LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

De la robotización a la abundancia

El desarrollo de la robotización es el paso previo a una sociedad de la abundancia donde la frontera entre el tiempo de ocio y el de trabajo, el aporte social y el disfrute individual, se difuminarán hasta desaparecer.

Hazte socio de «El Arte» y haz cerveza

robot agricola maiz
A medida que la gran industria se desarrolla, la creación de la riqueza efectiva se vuelve menos dependiente del tiempo de trabajo y de cuánto trabajo es empleado, y más de la potencia y la eficacia de los agentes puestos en movimiento durante el tiempo de trabajo, efectividad que a su vez no guarda relación alguna con el tiempo de trabajo inmediato que cuesta su producción, sino que depende más bien del estado general de la Ciencia y del progreso de la tecnología, o de la aplicación de esta Ciencia a la producción.

Robots en cadena de produccion[Con la robotización] el trabajador se presenta al lado del proceso de producción, en lugar de ser su agente principal. En esta transformación lo que aparece como el pilar fundamental de la producción y de la riqueza no es ni el trabajo inmediato ejecutado por el Hombre ni el tiempo que éste trabaja, sino la apropiación de su propia fuerza productiva general, su comprensión de la Naturaleza y su dominio de la misma gracias a su existencia como cuerpo social; en una palabra, el desarrollo del individuo social. El robo de tiempo de trabajo ajeno, sobre el cual se funda la riqueza actual [del siglo XIX], aparece como una base miserable comparado con este fundamento recién desarrollado, creado por la gran industria misma.

¿Por qué la robotización pone en jaque el mecanismo de precios que es la base del mercado?

roboadvisor[Los robots] son productos de la industria humana: material natural, transformado en órganos de la voluntad humana sobre la Naturaleza o de su actuación en la Naturaleza. Son órganos del cerebro humano creados por la mano humana; fuerza objetivada del conocimiento. El desarrollo del capital revela hasta qué punto el conocimiento social general se ha convertido en fuerza productiva inmediata, y, por lo tanto, hasta qué punto las condiciones del proceso de la vida social misma han entrado bajo los controles del intelecto general y remodeladas conforme al mismo. Hasta qué punto las fuerzas productivas sociales son producidas no sólo en la forma del conocimiento, sino como órganos inmediatos de la práctica social, del proceso vital real.

roboadvisorLa riqueza efectiva se manifiesta más bien -y esto lo revela la gran industria- en la enorme desproporción entre el tiempo de trabajo empleado y su producto, así como en la desproporción cualitativa entre el trabajo, reducido a una pura abstracción, y el poderío del proceso de producción vigilado por aquél. El trabajo ya no aparece recluido en el proceso de producción, sino que más bien el hombre se comporta como supervisor y regulador con respecto al proceso de producción mismo. (Lo dicho sobre la maquinaria es válido también para la combinación de las actividades humanas y el desarrollo del comercio humano.)

Tan pronto como el trabajo en su forma inmediata ha cesado de ser la gran fuente de la riqueza, el tiempo de trabajo deja, y tiene que dejar, de ser su medida y por tanto el valor de cambio deja de ser la medida del valor de uso. El plustrabajo de la masa ha dejado de ser condición para el desarrollo de la riqueza social, así como el no-trabajo de unos pocos ha cesado de serlo para el desarrollo de los poderes generales del intelecto humano. Con ello se desploma la producción fundada en el valor de cambio, y al proceso de producción material inmediato se le quita la forma de la necesidad apremiante y el antagonismo.

¿Cómo reorganizar una sociedad robotizada?

revolucion indiana escuela de la abundanciaEl capitalismo por un lado despierta a la vida todos los poderes de la Ciencia y de la Naturaleza, así como de la cooperación y del intercambio sociales, para hacer que la creación de la riqueza sea (relativamente) independiente del tiempo de trabajo empleado en ella. Por el otro lado se propone medir con el tiempo de trabajo esas gigantescas fuerzas sociales así creadas y reducirlas a los límites requeridos para que el valor ya creado se conserve como valor. Las fuerzas productivas y las relaciones sociales -unas y otras aspectos diversos del desarrollo del individuo social- se le aparecen al capital únicamente como medios, y no son para él más que medios para producir fundándose en su mezquina base. Pero de hecho, constituyen las condiciones materiales para hacer saltar a esa base por los aires. Como dice Charles Wentworth Dilke «una nación es verdaderamente rica cuando en vez de 12 horas se trabajan 6. Riqueza no es disposición de tiempo de plustrabajo» , «sino tiempo disponible, aparte del usado en la producción inmediata, para cada individuo y toda la sociedad».

Tiempo de Armonía por SignacEl tiempo de trabajo necesario se alineará por una parte con las necesidades del individuo social, mientras que por otro lado asistiremos a un crecimiento tal de las fuerzas productivas que el ocio aumentará para cada uno, mientras la producción será calculada en función de la riqueza de todos. Y por ser la verdadera riqueza, la plena potencia productiva de todos los individuos, el patrón de medida será entonces no el tiempo de trabajo sino el tiempo disponible.

En resumen, [el viejo mundo] cae en el sentido que el tiempo de trabajo inmediato no podrá estar siempre opuesto al tiempo libre. El tiempo libre -que es a la vez ocio y actividad superior- transformará naturalmente a su poseedor en un sujeto diferente, y en tanto que sujeto nuevo entrará en el proceso de la producción inmediata.

Hackaton Anesvad 5[Lo que corresponde por tanto a la posibilidad de la abundancia es el] desarrollo libre de las individualidades, y por ende la no reducción del tiempo de trabajo necesario con miras a crear plustrabajo, sino en general la reducción del trabajo necesario de la sociedad a un mínimo, al cual corresponde entonces la formación artística, científica, etc., de los individuos gracias al tiempo que se ha vuelto libre y a los medios creados para todos.

La vida en la transición hacia una sociedad de la abundancia

La división del trabajo nos brinda ya el primer ejemplo de cómo, mientras los hombres viven en una sociedad primitiva, mientras se da una separación entre el interés particular y el interés común, mientras las actividades no aparecen divididas voluntariamente, sino por modo natural, los actos propios del hombre se erigen ante él en un poder ajeno y hostil, que lo sojuzga, en vez de ser él quien los domine. En efecto, a partir del momento en que comienza a dividirse el trabajo, cada cual se mueve en un determinado círculo exclusivo de actividades, que le es impuesto y del que no puede salirse; el hombre es cazador, pescador, pastor o crítico, y no tiene más remedio que seguir siéndolo, sino quiere verse privado de los medios de vida;

oficina las indiasEn abundancia en cambio, cada individuo no tiene acotado un círculo exclusivo de actividades, sino que puede desarrollar sus aptitudes en la rama que mejor le parezca, la sociedad se encarga de regular la producción general, con lo que hace cabalmente posible que yo pueda dedicarme hoy a esto y mañana a aquello, que pueda por la mañana cazar, por la tarde pescar y por la noche apacentar el ganado, y después de comer, si me place, dedicarme a criticar, sin necesidad de ser exclusivamente cazador, pescador, pastor o crítico, según los casos.

Habrá desaparecido la avasalladora sujeción de los individuos a la división del trabajo, y con ella también la oposición entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, el trabajo no será sólo medio de vida, sino incluso se habrá convertido en la primera necesidad vital, y con el desarrollo multifacético de los individuos habrán crecido también sus capacidades productivas y todos los manantiales de la riqueza colectiva fluirán con plenitud.


Extractos de «La Ideología Alemana»,1845; «Elementos fundamentales para la crítica de la economía política (Grundrisse)», 1857-1858; «El Capital», 1867 y «Crítica del programa de Gotha», 1875 por Karl Marx. Selección y edición por las Indias.

«De la robotización a la abundancia» recibió 4 desde que se publicó el Jueves 7 de Julio de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Karl Marx.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] En el blog: «Errores de la historia comunera que toda comunidad necesita aprender», «JM Keynes: Abundancia en 2030», «Karl Marx: de la robotización a la abundancia» […]

  2. […] de las primeras dos décadas del siglo XX –aunque no solo ellos– sienten el paso a una sociedad de la abundancia al alcance de la mano. Tal como ellos lo ven, la revolución va a abrir un periodo en el que la […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias