LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

¿Cuándo tendría sentido bitcoin y cuándo una moneda local?

La tecnología de bitcoin tendría que modificar su lógica deflacionista, pero la idea p2p es genial. Ahora, cuando podamos identificar un espacio virtual en el que todos los miembros realizan casi la totalidad de sus transacciones con otros miembros que a su vez pueden decir lo mismo, entonces puede que empiece a ser viable y eficiente. Cuestión de escala.

bitcoin-moneyMe ha llamado la atención el debate a partir de las noticias de captura de bitcoin (un 82% del tráfico de bitcoin habría pasado por un solo operador, que por tanto tenía poder sobre el precio de la divisa). La idea de fondo en el debate era cuándo tenía sentido crear una moneda y por quién.

La idea de una moneda P2P es distinta de la de una moneda local.

La moneda local asume ser ineficiente y hace de esa ineficiencia su argumento: toda moneda supone una traba para la compra de productos no nominados en esa moneda. Si creamos una moneda local en Bilbao y todo el mundo la usa, es probable que se compren más cosas hechas en Bilbao que fuera. Eso sí, si comparamos al final del año lo que tenemos cada uno, resultaría que de haber usado una divisa de amplio uso (haber seguido con euros o dólares, por ejemplo), seguramente cada uno de nosotros podría haber comprado más cosas o cambiar sus ahorros por más cosas (que es lo mismo). Y esas ineficiencias serán mayores cuantas menos cosas distintas se produzcan en Bilbao. Si tenemos que importar más cosas, estaremos asumiendo más riesgos de cambio, más costes de transacción, etc. y por tanto siendo más ineficientes porque haciendo lo mismo tendremos menos y dedicaremos más a cubrir esos costes.

Pero ese no es el espíritu de bitcoin o de una moneda p2p. La moneda p2p pretende ser eficiente y que su precio se dirima exclusivamente en el mercado (es p2p, no hay banco o autoridad monetaria central). En teoría ganaría de hecho eficiencia respecto a una divisa nacional porque eliminaría el efecto de las capturas de los bancos centrales por los grandes bancos y el tejido financiero.

Pero en el caso de bitcoin eso olvida algo importante: no hay una economía nominada en bitcoins. Gente que se levanta cada mañana para ir a un trabajo cuyo salario se paga en bitcoins, que va luego a la compra y la paga en bitcoins y cuyas facturas -también en bitcoins- van contra una cuenta corriente en bitcoins. Así que… bueno, a día de hoy, los bitcoins son básicamente un peculiar producto financiero. Y de hecho como incluso hay pocos sitios donde se pueda comprar en bitcoins y unos cuantos operadores concentran el tráfico resulta que la moneda es capturable: un único operador o un pequeño grupo de ellos puede modificar su tipo de cambio. Como los estados con las divisas y algunos especuladores en momentos determinados. Osea, bitcoin a día de hoy es hacer un pan con unas tortas.

Bitcoin, por su diseño deflacionista, todavía tiene más críticas posibles. La más evidente y sencilla es la de Krugman, pero la moneda está tan poco desarrollada hoy, es decir, está tan lejos de representar una economía real al modo en que lo hace el peso uruguayo o el dirham marroquí, que realmente ni siquiera es operativa, solo se comprobaría la crítica si llegara a hacerlo.

¿Y entonces cuándo tiene sentido una moneda? Cuando el espacio económico en el que opera realiza la mayor parte tanto en diversidad como en cantidad de las transacciones dentro de si mismo. Es decir, hay una escala óptima de mercado a partir de la cual una divisa es viable. Esa escala de mercado tiene que ver lógicamente con la productividad de esa economía y con la diversidad de cosas que es capaz de hacer a precios competitivos. Una economía que solo produce unas pocas cosas, por muy p2p que sea su moneda dificilmente se librará de terremotos monetarios como los que hoy sufren países como Venezuela o Argentina… y sinceramente, cuesta pensar a día de hoy que a corto plazo vaya a haber redes económicas transnacionales con economías y transacciones tan potentes y diversas como las que realiza una economía nacional así.

¿Pero tendrá bitcoin sentido en el futuro? ¿La tecnología vale?

La tecnología de bitcoin tendría que modificar su lógica deflacionista, pero la idea p2p es genial. Ahora, cuando podamos identificar un espacio virtual en el que todos los miembros realizan casi la totalidad de sus transacciones con otros miembros que a su vez pueden decir lo mismo, entonces puede que empiece a ser viable y eficiente. Cuestión de escala.

«¿Cuándo tendría sentido bitcoin y cuándo una moneda local?» recibió 1 desde que se publicó el Jueves 3 de Octubre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.