LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cómo el EIIL está cambiando tu forma de ver el mundo

El jihadismo se ha dotado de una nueva forma de representar cartográficamente el mundo. Una forma de representación que le ha permitido repensarse y crecer más allá de lo que podíamos imaginar. Los medios parecen haberla aceptado, tal vez pensando erróneamente que resultaba menos inquietante para el lector europeo, acostumbrado al relato cartográfico nacionalista. Pero no podemos dejar de preguntarnos qué pasaría si comenzáramos a representar a Europa, sus conflictos, sus movimientos políticos y sus espacios comerciales de un modo similar.

Libros gratis de las Indias

comic del EIIS publicado en twitterSeguramente lo más triste del periodo histórico en el que vivimos es que las organizaciones más descompuestas, más destructivas, llevan la vanguardia en las formas de generación de consensos y relato social.

El jihadismo, hace más de una década, fue el primero en organizarse de forma realmente distribuida a gran escala. Aunque la presión de la propaganda norteamericana tras la muerte de Bin Laden hizo lo posible por borrar lo aprendido en diez años de netwar y algunos analistas volvieron a retratar a Al Qaeda como una organización «tradicional», lo cierto era que en ese momento la retirada americana había alimentado la descomposición en Iraq y el jihadismo ya había abierto un gran pasillo africano. Solo la mirada estratégica europea, y seguramente por motivos equivocados y desde contextos peligrosos, acertó a entender que la guerra había pasado a un nuevo nivel.

Mirad los mapas, no Facebook ni Twitter

twitter eiilOlvidaos de la máquina de propaganda virtual jihadista y de su capacidad de reclutamiento en medio mundo. Eso es ya rutina para una netocracia que lleva décadas en pie.

Sin embargo, en todo ese proceso, orgánico en una red como la yihadista, el modo de representación del territorio, del espacio -esa gran metáfora del poder– es fundamental para entender por qué el área de operaciones militares del jihadismo se ha expandido hasta un punto que parecía imposible hace tan solo unos años.

Los mapas son constructos culturales, formas de relatar que condicionan la forma en que vemos la realidad y cómo nos vemos en ella. La forma contemporánea del mapa, en la raíz misma del nacionalismo decimonónico, proyecta el ideal de la unión de territorio y destino colectivo. El mapa contemporáneo es una representación «política» del estado y sus aspiraciones (todavía me acuerdo cuando en el colegio distinguían entre mapas «naturales» y mapas «políticos»).

Durante la primera etapa de la emergencia del «Estado Islámico de Iraq y del Levante», el tipo de mapas que usaban los medios reproducían esta misma forma de representación:

estado-islamico-territorios-1 estado-islámico-territorios-2

Así, la representación cartográfica reforzaba la idea de «Estado» con la que el grupo jihadista adornaba su nombre, asociándolo a la idea nacional de estado. Pero, paradójicamente, los mapas que la propaganda del EIIL mostraba eran mucho más estilizados, enfatizando mucho menos el territorio que el control de las vías de comunicación y agua.

estado islamico estiliza

El mensaje político implícito sobre el propio grupo y su crecimiento reforzaba la idea básica de la netwar que ya habíamos visto en África: las fronteras no son tales, la gente vive en ciudades y pueblos que se comunican mediante caminos. Solo puede consolidar un poder el que puede moverse entre ellas porque controla los caminos. Controlar la movilidad, y con ella los abastecimientos esenciales, es la base de un poder flotante, ágil, agotador y resiliente. El territorio no interesa, es un espacio vacío, desierto (sin personas) y por tanto sin valor. Quien controla nodos y vectores es el verdadero estado y ese es hoy, de los límites de Alepo a los de Bagdag, un estado jihadista. El mapa del programa final, el gran Califato territorial, es solo una consecuencia, un desarrollo orgánico, un límite que se construye desde la red.

Unas semanas después, la forma hegemónica de relatar cartográficamente la guerra en Iraq por la prensa europea es un puro dibujo de nodos y vectores:

estado-islámico-vectores

El jihadismo se ha dotado de una nueva forma de representar cartográficamente el mundo. Una forma de representación que le ha permitido repensarse y crecer más allá de lo que podíamos imaginar. Los medios parecen haberla aceptado, tal vez pensando erróneamente que resultaba menos inquietante para el lector europeo, acostumbrado al relato cartográfico nacionalista. Pero no podemos dejar de preguntarnos qué pasaría si comenzáramos a representar a Europa, sus conflictos, sus movimientos políticos y sus espacios comerciales de un modo similar.

«Cómo el EIIL está cambiando tu forma de ver el mundo» recibió 3 desde que se publicó el Domingo 14 de Septiembre de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.