis de este fin de semana la última de Wes Craven, El método y El mercader de Venecia pero tendrá que ser luego (si sobrevivo al intento de adecentar mi cocina en el laberinto sueco) porque se acaba mi jornada laboral y en estos casos (sobre todo si quedan jefes en la ofi) es muy recomendable salir corriendo.

«Cine en la jungla de asfalto» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 3 de Octubre de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.