LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El asesino del gaucho – Capítulo 9

-Pss, Kovalsky – susurró Carmencita desde su escritorio- vení, vení
-Decime – susurró Kovalsky, acercándose de puntillas
-Estoy preocupada por Felisberto, no sé, capaz que no hay motivo, pero me llamaba a diario para preguntar cualquier pavada y… lleva días sin llamar…
-Che, llamalo, por llamar no tenés que casarte con él, Carmencita, ¡como sos!
-Yaaa lo llameeé… tarado. Pero no atiende…
-Y que sé yo, se habrá cansado de que no le des bola… che y ¿por qué hablamos en voz baja?
-Porque no quiero que el comisario sepa que ando preocupada, pasará días rompiéndome las bolas con que si amo a Felisberto… a vos te hizo lo mismo con la hija del escribano que fue asesinado por su mujer celosa, la que decía que el marido se había caído sobre las tijeras de podar
-Ta ta ta, ¿que querés que haga yo?
-Decile vos al comisario
-¿Yo? ¿Qué cosa? ¿Que ando preocupado porque Felisberto no me telefoneó? ¡Será peor!
-Noo, podés decir que pasaste por su calle y viste algo raro… y entonces llamaste y no atendió. No, mejor, que te iba a prestar un libro, te citaste con él, y no apareció. Es una víctima potencial, el asesino le dejó un mensaje. Es para preocuparse, Koval
-Ah no. Querés que mienta a un superior, Carmen
-Permiso – interrumpió Sandra – está acá un tal ‘Filiberto’ Fernández
-¡¡Felisberto!! -gritaron Carmencita y Kovalsky a coro
-Capaz… no articula muy bien… creo que es un defecto de nacimiento… pobre
-Cielos, algo le ocurrió…
-uen día – entró Felisberto, sonriente pero con un extraño gesto en la cara
-¡Felisberto! – corrió a casi-abrazarlo la dura Carmencita – ¿qué pasó? tenés una cara extraña
-O se pur onde mpzar…
-No te entendemos compañero ¿todo bien? desapareciste -le palmeó la espalda Kovalsky
-Faaisis acial
-¿Qué dijo?
-Creo que dijo «análisis espacial»
-¿«Anagnórisis fatal»?
-Yo entendí «apófisis axial»… aguardá, está escribiendo
-«Parálisis facial» -leyeron – taaa, dale, escribe no más
-«Ese tipo me echó algo en el mate y luego me inyectó en la cara una cosa» -leyó Kovalsky- que lo parío, tenías razón al andar preocupada, Carmencita, seguí seguí, Felisberto, ¿¿fue el asesino??
-«Preocupada ¿por mí?»
-Este… era una preocupación profesional, Felisberto – se justificó Carmencita – no importa ahora, contanos por favor. Sandra, ¿podés traer un pañuelo? se le está callendo la… Desde el principio, Felisberto, contá
-«Vino el nuevo vecino» – leyó Kovalsky – «El barrio está cada vez peor. Me pidió un hacha. Para los árboles. Pero yo no tenía. Chivito ladraba pero no le hice caso. A Chivito también lo evenenó. Está bien, pero como vomitaba el pobre»
-Pero, ¿cómo era? ¿qué te dijo? – preguntó nerviosa Carmencita
-«Era corriente» – leyó de nuevo Kovalsky – «Normal. Bueno. Le faltaba un dedo. Pero eso no justifica la locura. Mirá mi cara»
-Le faltaba un dedo.. ¡¡ Es el asesino!!
-«¿¿Como que es el asesino??» – leyó Sandra mientras ayudaba a Felisberto a limpiarse la saliva- «¿sabían que al asesino le faltaba un dedo y no me dijeron nada?»
-Desapareciste cuando lo descubrimos – aclaró Carmencita – te llamé pero…
-«Ese desgraciado también se robó el celular», ahí está – dijo Kovalsky -«Asesino serial, loco y ladrón. Lo tiene todo. También trancó la puerta. No pude salir en tres días. Ni telefonear». Faa, ¿como lograste escapar?
-«Finalmente encontré un hacha», que ironía ¿cierto? – río Kovalsky – pucha, pero estás vivo, compañero
-O ra e ssno
-¿Cómo?
-«Que no era el asesino» – leyó Sandra
-…
-«Me dejó una nota» – se la mostró a Carmencita que leyó: «Felisberto, perdoname por esto. No podía permitir que tu buena fe me detuviera. Me encuentro en una mala situación y no tengo plata. Tomo prestados tu celular, 3.000 pesos, una botella de Johnny Walker y el cuchillo grande, ah y un alfajor. Voy a terminar con esto. Voy a matar a ese asesino de gauchos»

Continuará…

«El asesino del gaucho – Capítulo 9» recibió 0 desde que se publicó el Martes 2 de Agosto de 2011 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.