LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cómo llevar grandes filósofos políticos al debate social actual

El «pastiche» es una técnica útil para introducir en el debate político en Internet, degradado por la cultura de la adhesión y el sectarismo, voces mucho más potentes y con más alcance que las que acaparan el discurso mediático.

filosofos abundancia y comunidad
Hacia tiempo que queríamos traducir «Las posibilidades económicas de nuestros nietos». No solo porque todo el trabajo de Keynes haya pasado este año a Dominio Público. Es un texto básico para entender que la idea de abundancia y lo que en última instancia significa, siempre ha estado presente en el debate social sin ser propiedad exclusiva de una supuesta línea «profética», como suele argüirse respecto a Marx.

conocimiento madre de la abundanciaCuando lo hicimos nos dimos cuenta de que, al público al que nos pretendíamos dirigir buena parte del sinuoso y sutil argumentario keynesiano le llevaba a descarrillar y abandonar la lectura en vez de a avanzar suavemente hacia las conclusiones, como pretendía el autor con sus contemporáneos. Así que ni cortos ni perezosos cogimos las tijeras y decidimos publicar no una traducción sino, en realidad, una colección de extractos que podían leerse como un texto único original.

La edición tuvo un sorprendente éxito tan pronto como la publicamos y alcanzó cierta «viralidad» en la red. Algo raro para un autor fallecido hace setenta años, como Keynes. Inevitablemente nos preguntamos por qué y la respuesta que se nos ocurrió fue que, el texto tenía una originalidad en la que no habíamos caído: habla a las generaciones presentes, les plantea algo que según Keynes, ya debería estar al alcance de la mano y que podría ser por tanto parte de las metas y los objetivos de las generaciones actuales.

Así que al día siguiente hicimos lo mismo a partir de uno de los libros más importantes de Martin Buber, «Caminos de Utopía», acogiéndonos al derecho de cita para traducir, seleccionar, extraer y a veces reordenar, aquellas partes del texto que hablan de todo lo que Buber aprendió de los teóricos de la revolución del siglo XIX y XX para crear su propio modelo de transformación social. De nuevo el texto resultante fue enlazado, reenviado y compartido con un ímpetu más propio de la exclusiva de una «blogstar» que de un filósofo de otros tiempos al que ya ni siquiera se nombra en secundaria. Al día siguiente utilizamos de nuevo el formato con uno de los principales libros de Dewey.

futurismoPero después queríamos seguir con Marx. Y ahí ya no podíamos limitarnos a una obra o unos apuntes. No se trataba solo de hacer una selección asequible del famoso «fragmento sobre las máquinas» de las Grundisse que alimenta desde hace años miles de seminarios más o menos esotéricos. No tenía sentido traducir el camino tecnológico hacia la abundancia que Marx había entrevisto en sus momentos más lúcidos en la biblioteca del Museo Británico sin incorporar también algunos pedazos de otras obras que explicitaban lo que la abundancia significaba para él. Estábamos condenados al «pastiche».

Y no es menor el hallazgo de que el pastiche sea un género a rescatar. Es triste que la definición de la RAE, siempre atenta a los miedos rentistas de los académicos, lo reduzca a la triste finalidad de «la imitación o el plagio». La definición sin embargo es bastante certera en su descripción como técnica: «tomar determinados elementos característicos de la obra de un artista y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente». El pastiche es la esencia de ese conjunto de tecnologías que Bourriaud llamó «Postproducción» para explicar la evolución de las artes plásticas desde los años 70 hasta hoy.

maria embotellando cervezaTras Marx, el pastiche nos permitió dar la palabra a Zamenhof y a Foucault sin tener que añadir toneladas de notas o largas introducciones aportando contexto. Finalmente, aunque a base de citas de una única obra, incorporamos a la misma serie a Dreikurs y Camus.

El resultado final es «El futuro aquí y ahora», un pastiche orgulloso de serlo que, aunque tal vez crezca todavía con algún nuevo capítulo, se encamina ya a convertirse en un pequeño librito electrónico de más o menos diez mil palabras. Apto no solo para organizar algún buen seminario en el Club, sino también para introducir en el debate político en Internet, degradado por la cultura de la adhesión y el sectarismo, voces mucho más potentes y con más alcance que las que acaparan el discurso mediático.

«Cómo llevar grandes filósofos políticos al debate social actual» recibió 6 desde que se publicó el Domingo 31 de Julio de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.