El Jardín Indiano

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Las lenguas sintéticas como herramientas comunitarias

El esperanto es una herramienta fundamental para poder trabajar al mismo nivel e integrar en nuestra comunidad y conversación a personas con distintas lenguas maternas. A partir de ahí, lo interesante del esperanto, como de toda herramienta libre, es lo que hagamos con ella.

Libros gratis de las Indias

esperantoCuando escuchamos una lengua tendemos a situarla sobre un territorio primero, para luego asociar ese lugar a una cultura y unos valores, en los que incluimos preventivamente a la persona que la está usando. Y la verdad es que funciona como forma de dar un primer contexto al que habla en inglés, español o Warao.

Las lenguas sintéticas son distintas, no están asociada a un territorio una cultura o un conjunto de valores determinados. La más extendida, el esperanto, no tiene un número relevante de hablantes «nativos», gente que tiene un uso especialmente bueno de ellas por haberlas aprendido en la primera infancia y haber estudiado en ellas. Tiene casi exclusivamente usuarios. Y la causa hay que buscarla en su carácter de lengua sintética. Tampoco es la lengua de unos valores o de una ideología determinada, aunque existan ideologías esperantistas e ideologías que incluyen el esperanto en su mirada sobre el futuro. Y ha sido así desde su origen…

Cuando el esperanto no quería ser para todo el mundo

bialystokZamenhof había crecido rodeado de muchos idiomas en su Bialystok natal, que en la época de 1859 pertenecía a Rusia y contaba con una población mayoritariamente judía y polaca. Junto a su padre y abuelo, ambos profesores de idiomas, había vivido la exclusión y la marginación de los judíos polacos. Rechazados por rusos ortodoxos y polacos católicos, los vecinos judíos alemanes los distinguían por el uso del yidish, que rechazaban como una lengua tosca y provinciana, un resto de un feo pasado medieval de exclusión. Tampoco les consideraban iguales.

Discutir la importancia de la lengua en la cuestión social judía le vino quizás por la influencia de su abuelo Fabian Wolfowicz Zamenhof traductor y profesor de lenguas, influido por la Haskalá, movimiento cultural judío que buscaba la integración en la sociedad moderna, rechazando buena parte de la identidad tradicional -entre ellas el yidish y muchas veces la religión- como un lastre. Moses Mendelssohn, quizá el representante más famoso del movimiento, afirmaba que para entrar en la sociedad moderna y sobre todo a los círculos culturales de referencia en la Europa Central de la época era necesario dar el salto al «verdadero» alemán.

El Esperanto como lengua de un pueblo judío renovado

mendelssonZamenhof nacido en un entorno donde la lengua y el uso de sus acentos y matices generaba una rápida asociación de clase, religión y nacionalidad, entendía perfectamente que ninguna lengua nacional podía ser usada como neutral sin que eso supusiera la desventaja para quien no tuviera dicha lengua como lengua materna. Si la referencia de la integración era una lengua nacional, era claro que iba a haber quien integrara -desde una posición de superioridad- y quien fuera integrado -asumiendo una posición subalterna. A día de hoy este sigue siendo el meollo de la cuestión lingüística.

A diferencia de lo que nos cuenta el mito, el esperanto no es la respuesta naif e idealista de un pacifista que pensaba que las guerras europeas se evitarían con una mejor comunicación interpersonal. Zamenhof no pensaba que la lengua fuera el problema central, el origen de los conflictos. Su contexto y propuestas eran mucho más complejas.

galitziaCuando Zamenhof empieza a trabajar en el esperanto, la Haskalá es parte del pasado. Las nuevas tendencias dominantes en el mundo judío centroeuropeo son el «bundismo» y el sionismo. El bundismo era una parte del movimiento socialdemócrata que reclamaba «autonomía cultural» para los judíos polacos y lituanos. Rechazando la religión, basaban la identidad judía en el yidish y querían ponerlo en valor y enseñarlo en las escuelas. Eran especialmente fuertes en la región de Galitzia, donde el campesinado era en su mayoría judío y en los barrios obreros judíos de las grandes ciudades. El sionismo pensaba que no habría «solución para el problema judío» sin migración y construcción de una nacionalidad sobre un territorio… y la adopción de una nueva-antigua lengua: el hebreo. Cruzando ambos movimientos estaba la cuestión religiosa: ¿no había sido la religión la base histórica de la identidad judía?

Zamenhof HomaranismoLa propuesta de Zamenhof será adoptar una ética común y universalmente aceptable, el «hilelismo» que luego renombrará como «homaranismo», basada en «la regla de oro», que cualquiera pudiera asumir como propia y que sirviera de base a una «identidad neutral».

Zamenhof piensa que, en una primera fase, este movimiento servirá para solucionar los problemas del pueblo judío. Pero, a la larga, como este nuevo pueblo estará construido sobre unas bases neutrales -una religión humana y neutral, una lengua neutral, etc.- poco a poco se podrá ir abriendo para aceptar a personas de cualquier origen. (…) El hilelismo sigue siendo un sionismo. Rechaza el sionismo hertzeliano, que, según él, hace creer a los judíos que sólo en Palestina serán felices. Proclama que los hilelistas siempre amarán Palestina, pero negarán que la solución al problema judío pase por ella. En su lugar «(…) un futuro congreso hilenista buscará un lugar de asentamiento donde puedan desarrollar su propia cultura nacional».

Pero toda cultura nacional requiere una lengua nacional. (…) Da al hilenismo el objetivo de crear para los judíos una lengua propia, no basada en simplificar el hebreo, sino en el conjunto de lenguas que ya hablaban realmente, una lengua neutral.(*)

Así nace el Esperanto, como lengua neutral para un pueblo -el judío- que, a falta de Estado y territorio, es necesariamente neutral dentro del «concierto de las naciones europeas».

El esperanto como lengua de una comunidad intencional hilelista

zamenhof invitado por los esperantistasPero como los judíos centroeuropeos no abrazan el hilelismo masivamente, Zamenhof reconvierte pronto el esperanto en la lengua de una comunidad intencional, la hilelista, diseñada para los judíos que quieren seguir siendo judíos y al mismo tiempo abrazar el librepensamiento de la haskalá.

Zamenhof intentará hasta el último momento construir las bases de esa «comunidad neutral» formada por judíos librepensadores de distintos orígenes llamados a agrupar gente hasta convertirse en un pueblo neutral. Llega incluso a estudiar la compra de unos terrenos en Suiza para construir el primer asentamiento. Lo último que espera es convertirse en el fundador de un movimiento lingüístico.

Lengua internacional del pacifismo y el progresismo… francófono

Zamenhof y MicheauxPero mientras tanto, el esperanto ha cobrado vida propia. No ha sido adoptado mayoritariamente por judíos, sino por gentiles progresistas y pacifistas de ideas republicanas. El verdadero centro del primer Esperanto no está en la étnicamente conflictiva y multilingüe Galitzia polaca, sino en la homogénea república francesa. Y de hecho la gran mayoría de sus primeros hablantes son francófonos: franceses y belgas, pero también de otros países donde el francés era lengua doméstica de las clases ilustradas pudientes.

La base social del movimiento real no quiere oír ni hablar del «homarismo». Busca una segunda lengua auxiliar universal que habría de contribuir a la paz y al que se reduce su «objetivo final». El esperanto ha pasado de ser la lengua diseñada para un proyecto comunitario concreto a ser la lengua del universalismo republicano y pacifista.

Lengua revolucionaria

Pero no quedarán ahí los avatares del esperanto. Del progresismo humanista y pacifista francófono pasará pronto a entornos libertarios y de ahí al sindicalismo revolucionario, con el que pronto llegará a la otra punta del mundo.

El esperanto no es ni una ideología ni una cultura

1905-universala kongreso de esperanto-eliro-el-la-kongresejoA pesar de lo que defienden los nacionalismos europeos, la lengua no nos da una perspectiva para ver el mundo, esa perspectiva se forma en las experiencias colectivas y las vivencias individuales.

La lengua es un software y la genialidad de Zamenhof fue crear un software libre, usable y con un bajo coste de adopción. E igual que un procesador de texto sirve a gente y organizaciones muy distintas, el esperanto sirvió desde su nacimiento a todo tipo de intereses y valores.

Cuando cientos de progresistas universalistas de la época adoptan la lengua como propia, crean una ideología en torno a ella basada en la idea de que una lengua auxiliar servirá a la paz mundial. Nace entonces el «esperantismo», redes de personas dedicadas a difundir la lengua creada por Zamenhof en todo el mundo. Estas redes sufrirán terriblemente por su cosmopolismo: persecución durante el ascenso de los totalitarismos europeos, aislamiento y mofa en la época de nueva hegemonía del inglés…

revuo esperantoPero, contra viento y marea, mantendrán un esfuerzo constante por demostrar la utilidad de la lengua, generando una literatura propia y manteniendo la evolución de la lengua. El resultado serán dos grandes ideologías: el «finavenkismo», que batalla por un «triunfo final» (fina venko) de la lengua -su adopción universal como lengua auxiliar- y, nacida más tarde, el raŭmismo, que considera que aquellos que hablan y se relacionan cotidianamente en esperanto han llegado a formar un «gento», un pueblo en si mismo con una cultura propia y diferenciada.

Pero no debemos confundirnos. En total, el esperantismo agrupa a menos del 1% de los dos millones– de personas que hablamos esperanto. Incluso entre los 3000 hablantes nativos o «denaskuloj» que se calcula existen repartidos por el mundo, el porcentaje es muy minoritario.

Por eso la cultura esperantista -la cultura de las personas cuya actividad social se centra en la difusión de la lengua- no es equivalente a una cultura nacional, sino a la cultura de cualquier comunidad o grupo activista. De hecho, son muchas las culturas comunitarias que se expresan en esperanto sin ser «esperantistas» y es más que posible que el futuro del uso del esperanto dependa de ellas más que del activismo puramente lingüístico.

La diferencia entre el esperantismo y el conjunto de esperanto-hablantes es la diferencia entre estar centrado en hacer proyectos y mantener conversaciones «sobre» una lengua determinada y hacer proyectos «en» esa lengua. El esperantismo no es el mundo que habla esperanto, es una comunidad más, una conversación entre otras de todas que nacen y se desarrollan en esperanto. Eso sí, esa conversación particular, ha traducido buena parte del software de uso corriente y grandes clásicos literarios y producido infinidad de materiales didácticos. Es una comunidad cuyos debates no representan a la generalidad de los hablantes pero que ha sabido ser útil al conjunto de los hablantes.

Una herramienta más para aprender con nuestros pares

TEDxEsperantoLas lenguas son herramientas, software y las lenguas sintéticas son además herramientas libres, no atadas a ninguna «cultura nacional» y por tanto a unos intereses de estado (o estados) que imponga unos contextos de poder en su uso (como pasa con el inglés, por ejemplo).

Las lenguas sintéticas como el esperanto sirven para trabajar a un mismo nivel, reduciendo costes de adopción (altos en las lenguas históricas, siempre complejas e irregulares) y sobre todo sin imponer ventajas a favor del «hablante nativo». La «lengua neutral» es un software básico para cualquier comunidad que no quiera jerarquizarse en función de la lengua materna dando ventajas a unos sobre otros o directamente excluyendo a quienes quieran unirse pero no hablen la lengua mayoritaria.

Como con cualquier otro software, el código podrá ser usado por todo tipo de grupos e ideologías y servir para difundir culturas muy diferentes. Algunas nos resultarán atractivas. Otras horrorosas. Y es que a partir de ahí, como con toda herramienta libre, lo interesante del esperanto es lo que hagamos con él.

«Las lenguas sintéticas como herramientas comunitarias» recibió 13 desde que se publicó el Lunes 23 de febrero de 2015 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Mayra Rodríguez Singh.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Leganto dice:

    Un artículo muy interesante. Felicidades!

  2. Angelo dice:

    Gracias por tu trabajo, Mayra. Ofreces material que yo desconocía y que me parece muy importante para conocer la evolución del esperanto.

  3. Liberar a las lenguas de sus objetivos (nacionales, imperiales, universales) y pensarlas como herramientas es un gran punto. Estupendo post Mayra!

  4. David dice:

    Pues a mi este artículo no me gusta nada. Se hacen afirmaciones de carácter lingüístico que no tienen ningun fundamento: por ejemplo, no se puede decir que las lenguas sean software, ni figuradamente; ni que las “lenguas sintéticas” sean más fáciles que otras y por supuesto, que no sean vehiculo de culturas “nacionales”. Y eso de que hay culturas comunitarias que se expresan en esperanto sin ser esperantistas? Sinceramente, no me lo creo. Sobre la cuestión histórica no digo nada, espero que tenga algo más fundamento que la lingüistica. Un saludo.

    • David, sobre el esperanto puedo hablar por propia experiencia, cuando me invitaron al TEDxMadrid no hablaba más de dos palabras. La idea del TED era justamente empezar a estudiar a menos de tres meses del evento con mis compañeros y contar la experiencia y los resultados. Si no hubieramos aprendido a un nivel altísimo, imposible en una lengua histórica -al menos para mi, que estudié unas pocas y las malhablo tras años- simplemente no habría podido dar esa charla.

      Sobre las culturas comunitarias: bueno, valgamos nosotros de ejemplo también, pero sobre todo el propio esperantismo (o esperantismos) como cuenta el artículo, y por lo que encuentro por la red tampoco somos una cosa tan rara, la misma gente que hizo lernu! es una comunidad transnacional interesantísima con su propia dimensión empresarial, y sin buscar siquiera en Google conozco otras dos en Europa. Vamos, que no es una cosa tan rara, aunque desde luego no sea mayoritaria ni un fenómeno de masas.

      La idea de que las lenguas son un software es, obviamente, una metáfora que remarca que son lo contrario a una «esencia»… pero eso es otra discusión.

  5. M.Dolors Godoy dice:

    Soy esperantista pero además, como catalana, vivo de cerca el problema de las imposiciones lingüistas. Muy interesante el escrito y muchas nuevas ideas de las que sacar provecho: con tu permiso!! Un abrazo.

Pingbacks recibidos desde éste y otros blogs

  1. […] lundo Mayra publikis hispane interesan afiŝon pri la historio de Esperanto. Ŝi klare montras kiel Esperanto naskiĝis kiam komunuma lingvo kaj […]

  2. […] Ĵeromo. Me decidí a intercambiar algunas palabras con «Dro Teks» sólo por curiosidad y porque habla esperanto pero la conversación no duró mucho. No soporte su insistencia alineada al procedure del «Dro […]

  3. […] que arropaba a su vez a pequeños grupos algunos de carácter social como el movimiento obrero, que encontró en el esperanto su aliado para enriquecer las conversaciones y traspasar […]

  4. […] cacharrear y aprender. Lo he llamado Libera Kampo. Si os suena raro es porque quereis ;-). Es Esperanto  y es sencillo de […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador de blogs de los
socios del Grupo de Cooperativas de las Indias:
F-83409656 (Sociedad de las Indias Electrónicas S. Coop.)
F-85220861 (El Arte de las Cosas S.Coop.)
G-84082569 (Las Indias Club)