LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El espíritu de la Rebelión en un nuevo siglo

El honor de la rebelión consiste en no calcular, en distribuir todo en la vida presente entre sus hermanos vivos. Es así que es generosa con la Humanidad de mañana.

nuit debout marsella
El día en el que la idea cesarista de la revolución triunfó sobre el espíritu sindicalista y libertario, el pensamiento revolucionario perdió, en su propio interior, un contrapeso del que no podía privarse sin declinar. La comuna contra el Estado, la sociedad concreta contra la sociedad absolutista, la libertad contra la tiranía racional, al fin, el individualismo altruista contra el sometimiento de las masas, son las antinomias que traducen, una vez más, la larga confrontación entre la mesura y la desmesura que anima la Historia de Occidente tras el mundo antiguo. Pero, ¿ese espíritu sindicalista no es ineficaz? La respuesta es simple: es el responsable de que, en un siglo, mejoraran milagrosamente las condiciones de vida obreras desde la jornada de dieciséis horas a la semana de cuarenta.

vacaciones 4 postreEl conflicto profundo del siglo XX no se establece entre las ideologías alemanas de la historia y la política cristiana, que a su manera son cómplices, sino entre los sueños alemanes y la tradición mediterránea, entre la historia y la naturaleza [humanas]. La ideología alemana es en esto solo una heredera. En ella culminan veinte siglos de vana lucha contra la naturaleza [humana] en nombre de un dios histórico primero y de la historia divinizada después. Cuando Dios fue expulsado de este universo histórico nace la ideología alemana y en ella la acción no es ya perfeccionamiento sino pura conquista, es decir, tiranía.

vacaciones 3 higosPero el absolutismo de la historia, a pesar de sus triunfos nunca ha dejado de tropezar contra una exigencia invencible de la naturaleza humana cuyo secreto guarda el Mediterráneo, donde la inteligencia es hermana de la dura luz. Los pensamientos rebeldes, los de la comuna o el sindicalismo revolucionario, no han dejado de plantear esta exigencia tanto frente al nihilismo burgués como frente al cesarismo socialista. Lejos de ser un romanticismo la rebelión se orienta al verdadero realismo. Si quiere una revolución, quiere una revolución de la vida, no contra la vida. Por eso se apoya sobre todo en las realidades más concretas: en la profesión, en la comunidad cercana, donde se transparenta el ser, el corazón vivo de las cosas y de las personas.

cerveza-maltaHay una acción y un pensamiento posibles a la escala humana que nos es propia. Toda empresa más ambiciosa se revelará contradictoria. El absoluto no se consigue ni, sobre todo, se crea a través de la historia. La política no es religión y si intenta serlo se convertirá en Inquisición. La Historia no puede convertirse en objeto de culto, no es más que una oportunidad y se trata de hacerla fecunda a través de una revuelta vigilante.

Europa siempre ha estado en esta lucha entre el mediodía y la medianoche. Solo se degrada desertando de ella, eclipsando el día en favor de la noche. La destrucción de ese equilibrio nos da hoy sus frutos más característicos. Privados de nuestras mediaciones, exiliados de la belleza natural, estamos de nuevo en el mundo del Antiguo Testamento, encerrados entre unos faraones crueles y un cielo implacable.

Paul Signac - Boceto Tiempo de AnarquíaEn el corazón de la noche europea, el pensamiento solar, la civilización de doble rostro, espera su aurora, pero deja claros ya los caminos del verdadero conocimiento. El verdadero conocimiento consiste en hacer justicia a los prejuicios de la época y sobre todo al más desgraciado de ellos, el que quiere que el hombre liberado de la desmesura sea reducido a una sabiduría pobre. La desmesura es una comodidad siempre y una carrera a veces. La mesura, por contra, es pura tensión. Pero nuestros agitadores, dedicados a laboriosos apocalipsis, la desprecian. La revolución sin honor, la revolución del cálculo que, prefiriendo un hombre abstracto al hombre de carne y hueso, niega el ser tantas veces como le es necesario, pone el resentimiento en lugar del amor. Tan pronto como la revuelta, olvidándose de sus generosos orígenes, se deja contaminar por el resentimiento, niega la vida, corre hacia la destrucción y hace que se levante la cohorte bufa de esos mini-rebeldes, semillero de esclavos, que terminan por ofrecerse en todos los mercados de Europa a no importa qué servidumbre. No es ya revuelta ni revolución, sino rencor y tiranía.

Y cuando la revolución, en nombre de la potencia de la historia, se convierte en ese mecanismo mortífero y desmesurado, una nueva revuelta se hace sagrada en nombre de la mesura y de la vida. Estamos en ese extremo. Tras estas tinieblas una luz que intuimos ya es inevitable y por eso solo tenemos que luchar para que exista. Más allá del nihilismo, todos nosotros, entre las ruinas, preparamos un renacimiento. Aunque pocos lo sepan.

ensaladas y clarete las indiasEl honor de la rebelión consiste en no calcular, en distribuir todo en la vida presente entre sus hermanos vivos. Es así que es generosa con la Humanidad de mañana. La verdadera generosidad con el futuro consiste en darlo todo al presente. La rebelión, sin pretender subvertirlo todo, puede ya, al menos, enfrentarse a todo. Desde ese momento fluye el mediodía sobre el movimiento mismo de la historia.

El secreto de Europa es que no ama ya la vida. Sus ciegos han creído infantilmente que amar un solo día de vida justificaría siglos de opresión. Negando la justa magnitud de la vida, han tenido que apostar por su propia excelencia, se han divinizado a sí mismos.

Robot automocionEs inútil querer invertir la técnica. La era de la rueca ha pasado aunque el sueño de una civilización artesana sea sano. La máquina solo es mala en su modo de empleo actual. Hay que aceptar sus beneficios aunque se rechacen sus estragos. La verdadera desmesura, la desmesura inhumana, es la división del trabajo. Pero a base de desmesura, una máquina de cien operaciones dirigida por un solo hombre, creará un solo objeto. Este hombre, al menos en parte y en una escala diferente, habrá vuelto a encontrar la fuerza creativa del artesano. El productor anónimo se aproximará entonces al creador.

En esta hora, cada uno de nosotros debe rehacer sus pruebas, conquistar en y contra la historia, aquello que ya posee, la magra cosecha de sus campos, el breve amor de este mundo. En el momento en que por fin nos hacemos adultos, tenemos que abandonar los furores adolescentes. El arco se dobla, la madera gime. En el momento de mayor tensión, saldrá recta una flecha con el trazo más duro y libre.


Extractos de «L’homme révolté» (1950) de Albert Camus, traducidos y editados por las Indias.

«El espíritu de la Rebelión en un nuevo siglo» recibió 8 desde que se publicó el martes 26 de julio de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por Albert Camus.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Tras Marx, el pastiche nos permitió dar la palabra a Zamenhof y a Foucault sin tener que añadir toneladas de notas o largas introducciones aportando contexto. Finalmente, aunque a base de citas de una única obra, incorporamos a la misma serie a Dreikurs y Camus. […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.