LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

La traición veneciana y la serenidad imperial

En 1571 la batalla de Lepanto parecía configurar un nuevo orden en el Mediterráneo. El Imperio de Felipe II pasaba a ser hegemónico también en él Mediterráneo. Bajo el mando conjunto de don Juan de Austria, las armadas filipinas, venecianas, pontificias y genovesas habían dado un duro revés al expansionismo otomano. Pero el coste de la aventura no había sido igual para todos. Con la flota veneciana especialmente mermada y los genoveses y el papado fuertemente unidos al Emperador, la Serenissima bien podía preguntarse si la victoria no había sido más costosa que lo que hubiera supuesto una derrota.

Venecia se propuso entonces reequilibrar el Mediterráneo y su diplomacia se puso a trabajar. Dos años más tarde, Venecia salía de la liga Santa y entregaba la isla de Chipre al sultanato otomano a cambio del monopolio del comercio europeo con Oriente.

El embajador veneciano ante la corte imperial, Leonardo Donà, fue el encargado de dar la noticia al rey Felipe. Obviamente presentó lo que luego se conocería como traición veneciana como un acuerdo de estabilización pensado siempre “tanto en su interés como en el nuestro“. Cuenta Donà en su correspondencia que:

El rey nos escuchó muy atentamente. Conforme se daba cuenta de que explicábamos nuestra posición de una manera apropiada, amistosa y respetuosamente, más nos prestó atención y más fijamente dirigió su mirada hacia nos. Su rostro no daba pistas de qué estaba pensando. Sólo en el momento en el que escuchó las condiciones de tratado de paz dejó que su boca se moviera sutilmente, formando la más evanescente de las sonrisas irónicas, casi como si Su Majestad quisiera decir sin interrumpirnos “Y efectivamente lo habéis hecho, habéis obrado exactamente como todos me dijeron que haríais”.

«La traición veneciana y la serenidad imperial» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 5 de Marzo de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.