LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cómo se construyen los grandes grupos empresariales: cinco lecciones para cooperativas

Los ecosisistemas emprendedores, ligados a grupos o entornos empresariales y académicos generan patrones comunes de los que hemos de aprender.

Gracias a nuestro trabajo a lo largo de la última década y especialmente en los últimos años, hemos entrado en relación con algunos de los sistemas más exitosos de generación de empresas y desarrollo local. La primera conclusión a la que cualquiera puede llegar es que grupos industrial-académicos, como el TEC en Monterrey o MCC en Guipuzcoa, forman ecosistemas emprendedores con ciertos patrones comunes cuyo resultado final es una tasa de éxito notable en el lanzamiento e incubación de nuevas empresas.

Sin entrar en el resultado de los estudios comparativos de buenas prácticas como los que realiza la «Garum Fundatio», cinco elementos han llamado nuestra atención en las experiencias que hemos conocido ya en media docena de grandes organizaciones a lo largo de nuestra trayectoria como consultora en las Indias. Contradicen algunos tópicos frecuentes sobre la incubación y formación de negocios. Ideas como que «el plan de negocio lo es todo» o que «el acceso al mercado queda para el segundo año» son, en el mejor de los casos, verdades a medias.

Cinco elementos que no suelen verse a primera vista

  1. El plan de negocio es fundamentalmente un ejercicio que sirve a probar la autodisciplina de los emprendedores y su capacidad de abstracción y planificación. Es parte de un ritual de iniciación en la responsabilidad con los accionistas, el mercado y el trabajo. Para empresas pequeñas no orientadas al mercado de gran consumo sino a productos nuevos o a mercados empresariales o locales, pretender calcular la demanda es cuando menos aventurado. Por eso las metodologías más útiles para esos casos, que son la mayoría, son, a nuestro juicio, las que se centran en las tareas y objetivos de los emprendedores, como la conocida como «plan de negocio de una página».
  2. Igualmente, la incubación es en realidad una fase de tutorización de procesos y generación guiada de agendas, donde se empoderará a los emprendedores con herramientas al tiempo que se evalúa su capacidad para responder a las propias necesidades del negocio. Una vez más: autodisciplina y responsabilidad.
  3. El momento clave es la presentación por los tutores del proyecto para su financiación. No sólo por la financiación en si misma, sino porque será una señal sobre dos elementos que a las finales son la clave del éxito:
    • El compromiso de los emprendedores con su propio proyecto
    • El grado de sinergia con las empresas existentes dentro del grupo empresarial (cooperativo o no) que fomenta el proceso de incubación. Esta es a nuestro juicio la clave de que los entornos privados de generación de empresas obtengan más resultados que los esfuerzos llevados a cabo por universidades independientes o administraciones públicas.
  4. Esta financiación no ha de surgir en su totalidad de los fondos propios del grupo empresarial promotor, sino de decisiones de agentes e inversores externos, lo que asegura una mirada independiente sobre la viabilidad de los proyectos.
  5. Las empresas ligadas o pertenecientes al grupo promotor han de entender la señal de tutores y financiadores y preferir proveedores nuevos, nacidos en la red interna a proveedores externos, aprovechando y desarrollando sinergias de grupo como objetivo consciente y práctica cultural.

Conclusiones

Para desarrollar el Grupo Cooperativo de las Indias:

  1. Necesitamos un sistema de incubación virtual que vaya más allá de la Escuela de Indias y que asegure la monitorización y apoyo a los emprendedores que quieran unirse al grupo. Este sistema ha de incluir las herramientas de conocimiento y tecnológicas punteras liberadas por Garum de entre las mejores prácticas de la cadena de valor del emprendimiento, desde Bazar a las prácticas destiladas por la Red Garum pasando por las herramientas novedosas de e-learning.
  2. Debemos apoyar e impulsar con todas nuestras fuerzas y como objetivo prioritario un sistema de financiación independiente que nos de el contrapunto a nuestras propias elecciones y del que puedan beneficiarse los emprendedores de cooperativas asociadas y sociedades limitadas susceptibles de incorporarse al grupo.
  3. Nuestro foco debe estar en aquellos emprendimientos cooperativos que puedan suplir demandas de la estructura ya existente. En este momento, por ejemplo, necesitamos traductores, editores multimedia, gestores y contables, diseñadores web especializados en CMSs libres, desarrolladores de software libre, servicios editoriales, captadores de fondos para proyectos sin ánimo de lucro, etc. Se trata de que la demanda generada por la Sociedad de las Indias, El Arte, Gaman, los proyectos que desarrollan para clientes y las organizaciones de nuestro entorno, aseguren por si mismas un suelo de facturación a los nuevos emprendimientos, de modo que su inserción en el mercado sea menos dramática y requieran menor financiación.

«Cómo se construyen los grandes grupos empresariales: cinco lecciones para cooperativas» recibió 0 desde que se publicó el sábado 27 de agosto de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.