LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Crisis de las escalas existencial o el lado oscuro de la trama

Esa falta de tramas comunitarias puede tornarse peligrosa. Porque las vidas sin relato y sin proyecto acaban siendo vidas infelices

La semana pasada Pablo escribió un post totalmente recomendable en el que partiendo de la producción industrial en masa y sus consecuencias para la identidad (tanto personal como colectiva) comenta la diferencia entre fabricantes y makers para iniciar una reflexión sobre si «la progresiva búsqueda por parte de muchos de nosotros de la fusión entre nuestro bricolaje y nuestro trabajo, la búsqueda del trabajo vocacional desde una perspectiva hacker corre mucho peligro de ser capturado por el dilema del hobby».

El post hay que leerlo con calma porque está muy bien, pero a mi en realidad lo que me removió y me dio ganas de escribir fue la cita de Anatema, uno de esos libros que (a pesar de la paja que siempre tienen los libros de Stephenson y de la que culpo al editor y no al autor) dejas siempre a mano como una biblia. Uno de esos libros en los que no paras de pensar que Stephenson escribió para ti y solo para ti, como en una especie de conexión cósmica.

sí que miraba fascinado a esa gente en sus mobes e intentaba concebir cómo era su vida. Miles de años antes, el trabajo de la gente había sido subdividido en empleos rutinarios para organizaciones donde la personas era piezas intercambiables.

Así debía ser; así era como se organizaba una economía productiva. Pero era fácil detectar una voluntad oculta tras esa situación: no exactamente una voluntad malvada, pero sí una voluntad egoísta.La gente que había conformado ese sistema sentía celos, no del dinero ni del poder, sino de las tramas. Si sus empleados hubiesen vuelto a casa cada día con historias interesantes que contar, entonces es que algo habría salido mal: habría habido un apagón, una huelga, un asesinato en masa.

Los Poderes Fácticos no podían consentir que otros tuviesen tramas propias a menos que fuesen historias falsas inventadas para motivarlos. Las personas que no podían vivir sin una trama habían acabado en los concentos o en trabajos como los de Yul. Los demás tenían que buscar más allá de su trabajo para sentir que formaban parte de una narración, razón por la que suponía que los seculares estaban tan preocupados por los deportes y la religión. ¿Cómo si no podías sentirte parte de una aventura? ¿De algo con un comienzo, un nudo y un desenlace en el que tuvieras un papel importante?

tiene miga la cosa 03La cita sigue pero lo que me interesa está ahí. Y sigo la cita con la pregunta ¿y que pasa con toda esa gente que rechaza la religión (o siente necesario rechazarla como parte de su identidad) y ni practica deporte (o lo hace moderadamente) ni es seguidor de ningún equipo?

Les queda el relato nacionalista, pero en muchos casos no es suficiente, como a menudo tampoco es suficiente el deporte ni la religión. Quizá responda a una crisis de las escalas identitaria. El mito nación o el catolicismo son demasiado universalistas y al final, demasiado ajenos para la mayoría, sobre todo porque los que pintan algo ahí no son capaces de mantener las referencias ni la unidad en el discurso, así los fans se le desaniman a cualquiera.

Y esto no viene de ayer, pero creo que con la crisis y la descomposición, esa falta de tramas comunitarias puede tornarse peligrosa. Porque las vidas sin relato y sin proyecto acaban siendo vidas infelices. En abundancia todo se resuelve porque la vida es así de sabia y crea todo tipo de cosas estupendas que hacen sentirse a la gente más feliz, aunque sea por un ratito. Pero cuestan dinero. Y sin dinero, sin siquiera un trabajo alienante, sin siquiera productos estandarizados fabricados en masa, con el entorno hecho unos zorros y los mitos universalistas haciendo aguas… Las tramas son como la magia, las hay buenas y malas y ya sabéis que al diablo cuando no tiene nada que hacer le da por hacer no sé qué con el rabo.

«Crisis de las escalas existencial o el lado oscuro de la trama» recibió 3 desde que se publicó el Lunes 11 de Noviembre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.