LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Cuidado: Marinetti vive en tu CPU

¡Miradnos! ¡No estamos sofocados! ¡Nuestro corazón no siente la más ligera fatiga! ¡Está nutrido de fuego, de valor y de velocidad! ¿Esto os asombra? ¡Es que vosotros no os acordáis de haber vencido nunca! En pie sobre la cima del mundo arrojamos nuestro reto a las estrellas!

Nose-diving on the CityEl 20 de febrero de 1909, Le Figaro publicaba el Manifiesto Futurista de Marinetti.

¡Miradnos! ¡No estamos sofocados! ¡Nuestro corazón no siente la más ligera fatiga! ¡Está nutrido de fuego, de valor y de velocidad! ¿Esto os asombra? ¡Es que vosotros no os acordáis de haber vencido nunca! En pie sobre la cima del mundo arrojamos nuestro reto a las estrellas!

Marinetti ha pasado a la historia como el padre del futurismo, corriente político artísitica que surgió a principios del siglo XX en Italia y que fue seguido ampliamente en Rusia. La lectura del Manifiesto, del que está extractado la entradilla, no deja de generar cierta atracción y hasta casi en algunos momentos identificación.

Es la atracción del lado oscuro.

En la Europa de aquel momento se comenzaba a fraguar la ideología comunista y fascista, movimiento este último al que abiertamente se acogería Marinetti tras la I Guerra Mundial y que puede servir como reflejo de las bases que primaron en la consecución de la Gran Guerra.

El Manifiesto exalta la lucha, la velocidad, el peligro, anuncia el triunfo de la modernidad y llama a una guerra abierta con las generaciones anteriores encapsuladas en el poder. La máquina, la revolución industrial, representa la imagen de la nueva cadena de valores en los que se deben basar los países y naciones si quieren salir adelante. Resistencia y virilidad. Todo esto quedará reflejado en poemas, obras de teatro y cuadros de esta época.

Fiat 1500Algunos de esos cuadros, especialmente en los que lucen los deportivos de la época, los Fiat, y coches de carrera dibujados en dos trazos para dar mayor sensación de velocidad y aerodinamismo son los que me sirven para trazar paralelismos entre aquellos futuristas anhelantes de velocidad y nosotros ya instalados en ese futuro relativo. Al igual que ellos, valoramos la velocidad, esta vez en las conexiones, y seguimos luchando contra las generaciones anteriores por hacernos un hueco, al mismo tiempo que enarbolamos el discurso de una postmodernidad que es sentida desde lo establecido como una agresión: De las grandes fábricas al desarrollo del software libre, de las patentes industriales, a las nuevas formas de propiedad intelectual.

Los futuristas son los autónomos, los sin dominio de otra época. Tal vez les guste más Mayakovsky que Marinetti. Pero ellos se gustaban entre sí. Lo común entre ellos era más fuerte que el eje diferenciador (fascismo/comunismo). Lo común estaba en el culto al antagonismo, la atracción por la acción decidida, el comando, por el gesto viril, fuera hecho por Alexandra Kollontai o por Tamara de Lempicka. Resumiendo: en la creación del mito de la juventud y la reivindicación de la temeridad: Destruir lo que se juzga negativo sin construir, “ya se verá”.

Autorretrato en el Bugatti VerdeLos futuristas están aquí aunque no lo saben. Sindominios y “liberales” tienen mucho de su nihilismo. Seguramente, si escarbamos en nuestra CPU encontremos el Fiat 1500 que nuestra máquina lleva dentro.

Pero ayer y hoy en ciberpunk nos preguntábamos si teníamos antagonistas. El mundo sería mejor si ellos se abrieran, no si dejaran de existir. Por mucho que, ambiciosos de juventud y velocidad, arrasen, todavía, mundos a su paso.

«Cuidado: Marinetti vive en tu CPU» recibió 4 desde que se publicó el Viernes 18 de Febrero de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] de los motores de gasolina, la extensión de las autopistas y las líneas aéreas asocian futurismo y velocidad. Los pintores futuristas italianos crean un nuevo género pictórico que hace del picado el […]

  2. Bárbaros dice:

    […] que está pensando en los futuristas, pero no. En realidad habla de la cultura en la Italia de Berlusconi. El monotema de una izquierda […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.