LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El asesino del gaucho – Capítulo 6

El Comisario encargado Castro, el forense Rodero, Kovalsky y Carmencita tomaban café en la terraza de Il Mondo de la Pizza:

-Bien – comenzó el comisario – damos comienzo a esta primera reunión del «comité especial para la resolución del expediente policial número 385-654/11-850», nombre en clave «Caso Gaucho»
-Disculpe comisario – intervino Kovalsky – ¿por que nos reunimos acá?
-Porque en la central no se permite fumar, Kovalsky ¿ta?
-Ta. Solo que olvidé el mate en la central, comisario
-Tomá café. Y procedamos a la lectura de los datos que tenemos hasta ahora, dele
-Si se me permite – interrumpió Rodero – quisiera hacer constar en el acta… ¿quién toma nota?
-Kovalsky
-Ta, pues anote por favor, agente, que el doctor Rodero acá presente declara estar comprometido con su labor y por ello pasó tres días rajando gauchos, sin ver a su esposa, a sus chiquilines, a Peñarol contra Nacional y comiendo puro choripan, todo esto en contribución del bien común y su compromiso con…
-Ta, Carlitos, ta. Todos valoramos tus horas extra – dijo Castro – por favor, Kovalsky
-Ta. Procedo a la lectura de la enumeración de los datos obtenidos hasta ahora por el equipo invsetigador de «Caso Gaucho» en base a las pruebas foreneses y a los interrogatorios que … ta, comisario, entendí… estee, tenemos tres fallecidos en tres días. Los tres envenenados, apuñalados post-portem y vestidos de gaucho

  • Gaucho nº 1: Mario Cusumano. Empresario, casado, pretendía viajar al exterior con su amante, en su estómago había asado, fritas, mate, espinillar y veneno para ratas. Nota aclaratoria del doctor Rodero: Lo mató el veneno, no el espinillar. Se encontró una vaina de ceibo en su garganta y… la nota que tanto ofendió al doctor. El traje de gaucho fue comprado en la Argentina, según la etiqueta del comercio. Hallado en el parque del Prado
  • Gaucho nº 2: Identificado como Federico Miletti, contador, casado, residente en Malvín, en su estómago se encontró, milanesa, fritas, mate, cerveza y veneno para ratas, prendida a la ropa llevaba la nota que señalaba al sr. Hernández como «el último orejón del tarro», el traje fue comprado en Porto Alegre, Brasil. Hallado en los cuer… en los «Brazos de Batlle»
  • Gaucho nº 3: Sin identificar. Pero le falta un dedo así que estamos buscando por ahí. No el dedo claro, sino desaparecidos a los que les faltaba un dedo. Hallado en Rambla Armenia con una máscara para bucear y un doblón dorado relleno de chocolate en la garganta. En su estómago tenía pascualina, ensalada, dulce de leche, mate y el mismo veneno. Y, eso es todo

-Ta – continuó el comisario – eso de la moneda de chocolate… me mató. Carmencita, vos sos el cerebro de este grupo
-Ha de referirse a «Nuestra Señora de la Luz» – dijo Carmencita- el navío hundido en una tormenta en el siglo XVIII. Transportaba gran cantidad de oro y plata, inusual para la época, equivalente a más de 7 millones de dólares de hoy. Después del desastre se iniciaron sin demora las tareas de rescate del tesoro, con buceadores contratados. Cuando se hubo recuperado la mayor parte, los propietarios perdieron el interés pero continuaron durante muchos años las búsquedas particulares, que dieron para vivir toda una vida a unos cuantos. Por eso el puerto del Buceo, donde se encontró el tercer cuerpo, se llama así
-Hermoso, Carmencita, pero me aporta lo mismo que la historia de la indiecita fea ¿que quiere contarnos este tarado? ¿qué leyo libros? Si fuera por eso este país estaría sembrado de cadáveres
-Disculpe jefe, buenos días
-¡Sandrita! ¿que hacés acá? Sentate ¿qué tomás? ¿No estabas de licencia?
-Estoy jefe, mis chiquilinas, están con una gripe terrible… y es que en la consulta me encontré con Graciela Popovich, prima del Pelado, su hermana trabajó con la novia de mi tío en el aeropuerto y como cumplen años el mismo día, festejaban juntas y… la cosa es que me ha contado que Cusumano y Miletti estaban en la misma murga, en la que además estaba un tal «Serucho», llamado así porque le faltaba un dedo
-Que la parió. Buenísimo Sandrita, ¿qué más le contó?
-Pues que disolvieron la murga, algo pasó entre ellos… algo gordo relacionado con un negocio. Pero lo más extraño es que el conflicto fue justo antes de Carnaval, y tenían idea de participar con trajes de gaucho…

Continuará…

«El asesino del gaucho – Capítulo 6» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 15 de Mayo de 2011 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.