LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Consejeros y Dogo

¿Qué es el “Consejo de panadería”? ¿Qué funciones tiene el Dogo indiano? En el nuevo año indiano ambas instituciones se verán reforzadas con nuevas funciones acorde con el crecimiento de nuestros proyectos.

La filé indiana ha ido paulatinamente adaptándose a lo que aprendíamos y transformándose según la estructura de los Artes. Pero si nuestra mesa de trabajo está formada por aprendices, compañeros y maestros, nuestra conversación es necesariamente más amplia. Muy pronto entendimos que necesitábamos un contrapunto crítico, abrir nuestra conversación cotidiana y nuestras ideas a un grupo más amplio de personas, provinientes de campos muy diversos, que fuesen capaces de vernos desde fuera.

Esa es la idea de la doble estructura característica de nuestro modelo.

Por un lado tenemos nuestras asambleas, formadas por los indianos, el verdadero poder ejecutivo, encabezadas y representadas por nuestra gobernadora. Pero por otro lado tenemos el Consejo de panadería, formado por siete consejeros elegidos anualmente por el demos y encabezados por el Dogo.

A diferencia de muchos consejos de administración de sociedades anónimas, el Consejo de panadería no es un mero coro griego. No está para aplaudir, igual que el Dogo no está para figurar. Uno y otro forman el nervio que mantiene viva y orienta nuestra deliberación. Y seguramente haya que aclararlo: la deliberación es una conversación abierta, en plurarquía, que trata sobre un universo de temas que van desde los aspectos teóricos de la filé a las líneas de negocio que seguiremos en el próximo año. Es decir, no decide en lo concreto, pero delimita un terreno de discusión. De ellos se espera que aporten ideas, pero también que ñasquen si nos dejamos llevar por visiones chovinistas, autocomplacientes o que nos encierren en nosotros mismos.

Por eso, la armonía entre las asambleas y el Consejo son la medida de la buena salud indiana. Y de hecho, es esa armonía, la que nos permite dar un paso importante. Si hasta ahora el Dogo era, en tanto que cabeza del Consejo el representante exterior de nuestra deliberación, ahora nos planteamos ir más allá.

En el séptimo año de la fundación de las Indias pretendemos apoyar con pequeñas participaciones de capital, algunos proyectos que, por unas causas u otras nos parecen especialmente interesantes. Aunque por ley esas participaciones no pueden pasar del 10% -y en la práctica serán incluso menores- es más que probable que los indianos seamos invitados a participar en más de un consejo de administración (si la empresa es una SL) o asamblea cooperativa (si es una cooperativa de segundo grado). Y es nuestra intención invitar a nuestro Dogo a ser nuestro representante en ellas, aportando no desde la lógica de nuestra propia gestión, sino desde la visión amplia de nuestra deliberación.

«Consejeros y Dogo» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 8 de Octubre de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.