LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

De la especialización a la interconexión

Las empresas de la época industrial estaban basadas en la especialización. Las palabras mágicas eran escala, expertise, etc. Por contra, la filé está basada en la interconexión y la innovación. Al fin, sabemos que la innovación aumenta cuando aumentan las interconexiones en una red haciéndola más distribuida. Y la filé es comunidad que genera valor comercializándolo a través de empresas.

La distancia entre un mundo y otro es la que existe entre el capitalismo clásico y el Capitalismo que viene descrito por Juan Urrutia.

En el primero toda innovación generaba un monopolio temporal, a veces incluso una industria estable. Había tiempo. Especializarse era el modo de mejorar dentro de un paradigma de producto, de llegar a ser más eficiente. Es el mundo de los ingenieros.

En el Capitalismo que viene en cambio, las rentas tienden a disiparse, la velocidad y facilidad de copia es tal que la única manera de mantener una cierta ventaja respecto a la competencia es dejarse arrebatar por el cambio, innovar continuamente… y de este modo, cuando muchos agentes se comportan así, completar mercados, hacer a su vez un mundo donde las rentas se disipan aún más rápidamente.

En Exploradores Electrónicos seguimos aprendiendo y remozando nuestra estructura para optimizarla a un mundo así.

  1. Hemos decidido que precisamente porque somos filé, es decir, porque somos una comunidad con empresas y no una comunidad de empresas ni una comunidad de gente que trabaja en las mismas empresas, todos seremos socios en las dos cooperativas que conforman nuestro Grupo Cooperativo de los Exploradores Electrónicos.
  2. A resultas de esto las interconexiones, las ideas, se multiplican y vuelan: podemos, como este fin de semana, aprender a catar vinos naturales como inspiración para pensar nuevas líneas de actividad o retomar nuestros mitos para relatar el por qué de una nueva oferta de ropa.

    Pero… ¿no eráis consultores especializados en innovación? Pues sí, y precisamente por eso la innovación impregna todo lo que hacemos y somos nuestros principales clientes, si no en facturación -no nos facturamos consultoría a nosotros mismos- desde luego sí en transferencia de ideas y experiencias. Somos nuestro propio piloto.

Pluriespecialistas

A vueltas con la idea de comunidad e interconexión, Sonia ayer apuntaba, relatando su propia visión con el itinerario ya prácticamente acabado, que una de las cosas para las que este periodo de lectura y convivencia le ha servido es precisamente para descubrir que al final del camino no estaba la incorporación a una empresa o una actividad concreta, sino la integración, desde la autonomía personal, en una comunidad.

Eso significa que no cabe pensar, “soy abogado, seré abogado en e4”, porque lo que seré es indiano. Si lo que surge, apetece o toca simplemente porque hay una oportunidad bonita es pescar… pescaré por una temporada. Y en cualquier caso lo más probable será que sólo puntualmente haga tareas jurídicas. Por eso la pregunta no es si quiero trabajar con los indianos como abogado o como cualquier otra cosa, la pregunta es si quiero ser indiano y vivir la vida indiana, sin poder esperar volver a definirme como un trabajador especializado mientras sea parte de la comunidad.

Y la verdad es que esa es una idea importante a transmitir a quien se acerca a una filé. No se trata de que un trabajo o un modo de trabajo vinculado a una tarea concreta te atraiga y quieras entrar para desarrollarlo. Te integras en una comunidad y la pregunta debería ser, si nunca más vuelve a surgir en ella aquello que a mi me gusta hacer, ¿querría integrarme con las mismas ganas aunque fuera para hacer algo completamente distinto?

Está claro que mirado estáticamente unos somos mejores consultores que otros, mejores diseñadores que otros o mejores gestores que otros, pero en un mundo como el descrito arriba la teoría de la especialización de Ricardo no aplica. Hoy para ser un buen consultor hay que aprender a gestionar, diseñar, vender o probar vinos… e igual con cualquier otra actividad. El valor está en los cruces inesperados, en las aplicaciones nuevas, en el reciclaje y el mestizaje de saberes. Este no es un mundo de ingenieros sino de hackers.

La creatividad no es un don, es una práctica, una experiencia que se gana explorando campos nuevos, desespecializándose para llegar a ser, lo que Juan Urrutia llama pluriespecialistas.

«De la especialización a la interconexión» recibió 1 desde que se publicó el lunes 25 de mayo de 2009 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.