LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El asesino del gaucho – Capítulo 7

El comisario Castro y Carmencita entrevistaban a Graciela Márquez, la triste viuda del ingeniero Cusumano:

-Sra. Márquez – comenzó el comisario – su marido formaba parte de una murga…
-«Los gauchos muertos» -asintió la viuda llorosa
-¿Cómo dijo?
-Es el nombre de la murga… o lo iba a ser. La crearon no mucho antes de…
-Le pido disculpas señora – dijo paciente el comisario – pero… con todos estos sucesos, ¿no consideró la opción de informar a la policía de este dato?
-Y, supe recién lo de Fede y el otro. Me fui a Cabo Polonio a descansar y a esconderme de todos. Además no me importa. Solo siento que esa puta de la Sobes no esté haciéndole compañía en el infierno, ¿por qué no le preguntan a ella?
– Señora… no está bueno desearle mal a nadie…
-¿Sabe que pensaba irse a los Estados Unidos con ella? ¡¡A Miami!! Mario detestaba Miami…
-Señora Márquez, no sabe como lo siento – dijo conciliadora Carmencita – todo esto ha sido muy difícil para usted pero… nos ayudaría mucho si nos dijera lo que sabe sobre «los gauchos muertos». Usted conocía a los otros fallecidos, a Federico y a Raúl Caba, alias Serucho
-¿Serucho está muerto?
-Sí señora, lo lamento, es el tercer fallecido
-Qué lástima, estaba feliz con la victoria de Peñarol…
-Señora ¿puede anotar los nombres que recuerde de los miembros de la murga? y ¿puede decirnos por qué discutieron? – insistió Castro
-Yo no tengo idea. Los negocios supongo. Se encerraban ahí en la salita horas y horas con papeles y hasta un pizarrón. Cuando Mario no estaba encerrado con ellos, estaba en la pileta… ja, Mariana Sobes, alias «la pileta»
-Aguarde un momento…- saltó Carmencita – ¿dijo que Serucho estaba feliz con la victoria de Peñarol? No es posible.Ya estaba muerto cuando se celebró el partido.
-Los seguidores de Peñarol son así Carmencita – terció el comisario – optimistas, celebran las victorias por adelantado, y no asumen las derrotas
-¿Pero cuando murió? – preguntó la viuda
-El viernes. El partido fue el domingo ¿cuando habló con usted?
-No hablamos, me dejó una nota con el correo. La leí ayer al llegar de Cabo Polonio… acá mismo la tengo
-«Queridísima Graciela» – leyó el comisario – «vine pero no estabas. Espero que no estés triste. Esos ojos lindos no merecen ahogarse en lágrimas. Sabés que tenés un amigo. El futuro se ve hermoso, Graciela, todo va a salir bárbaro. Mirá el tremendo golpe que le dimos a Nacional, jajaja, sin duda un buen augurio. Pasate un día por lo de mi mamá, preguntó por ti. Beso. Rucho» … que lo parió, o escribe desde el Más Allá…
-O no está muerto – siguió Carmencita – señora Márquez ¿podría acompañarnos a identificar un cadáver?
-¿Yo? ¡De ninguna manera! ¿Por qué no se lo piden a Mariana Sobes?

Continuará…

«El asesino del gaucho – Capítulo 7» recibió 0 desde que se publicó el Domingo 29 de Mayo de 2011 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.