LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Crisis, redes y umbral de rebeldía

De haber existido conocimiento mutuo entre los bancos, de haber sido una red realmente distribuida, la crisis no hubiera llegado a estallar. Es la topología de red de las relaciones entre los bancos la que ha de reformarse y no tanto la innovación -por otro lado imparable e indomeñable- de los productos financieros

Mucha gente me pide que escriba una explicación de la crisis financiera -y ahora bursatil- desde desde la perspectiva de redes. Parece que la nueva moda es combinar la palabra crisis con todas las que se nos ocurran. Se me antoja que en esta pasión por la crisis hay mucho de voluntad de castigo, como en la supuesta crisis ecológica. Una voluntad de castigo que produce profecías autocumplidas, un tema en si precioso que el recien nobelizado Paul Krugman trató en muchísimos artículos.

Pero la clave de esta crisis está en la Economía de la Información. Es la opacidad de los fondos la que creó la llamada burbuja subprime y la que hizo que los bancos no se prestaran entre si ya desde finales del segundo trimestre del año pasado, haciendo más que previsible -como contábamos en el editorial de Navidad de las Indias– lo que ahora está pasando. El modelo de los limones que relataba hace años en Microeconomía del Amor es una descripción exacta de por qué los bancos no se fiaban unos a otros.

¿Y las bolsas? No hacen falta redes para explicarlo. Juan lo cuenta muy bien en la misma lógica:

La Bolsa cayó la semana pasada básicamente por el lag entre el anuncio de las diferentes formas de resacate y su puesta en práctica.

Sabemos que ese rescate va a poner en evidencia a los bancos malos y premiar a los buenos. Pero como no sabemos cuales son unos y otros, los inversores venden bancos para estar posicionados para cuando se disipe la falta de información y comprar bancos.

Pero si los bancos caen, los inversores piensan que todos están mal y que las medidas tomadas para que funcione el crédito y se rehagan las demás empresa de la economía real, no van aser suficientes. En consecuencia venden también los demás valores.

Y como hace notar, lo que sigue haciendo falta es ese strip-tease de los (anglo)bancos, ahora ya forzado por la misma lógica de los rescates que reclama desde el verano de 2007:

todo se debe a la falta de información sobre la situación de los bancos. Si esta se disipa, tal como parece que puede ser el caso , todo comenzará a fluir razonablemente otra vez.

Y la verdad, es que la teoría de redes sociales podría explicar por qué los bancos no comenzaron por si mismos a hacer ese strip-tease y confesar sus estados reales mientras aún estaban a tiempo. Es sencillo y estaba precisamente en los modelos de Chew y Urrutia. Se llama umbral de rebeldía…

Explicar porqué no ocurrió y se hizo en cambio necesario entrar en el mundo de los planes de rescate, no parece aportar en exceso ahora, pero precisamente puede ser la clave para el rediseño de las reglas del juego financiero. Claves infinitamente más útiles que el mero regular por regular en la esperanza banal de que un mundo financier cuasi reestatalizado sea una balsa de aceite.

La moraleja final es que de haber existido conocimiento mutuo entre los bancos, de haber sido una red realmente distribuida, la crisis no hubiera llegado a estallar. Es la topología de red de las relaciones entre los bancos la que ha de reformarse y no tanto la innovación -por otro lado imparable e indomeñable- de los productos financieros

«Crisis, redes y umbral de rebeldía» recibió 0 desde que se publicó el Martes 14 de Octubre de 2008 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.