LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El debate emergente y las preguntas que importan

La evidencia de la descomposición y el desarrollo de la crisis económica abren conversaciones críticas que se plantean alternativas al modelo de empresa e incluso a la posibilidad de seguir poniendo esperanzas en el papel cohesionador del estado nacional.

John Robb escribía hoy en Global Guerrillas:

Hay un amplio y creciente grupo de gente (más del 50% de los desempleados en EEUU lo están desde hace 27 semanas o más) que se han tornado incontratables. Este grupo seguirá creciendo y de manera creciente buscará formas de integración tribal/grupal que ofrezcan formas alternativas de progreso/cohesión.

Un futuro potencial es que las presiones sociales de la Segunda Gran Depresión deshollen el contrato social en las democracias occidentales y que la única salida, al menos para aquellos que no queremos permanecer pasivos, sea construir algo nuevo. Una comunidad resiliente que pueda protegernos y mantenernos. Una comunidad que pueda proporcionar prosperidad y un futuro que merezca la pena. Una comunidad que pueda competir con éxito a nivel global al tiempo que protege a sus miembros de la desnaturalización de una mano invisible desatada.

El mensaje es Robb condensado, pero John Robb, en palabras de Juan Urrutia un interesante intelectual que posiblemente es un outsider, no deja de ser un Op-Ed del New York Times, citado con cierta frecuencia en el Washington Post e indispensable del debate sobre la postmodernidad en la blogsfera anglófona.

Concordarán conmigo en que la idea robbiana no resulta en absoluto incompatible con autores cercanos como Julen Iturbe-Ormaetxe, siquiera éste no haya entrado hasta ahora en el fin del estado nacional como Robb y esté centrado en la forma empresa y sus paradojas.

Y es que ahí fuera está fermentando algo. Se empiezan a enunciar modelos alternativos de organización social. Es todavía una nebulosa alimentada por la evidencia de la descomposición y la crisis de la globalización pero también por la experiencia social de las redes distribudias y sus retrocesos.

Hasta hay quién mira a las Indias pidiéndonos respuestas universalistas que no podemos dar. Eso sí, debemos transmitirles una convicción: sin democracia económica toda estructura empresarial organizada desde una comunidad real acabará entrado en conflicto con ella, reestructurándola y esterilizando la libertad y la autonomía que buscaba desarrollar.

El tema central en este debate emergente es justamente el que no se enuncia bajo la ambigua definición comunitaria de Robb ni bajo conceptos inclusivos como empresa abierta o economía social. La cuestión no es el qué, por mucho que todos hablemos de comunidad y resiliencia como si las palabras nos hubieran caído del cielo ayer por la noche, sino el quién y el para quién, que son los operadores que darán significado a la diversidad de respuestas posibles e incluso probables al ¿y ahora? que se percibe en tantas conversaciones.

Recordar éso es el objetivo de la celebración de este sábado, nuestro Día de la democracia económica.

«El debate emergente y las preguntas que importan» recibió 0 desde que se publicó el Martes 14 de Septiembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.