LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El concento como fortaleza

Mi última lectura del Itinerario ha sido Anatema. Desde los primeros capítulos del libro, la idea que me ha fascinado es la del concento como fortaleza.

Anatema relata, en boca de Fra Erasmas, los acontecimientos que se suceden en Arbre. Arbre es un planeta bastante similar a la tierra en el que viven los avotos y los extramuros. Los extramuros son una versión arbreriana de los puzzlemundanos, es decir, tanto aquellos que aun creen en el mundo de las naciones como los que dirigen ese mundo.

Los avotos viven en concentos, una especie de monasterios, en los que logran conseguir autonomía o, como ellos lo llaman, una «desgarradura del Dominio Causal».

Los primeros capítulos se centran en la comprobación de esa desgarradura mediante conversaciones que Fra Orolo y Fra Erasmas, dos avotos, mantienen y registran con extramuros. Las conversaciones son de lo más ilustrativas para entender a lo que se refieren con el concepto desgarradura del Dominio Causal. Es la sencilla comprobación de vivir en mundos diferentes.

Es la misma desgarradura que se producía entre los comerciantes de la edad media y la sociedad feudal y la que se produce hoy entre el mundo de las naciones y los neovenecianos.

La sociedad feudal no podía comprender que alguien fuera libre y para los comerciantes, la sola idea de ser siervo de alguien les parecía algo monstruoso e intolerable. Igual que hoy el mundo de las naciones y los que creen en él no pueden comprender que alguien no sea representante de una nación. Y para nosotros los Indianos, la sola idea de pertenencia a nación alguna nos parece algo monstruoso e intolerable.

Leyendo Anatema en la lógica de buscar ladrillos que puedan ser útiles en la construcción de la filé vuelvo a la idea del concento como fortaleza. Fortaleza que es necesaria para fortalecer y hacer resiliente ese mundo o futuro en el que se desea vivir.

La fortaleza que no es sino ese espacio de libertad en el que cada comunidad real podrá construir su mundo alternativo. La palabra fortaleza recuerda mucho a muros y territorio, cosas que a pesar de estar presentes en los concentos de los avotos no son los únicos elementos ni los mas importantes.

De hecho para nuestra filé muros y territorio son en principio ladrillos obsoletos y que desecharíamos rápidamente. Sin embargo en Anatema nos encontramos con dos ladrillos relacionados con la cohesión interna de la comunidad que nos son de absoluta utilidad.

El primero de ellos es la deliberación y los diferentes espacios en que ésta se desarrolla. El segundo son los mitos y su función cohesionadora.

Estos ladrillos pueden ser de gran valor para aquellos que quieran dejar de ser instrumento en extramuros y empezar a construir mundos alternativos que en su conjunto configuren un mundo distribuido con una miríada de futuros.

– ¿La mentalidad del concento como fortaleza? — sugirió uno de los oyentes..tratando de pillar a Orolo.

Detrás de esta idea esta el espíritu del Hacker, del bricoleaur de Días Verdes en Brunei.

«El concento como fortaleza» recibió 0 desde que se publicó el Viernes 5 de Noviembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Manuel Ortega.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.