LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

De Ben & Jerry’s a la financiación p2p

Resulta llamativo encontrar tendencias similares en sectores aparentemente contrapuestos. Esto es algo que parece estar pasando en la reflexión global sobre las diferentes formas de financiación de las empresas

Ben & JerryResulta llamativo encontrar tendencias similares en sectores aparentemente contrapuestos. Esto es algo que parece estar pasando en la reflexión global sobre las diferentes formas de financiación de las empresas. En los últimos días, Shareable y a BBVA publicaban sobre crowdfunding y DPOs (Direct Public Offering). A estas alturas nadie pone en cuestión la fórmula crowdfunding para obtener los recursos necesarios para llevar a cabo cualquier tipo de proyecto, ya sea social o empresarial.

Sin embargo, la sensación de poder ir hacia modelos más evolucionados, más directos y con mayor capacidad de control sigue estando ahí. Y en este momento, la atención se está dirigiendo hacia las DPOs. Shareable partía del ciclo tradicional de financiación de una start-up: friends&family, business angels y venture capital que culminan con la venta de la compañía. Lo hacía para dejar presente que no todos los empresarios se sienten cómodos en él. Y es que es obvio que los ritmos de crecimiento, valoraciones y cambios en la forma de organización de la compañía, no siempre son satisfactorios para todos los modelos de emprendimiento. Como una de las alternativas a tener en cuenta, señala la del DPO, una fórmula que permite a una empresa suscribir y administrar directamente, sin recurrir a un intermediario, una oferta pública de acciones.

Una emisión bajo DPO, posibilita el diseño de las condiciones, quedando en manos de la compañía la decisión sobre:

  • la cantidad de capital
  • intervalos de remuneración del capital
  • establecimiento de las condiciones para el reparto del beneficio
  • propuestas de reinversión en nuevos proyectos
  • sistema de revalorización a aplicar o derechos sociales

Es decir, se puede dar un mayor control durante el proceso de financiación y sentar las bases internas de funcionamiento de la empresa. Fijándose en el ámbito operativo, BBVA Compass, identifica en la DPO, varios puntos favorables para las PYMEs, destacando un coste asumible (menor que el de una salida a Bolsa) y la posibilidad de ofrecer participaciones directamente a empleados, clientes, proveedores, inversores individuales…

Sin embargo, no estamos ante un nuevo modelo, las DPO fueron ampliamente utilizadas desde los años 80, y atesoran grandes casos de éxito, siendo Ben & Jerry’s una de las referencias más frecuentes. Lo llamativo, quizás, es esta mirada atrás para darle significado a un proceso, la financiación, que sigue a la búsqueda de desintermediación.

El pasado jueves, durante la entrega de premios de ASLE en Bilbao, uno de los directivos de Golder Associates, nos contaba cómo su compañía había financiado su expansión y estrategia de crecimiento bajo la emisión directa de participaciones, en primera instancia a sus empleados y entorno directo. Pero no sólo, la compañía, con base en Canadá, oferta también participaciones de los nuevos proyectos empresariales que lanza. Para los empleados supone una forma de invertir de cara a futuro (las pensiones de jubilación son bajas) en un espacio de confianza. Cierto es que, dado el sistema de previsión social canadiense, hay una mayor predisposición por parte de las familias y pequeños ahorristas a realizar inversiones pensando en el dividendo anual como la base de sus ingresos tras la jubilación.

¿Qué podría significar la extensión del modelo DPO para la financiación de nuevos proyectos?

Para empezar podría abrir un espacio para empresas de servicios financieros orientadas a PYMEs, que acompañen los procesos de ampliación de capital de las compañías y diseñen bolsas de inversión en nuevos proyectos. Pero también se podría avanzar hacia modelos de relación p2p entre las empresas y potenciales accionistas en busca de mejorar su futura pensión. Y me pregunto si no podría servir de base para organizar a nivel local sistemas de fondos al que se sumen las empresas locales y en el que los ciudadanos-inversores tomen participaciones de los negocios. De ese modo, no solo se generarían fondos para impulsar el desarrollo, también aumentaría el control social y democrático de las empresas.

«De Ben & Jerry’s a la financiación p2p» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 17 de Noviembre de 2013 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.