LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El camino de los relatos y los mercados

El Camino de Santiago abrió rutas de paso creando un corredor comercial entre las regiones francas y el norte de la península ibérica, incluyendo las tierras de Portugal. Aunque su apertura tiene lugar en el siglo IX, es durante los siglos XI y XII cuando conoce su máximo esplendor, siendo uno de los motores de la «Revolución Comercial» que en ese momento vive toda Europa.

Prácticas en las Indias

Beato UrgellEn 1987 el Consejo de Europa declaró el Camino de Santiago como Primer Itinerario Cultural Europeo. Más allá de creencias religiosas y búsquedas espirituales, a lo largo de los siglos se ha convertido en un espacio de tránsito para amantes de la naturaleza, del arte o la gastronomía. Desde su resurgir a finales del siglo XX, la experiencia del Camino se ha ido desligando de la dura prueba de resistencia o del acto de fe. Hoy hay multitud de «caminos» hechos a la medida de las necesidades y placeres de cada cual. La personalización y sofisticación han convertido el peregrinaje en una experiencia que cada año disfrutan más de 200 mil personas; y la inversión en la recuperación de caminos, albergues y hospederías, ha significado el renacer económico para muchas poblaciones alejadas de las rutas turísticas convencionales.

Codice CalixtinusEsta vinculación entre desarrollo y peregrinos no es una nada nuevo. El Codex Calixtinus, elaborado en el siglo XII por el clérigo Aymeric Picaud, dedica el último de sus cinco volúmenes a la descripción de las diferentes rutas que desde Francia estaban habilitadas para realizar el Camino. En él se recomiendan itinerarios, organización de las etapas, ubicaciones de puentes, poblaciones, hospederías para alojarse, descripciones de las gentes y sus costumbres e iglesias a visitar, considerándose la primera «guide du routard» para viajeros solitarios.

El recorrido artístico está plagado de sorpresas. Pórticos de iglesias que cuentan historias de la imposición del catolicismo, simbologías paganas, plantas octogonales que revelan la presencia de la orden templaria en parajes remotos…

Capilla de SantiagoSi hay algo que caracteriza al Camino es su capacidad para albergar relatos, para reinventarse una y otra vez. Invenciones que pasan por históricas y originales. No hay nada más típico que la tarta de Santiago: la primera y dudosa referencia es del siglo XVI y en su formato actual no existe hasta finales del siglo XIX. Lo contrario ocurre también con platos que se consideraban exquisiteces y estaban presentes a lo largo de toda la región cantábrica y sur de Francia, como la oca. Junto con la vieira, uno de los animales emblemáticos del Camino de Santiago según los registros medievales. Y es que veneras (símbolo de Venus) y ocas (símbolo celta) representan la continuidad del relato cristiano con anteriores leyendas del camino hacia el Ara Solis.

Beato de UrgellDurante mucho tiempo, la venera simbolizó haber completado el camino y llegado a Santiago. Para asegurarse de la veracidad de esta distinción tanto como del control de su renta, la Iglesia Católica estableció el monopolio de la venta de conchas, siendo motivo de excomunión comercializarlas de forma privada. Sin embargo, al comercio se le puede frenar pero no parar, y de forma clandestina, comenzaron a venderse en las puertas de la ciudad vieiras de madera o piedra, a modo de recuerdo. Fue necesario llegar a un convenio formalizándose una especie de franquicia. De ese mercado, que aprovechaba una pequeña fisura para vender producto, nació en Santiago el gremio y barrio de os concheiros.

Los mercados del camino

El Camino de Santiago abrió rutas de paso creando un corredor comercial entre las regiones francas y el norte de la península ibérica, incluyendo las tierras de Portugal. Aunque su apertura tiene lugar en el siglo IX, es durante los siglos XI y XII cuando conoce su máximo esplendor, siendo uno de los motores de la «Revolución Comercial» que en ese momento vive toda Europa.

Beato de LiebanaEstas nuevas rutas y flujos transformarán la estructura social, urbana y comercial. El centro estará en la figura del peregrino, que en su pasar, adopta diferentes roles. En primer lugar como consumidor de servicios: para satisfacer sus necesidades se desarrollan los primeros núcleos urbanos, el más pequeño de todos la aldea, organizada en torno a una iglesia (construida habitualmente sobre el «castrum»), un hospital o albergue de peregrinos y casas agrupadas en los bordes de la ruta. Con ellas, en el Camino comienza a haber oportunidades de trabajo para gremios y profesionales (sastres, tejedores, carreteros, herreros, curtidores de pieles…)

Con los peregrinos es preciso aumentar la producción agrícola y ganadera para asegurar el abastecimiento y también para ofrecer monturas de cambio o animales de tiro para las carretas. Pero según el Codex Calixtinus, el peregrino también es vendedor, acostumbra a llevar consigo mercancías ligeras para comerciar y sufragar los costes de alojamiento y manutención durante el recorrido. Lleva casi siempre joyas, tejidos y en general cosas que puedan pasar como de uso propio en los puntos de peaje para evitar el pago de tributo. A su llegada a las poblaciones se da un intercambio comercial improvisado que con el tiempo se organiza, dando lugar a los mercados semanales de alimentación, ganadería y cachivaches. Después nacerán las grandes ferias anuales y poco a poco la especialización de algunos mercados. Con ellas los viajeros podrán organizar su llegada a las diferentes localidades en función de sus necesidades.

Viendo el impacto generado por la nueva población flotante, monarcas y señores feudales lanzaron ofertas para incentivar el asentamiento permanente, generando los fueros de las villas y el «Derecho de Francos». Un marco regulatorio que facilitaba el acceso a la propiedad, contemplaba un sistema más favorable de tributos y establecía los sistemas de relación entre los recién llegados y los habitantes ya establecidos.

Con los peregrinos y los mercaderes francos aumenta la población y aparecen nuevos núcleos urbanos. Llegan nuevos productos, hábitos de consumo y casi lo más importante: nuevas tecnologías aplicables a la práctica profesional e ideas que tendrán su continuidad en los monasterios, los centros de conocimiento de la Edad Media cristiana.

Un flujo que no cesa

El codice calixtinoAsí, el Camino dio forma al Norte peninsular, pero también al continente entero en tanto que motor de la Revolución Comercial que reconstruiría a partir del siglo XI las bases de un mercado continental. Y ciertamente, el Renacimiento marcará el comienzo de un largo declive que llevará a su práctica desaparición.

Pero cuando se abren vías de comunicación capaces de transformar la economía y la cultura hasta ese punto, el potencial para generar riqueza no desaparece tan fácilmente. El relato, el poder inspirador del mito, sobrevivió a la práctica peregrina. Bastaron una serie de campañas e inversiones públicas, aquel mítico Xacobeo 93, para reactivar el flujo y movilizar a miles de personas, católicas y no católicas, de todo el mundo.

Art Miniatura XII Codice de San Andres del Arroyo Los cuatro jinetes de ApocalipsisY el flujo continúa. En el último año Xacobeo, 2010, el Camino representó, solo para el PIB gallego, más de 250 millones de euros en plena crisis económica, más de noventa euros por habitante de la comunidad. No habrá otro Xacobeo hasta el 2021, pero solo durante el mes de junio de este año más de 33.000 personas pidieron su compostelana, así que seguramente en 2014 se contabilizarán de nuevo más de 200.000.

Es corriente escuchar, como una crítica, que cada día son más los peregrinos que no emprenden el Camino movidos por creencias religiosas sino por el afán de vivir la experiencia con otros, de disfrutar de la ruta y sumergirse en un recorrido histórico. Otros apuntan que es «solo» un tipo más de turismo. Seguramente ambas cosas sean ciertas. ¿Pero no es mucho más potente el «milagro» de una pequeña Humanidad en movimiento, aprendiendo en el viaje y generando riqueza a su paso, que cualquier otro relato?

«El camino de los relatos y los mercados» recibió 7 desde que se publicó el Miércoles 9 de Julio de 2014 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Natalia Fernández.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.