LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cromatografía de reyes

Para que una historia se convierta en tradición hace falta empaparla con las creencias del entorno

representación medieval de los reyes magosCuenta la leyenda que cuando nació el niño Jesús, tres reyes magos fueron guiados por la estrella de Belén hasta el lugar del nacimiento. Los reyes magos le entregaron al niño tres regalos: oro, mirra e incienso.

Los regalos que los Reyes Magos le hacen al niño Jesús también tienen un significado: el oro representa la naturaleza real del niño Jesús, el incienso representa su naturaleza divina, el incienso es una forma de alabar a Dios. Y la mirra es un compuesto que en esa época se utilizaba para embalsamar a los muertos, era una representación de la muerte futura del niño Jesús.

Según las descripciones de los Reyes Magos, Melchor era una persona de bastante edad, tenía el pelo y barba blanca, fue el rey mago que entregó el oro. Gaspar es un señor que tiene la piel morena y fue el que le entregó al niño Jesús el incienso. Baltasar era negro, tenía avanzada edad y le regaló mirra al niño Jesús.

Esta historia, como toda historia, fue ganando distintos matices y colores hasta llegar a las referencias actuales. Y es que para que una historia se convierta en tradición hace falta empaparla con las creencias del entorno.

Las primeras referencias

mosaico bizantinoSi bien la biblia nos habla de los reyes (San Mateo 2:1-12) la misma no nos dá mayores pistas y no hace referencia a creencias o características físicas. En realidad la biblia hace referencia únicamente a astrólogos (magoi) que venían de oriente.

Fue en el siglo III, gracias a Orígenes, que se interpretó que los regalos nombrados en los Evangelios de San Mateo indicaban que los astrólogos debían haber sido también tres. Los atributos reales fueron un aporte de Tertuliano, que fue el primero en denominarlos reyes, él dijo «se ha sostenido que los Magos eran reyes de Oriente».

El término «Magos de Oriente» apunta hacia el zoroastrismo dominante en Persia en la época en la que se publicó el Evangelio.

Las primeras referencias físicas y de los nombres de los Reyes Magos datan del siglo VI, gracias a un mosaico bizantino realizado en Rávena, en donde cada personaje tenía una inscripción que indicaba sus nombres; «Balthassar», «Melchior» y «Gaspar». Melchior aparecía representado como un joven que portaba el incienso; Gaspar como un hombre anciano y canoso portador de la ofrenda del oro; y Baltasar con barba oscura y de tez blanca portando un recipiente con mirra. Los tres llevan un gorro frigio, símbolo de los «pater» mitraicos, en esa época ya desaparecidos en Occidente pero hegemónicos en Persia.

Propaganda evangelizadora

Reyes Magos de OrienteEn el siglo XVI, el descubrimiento de otras tierras y culturas junto con la necesidad de evangelizar los pueblos hicieron que se identificase a los tres Reyes Magos como los tres hijos de Noé (Sem, Cam y Jafet), que en el Antiguo Testamento representaban las tres partes del mundo y las tres grandes razas que lo poblaban. Melchor se convertiría en símbolo de los descendientes europeos de Jafet, asociados a las ofrendas del oro. Gaspar, rubio y de vello escaso, simbolizaría así a los semitas de Asia, asociados a la ofrenda del incienso. Baltasar, negro y barbudo, representaría a los hijos africanos de Cam, relacionados con la ofrenda de la mirra.

Para los americanos, chinos y japoneses no hay referencias, quizás no era bien visto inventar nuevos reyes y mucho menos inventarle nuevos hijos a Noé. El único intento fue el de una pintura portuguesa en la cual se remplazaba al rey negro Baltasar por un jefe indio amazónico.

Proveedores de juguetes

Poco a poco, diversos comentaristas y artistas a través de la historia fueron reforzando la teoría de «los tres Reyes Magos de Oriente» otorgándole a cada personaje una historia, un carácter y un color. Y a partir de la segunda mitad del siglo XIX un nuevo atributo: juguetes para los niños. Por cierto, que en esa nueva función, Baltasar -ya negro- sería el encargado de castigar a los niños traviesos, en clara competencia con Knecht Ruprecht.

Pero como buena historia, se sigue ajustando a las tradiciones populares y las ofrendas a los niños se han extendido a cada casa, y en cada pueblo se representa con hermosas cabalgatas un día antes de reyes. Pero los regalos solo son para los peques que se han portado bien, de lo contrario, les llega carbón.

La historia de los Reyes Magos es un hermoso ejemplo de las adaptaciones culturales que viven muchas historias, que más que instrumentos de devoción, son para disfrutar. ¿Y tú, te has portado bien?

«Cromatografía de reyes» recibió 1 desde que se publicó el lunes 6 de enero de 2014 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Mayra Rodríguez Singh.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.