LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El asesino del gaucho – Capítulo 5

Es terrible… terrible… – repetía Felisberto en la sala de interrogatorios de la comisaría.
-Sr. Hernández, se lo pregunto de vuelta ¿tiene esa frase algún significado para usted? ¿se lo dijo su madre de chico? ¿alguna novia?
-Mire comisario, no tengo idea, ya lo dije, y… ¿quien es el muerto?
-No se lo puedo decir, es secreto
-Ta, lo leeré en el blog del Maik mañana, tiene contactos
-¿No me oyó que es secreto? No lo va a leer ni en el ‘bloc’ de Maik ni el de Naik
-Y donde cree que leyó el criminal que este pobre desgraciado había encontrado el cadáver – intervino el forense Rodero – ese tipo… tiene amigos
-No no no, el Maik no publicó mi nombre. Aún hay medios decentes que respetan la privacidad de uno. Pero escribió recién sobre las ZTA, ¿lo vio?
-Muy bueeno, me gustó. Y leyó el del bicentenario y…
-Rodero. Por favor – cortó el impaciente comisario- ¿no tiene una autopsia que hacer?
-¡Si no terminé con el primer gaucho comisario!
-¿Y su esposa?
-¿Mi esposa?
-Sí, ¿su esposa no se queja del hedor a podrido cuando llega a la casa?
-Dejate de joder Matías… y… sabés que tenemos una heladera para estas cosas. Fa… Me marcho. Los gauchos son menos groseros

El comisario de volvió a Felisberto mientras el forense daba un portazo.

-¿Y bien?, «el último orejón del tarro», usualmente se dice de alguien que no es tomado en cuenta, que es postergado, que…
-Quiere matarme comisario, ese loco quiere matarme y me va a dejar para el final ¿es que no lo ve? y me lo dice ahora para que sufra de terror mientras mata a medio Montevideo…
-¿Y por qué va a querer materle… a usted?
-¡Y es un asesino serial, le da lo mismo a quien matar!
-Tranquilo Hernández, ¿no confía en la policía?
-¿Que si..? En la del cine capaz, en la de acá…

Y entonces, la puerta se abrió y apareció… ella.

-Cielos -pudo decir Felisberto al oído del comisario, cuando consiguió cerrar la boca- ¡es Salma Hayek!
-Que cosas tiene Hernández -rió el comisario- es Carmencita, una de nuestras agentes de operaciones especiales.
-¡¿En serio?! Bue.. buenas soy Felisberto Herández.
-Carmencita es también psicóloga, se va a unir a nuestro equipo para ayudarnos con el perfil psicológico
-¿Psicóloga?… yo tengo una vecina psicóloga… este… quedo mucho más tranquilo… con usted… acá… – dijo Felisberto rojo como un tomate.
-Buenas, señor Hernández – saludó la dulce Carmencita- lamento que tendremos que dejar la sesión para otro día comisario. Han encontrado otro gaucho.
-¿¿¿Cómo???- saltó de la silla el comisario- ¡¡¡pero si el anterior aún está caliente…!!! ¿¿donde anda el mate? ?¿¿y los cigarrillos?? ¡¡Sandraaaaa, llama a Kovalsky!!
-Lo han encontrado en Rambla Armenia, comisario. Y esta vez lleva… em… una de esas máscaras… para bucear

-Que lo parió

Continuará…

«El asesino del gaucho – Capítulo 5» recibió 0 desde que se publicó el Jueves 5 de Mayo de 2011 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.