LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Desver

Hay momentos en que el desver se torna imposible. Son tiempos incómodos, revueltos, violentos a su manera. No hay que temerlos. Es la realidad abriéndose paso. Recuerdo un tiempo en que a ese parto de los ojos le llamábamos revolución.

Libros gratis de las Indias

La primera vez que encontré la palabra «desver» fue en «La ciudad y la ciudad» de China Mieville. La novela, que merece un post por sí misma, gira en torno a esta única palabra. Desver, «unsee» en inglés: eliminar activamente la imagen mental e incluso la consciencia de algo que ocurre o existe en nuestro campo de visión. Desvemos cuando tenemos éxito en el esfuerzo de no ver algo, cuando no dejamos que nuestros ojos se vuelvan hacia donde la urgencia les llama, cuando conseguimos que no enfoquen lo que no podemos esquivar pero no conviene que veamos. Desver es no dejar que la realidad se transforme en consciencia. Es más fácil para el olvido difuminar lo que ya es borroso.

Desver no es un accidente, requiere entrenamiento, esfuerzo, concentración. Desver no es «no ver», es un conjunto de formas de mirar que nos excusan de actuar, de tomar responsabilidad. Es, en cierta manera una superstición: desver es creer que si la imagen no llega a definirse, que si todas «esas cosas» inconvenientes que ocurren en nuestra periferia visual no llegan a formar una imagen nítida, podremos autoeximirnos de cualquier responsabilidad. Desver permite decir «no sabía nada», «no supe unir los puntos», «¿cómo iba a imaginarlo?».

Hay ciudades solapadas, construidas una sobre otra -o sobre otras- que simplemente se desvén mutuamente como un arreglo de convivencia. Mieville parodia en sus capitales de fantasía a algunas ciudades reales cuando propone que a los turistas solo se les deje entrar a cada una de ellas si hacen previamente un curso de adaptación para desver a las otras que conviven en el mismo espacio. Pero no son solo ciudades. Hay partidos políticos, ONGs, clases sociales, familias, sindicatos, países enteros que hacen del desver su modo de vida, su clavo ardiendo, su propia, extraña y retorcida forma de sentirse íntegros. Desver les permite hacer de la apariencia una alucinación consensuada y caminar un tiempo sobre el aire cuando ya no queda suelo alguno que pisar.

Pero hasta la alienación autoinfligida tiene sus límites. Y hay momentos en que el desver se torna imposible. Son tiempos incómodos, revueltos, violentos a su manera. No hay que temerlos. Es la realidad abriéndose paso. Recuerdo un tiempo en que a ese parto de los ojos le llamábamos revolución.

«Desver» recibió 7 desde que se publicó el Martes 25 de Abril de 2017 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Imagen de perfil de Juan Ruiz Juan Ruiz dice:

    Fantástico. Es algo así como desimaginar. Me vienen a la cabeza multitud de posibilidades para relacionar las cosas de otro modo. Es un concepto complejo que apenas he conocido por este post pero enormemente sugerente. Y la novela he de leerla, claro. Y algunas de las cosas que decía en mi ensayo sobre el arte cobran nueva luz. Gracias. Uno de mis libros de cabecera es “La ciudades invisibles” de Italo Calvino, con el que creo que se complementa magníficamente el que ahora recomiendas.

  2. @david @ruivaldivia Cuánto significado puede llegar a contener una palabra. Tenemos en el desver otra de las claves para entender tanto la estrategia de Hillary como las micropolíticas municipales. Buenísimo!

  3. Qué es si no desver, el paso previo a doblepensar?

Pingbacks recibidos desde otros blogs

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias