LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El ataque de las infraestructuras zombies

Escena terrorífica con medio cuerpo de David colgando por la ventana (en un 6º piso) y un cable cayendo al vacío, acabando en uno de los patios donde curiosamente había un montón de cadáveres de todo tipo de cables cuya procedencia y naturaleza vaya usted a preguntar en desaparecidos a ver si hay suerte.

Parecía que la falta de conexión llegaba a su fin después de meses de acogidas y búsquedas de redes sin protección.

Por fin llegó el kit ADSL (justo cuando me iba de vacaciones), que no pudo ser instalado porque por un error de pago al que seguramente la comisión investigadora renunciará a encontrar solución, nos habían cortado la línea.

Descubierto el problema y saldada la deuda (que con Timofónica es: primero pagas y después hablamos, claro), conseguimos quedar con el técnico, cosa nada fácil cuando todos los que vivimos en el piso trabajamos hasta bien entrada la tarde.

Cuando al fin viene, resulta que necesita acceder al cable principal del edificio, para lo cual necesitamos la presencia del portero, que sólo coincide con alguno de nosotros a partir de las 7 de la tarde, horario que al técnico, como que le viene mal.

Después de mucho discutir, conseguimos juntar a las tres partes implicadas: Representante de los afectados ADSLless, portero y técnico de Timofónica. No sé como ocurrió porque yo no pude estar presente, pero me informaron de que todo funcionaba correctamente y que sólo faltaba configurar el router. El encargado para tal misión fue mi compañero Hugo, quizás por ser el único ingeniero de la casa.

No sirvió. Al día siguiente con unas ojeras de oso panda se declaró incapaz de realizar la configuración.
El apoyo técnico telefónico de jazztel, por lo visto deja también bastante que desear, así que mis compañeros de piso, desmoralizados, se largaron de puente.

Que mejor solución que acudir al Shakelton de las conexiones wifi, que en un momento tenía todo listo y configurado pero…(y aquí suena la música que sale en las pelis cuando el malo, que creías encerrado en una celda, ha escapado sin tú saberlo y se presenta en tu casa cuando te estás duchando) no había línea….

Tras un breve y no muy profundo examen, descubrimos que el cable de cobre estaba roto y al aire. Tras otro breve examen de los cables que colgaban por la ventana, uno de ellos se escapó en mitad de una escena terrorífica con medio cuerpo de David colgando por la ventana (en un 6º piso) y el cable calló al vacío, acabando en uno de los patios donde curiosamente había un montón de cadáveres de todo tipo de cables cuya procedencia y naturaleza vaya usted a preguntar en desaparecidos a ver si hay suerte.

En Timofónica, para variar no sabían nada de nada. Por aquí por el call-center todo bien, gracias, ya doy parte al servicio técnico para que se pasen. Tengo que volver a llamar para que, a ser posible, venga el mismo técnico y además a una hora que yo esté en casa. Tengo muchas preguntas que hacerle y además quiero que conozca el bonito patio-cementerio-de-cables, ya que será él quien baje a buscarlo si hay que recuperarlo. Que por ahora los tornados no pasan de Sitges, pero viento hace, y con un soplidito el cable se va al carajo con ese trabajo tan fino.

Para la blogosfera, retrasmitiendo desde la Nave de Salvamento de Desconectados, Mary Desalambradora.

P.D.: No se pierdan este post. Sombra, eres genial aún cuando estás estresado.

«El ataque de las infraestructuras zombies» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 10 de Septiembre de 2005 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.