LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Diplomacia veneciana

No deja de resultar curioso que las páginas de las cancillerías de los estados del mundo reivindiquen hoy la diplomacia veneciana como su modelo original.

La idea central de la concepción veneciana, a diferencia del modelo monárquico bizantino, es que todo ciudadano se convertía en diplomático a partir del momento en que salía de la ciudad. Lo esencial era recoger y compartir información, conocer y entender al otro y sobre todo hacerlo desde la lógica de los intereses comerciales y estratégicos de la Serenissima.

Había misiones diplomáticas, que debían ser aceptadas como parte de los deberes cívicos, pero no un cuerpo social separado y jerarquizado. La Serenissima podía encomendarte una embajada del mismo modo que te encomendaba la dirección de un mercante de la república. Pero igual que la defensa de las propiedades venecianas en el exterior era un interés obvio de cada mercader, informar sobre lo que veía y escuchaba en sus viajes era indivisible de su propia actividad comercial.

Lo que los más de 21.000 despachos que hoy se conservan describen es un sistema de inteligencia distribuida que saca partido tanto de la información pública como de las experiencias personales de cada mercader.

La ideología implícita en la diplomacia veneciana está lejos de toda concepción teleológica. La idea de un destino, de un horizonte e interés último del estado, es una idea protonacionalista que no informará a las cancillerías hasta hasta el siglo XVIII. Todo mercader entiende que el mundo está constituido por una diversidad de sujetos, con estrategias propias a los que no cabe asociar a valores morales ni clasificar estáticamente. Daba igual que hablásemos de cruzadas que de otomanos, sólo el contexto importaba para otorgar significado a las acciones o posiciones del extranjero.

«Diplomacia veneciana» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 19 de Diciembre de 2008 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.