LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cómo la UE armó a los ayatollahs contra la revolución democrática y como los linuxeros la burlaron

Cómo los linuxeros empoderaron los movimientos democráticos, desnudaron la hipocresía europea y volvieron obsoleto el apoyo de los sistemas de inteligencia occidental

Cuando a principios de esta década empezamos a señalar hacia la disidencia China, uniendo las primeras señales de la Sociedad de Control en Europa con el primer ciberactivismo democrático en aquel país, muchos nos tomaron por locos. No hablemos cuando en 2005 los ciberpunks repartían volantes y hacían pequeñas manifestaciones en apoyo a los blogueros iraníes.

En 2004, con el trauma del 11M todavía a flor de piel, era importante señalar cómo era precisamente el impacto de una esfera deliberativa en Internet que agrupaba a las segundas generaciones en Europa y a las clases medias emergentes en los países de origen, lo que erosionaba el auge del yihadismo. Y advertíamos que:

El proyecto europeo si se liga a una lectura conservadora de la propiedad intelectual y la identidad común sería un freno hoy para Europa. Un freno que es además un peligro y un aliado objetivo de las fuerzas contrarias a la globalización de las libertades, el conocimiento y el desarrollo que operan en el mundo áraboislámico.

Como se vió después, nada más congruente que el que la misma Europa que trataba de controlar Internet contra el P2P, fuera la que este mismo año vendiera al gobierno iraní, a través de compañías como Nokia y Siemens, la tecnología de intercepción y censura que el gobierno demandaba para hacer frente al creciente espíritu contestatario de la red. Y es que como Rory Cellan-Jones, el corresponsal tecnológico de BBC aseguraba hace tan sólo tres días:

El gobierno iraní lucha por competir con una oposición que apela a la gente utilizando las habilidades propias de una de las comunidades blogueras más vibrantes del mundo, llena además de tipos que manejan la tecnología con desparpajo.

¿Y quién mejor para proveer las respuestas tecnológicas que la cada vez más represiva Sociedad de Control occidental? Como se planteaba John Robb:

Basicamente, si los gobiernos occidentales no generaran una demanda de tecnologías de la represión civil, estas no se convertirían en productos ni podrían ser vendidas a esos regímenes (o al menos serían mucho menos funcionales y mucho mucho más caras).

La primera resistencia democrática global

Pero el mundo teki, el del software libre y la crítica por el código, tampoco se ha quedado quieto en estos años. En 2003 Natalia Fernández nos relataba ya cómo la mismísima CIA empeza a invertir en empresitas de software libre para aprender del otro lado.

Proyectos como Tor, un proxy libre que garantiza la navegación anónima a usuarios de escritorios linux, son en estos días el arma fundamental para mantener el pie la inmensa blogsfera iraní, un entorno deliberativo masivo que representa y aglutina el debate en la sociedad civil. Desde hace semanas, por todo el mundo, se levantan nuevos servidores Tor para apoyar a los blogueros iraníes.

La impotencia del estado para frenar la conversación en los blogs muestra la contradicción de muchos de estos países. Obsesionada por ganar la soberanía tecnológica para el estado y sus empresas, China pasó sistemas estratégicos a linux en 2002, incentivando de paso su uso civil. Pero la soberanía que ofrece el software libre no es sólo política o económica. Es también personal, como están descubriendo los jerarcas iraníes.

Una vez más, Europa y EEUU deberían sacar lecciones y aplicarse el cuento. No caben asimetrías en el mundo en red. Todo viene en un pack. Libertad y soberanía, empoderadas por herramientas libres, son para todo y para todos, o si se persiguen con éxito, para ninguno en ningún lado. No caben medias tintas. Toda restricción que consigan imponer en Europa y EEUU en nombre de la mal llamada propiedad intelectual debilitará irremediablemente a la democracia en el mundo. Toda la tecnología de control que consigan desarrollar acabará fortaleciendo a las fuerzas más oscuras de cada estado, en EEUU, en España o en Irán.

Sólo la defensa a ultranza y sin límites de la libertad es sensata en estos tiempos. Y a fin de cuentas, como dijo Benjamin Franklin:

Cualquier sociedad que renuncie a un poco de libertad para obtener algo de seguridad, no se merece ni libertad ni seguridad, y acabará perdiendo ambas.

«Cómo la UE armó a los ayatollahs contra la revolución democrática y como los linuxeros la burlaron» recibió 0 desde que se publicó el jueves 25 de junio de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.