LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El futuro empresarial en la península ibérica y la base de la pirámide

Que la economía española carece de resiliencia es evidente en las perspectivas económicas oficiales: fondo en -más o menos- 5 millones de parados, rebote lento que de aquí a 2014. No se espera que genere más que la mitad de los puestos de trabajo perdidos. Osea, que sin contar con los previsibles incrementos de población activa, el resultado ya sería harto oscuro.

¿Por qué una economía como la española no puede recuperarse de una crisis como esta a una velocidad socialmente aceptable? El concepto habitual es «modelo de desarrollo», un pack que incluye elementos estructurales (regulaciones y dependencia estatal, estructura laboral y de capital de las empresas, dificultades para incorporar innovación, etc.), culturales (calidad de los equipos políticos y de los directivos de las empresas, papel de la vivienda, existencia de incentivos disfuncionales en las opciones profesionales y educativas de las personas, falta de dinámicas emprendedoras, etc.) y de entorno (escaso atractivo para capitales productivos, pymes poco internacionalizadas en los mercados lingüísticos y culturales que les serían más accesibles, etc.).

Ese es el diagnóstico obvio y no es ninguna novedad. La pregunta es qué hacer. Pero no qué hacer desde el estado como si fuera una palanca a nuestra disposición, sino qué hacer desde las herramientas que tenemos los que leemos estos blogs: nuestras empresas, nuestro trabajo, nuestra formación.

El mercado peninsular entero -Portugal está en la misma, si acaso en un grado aún peor- salvo algunos enclaves como Euskadi, van a tener serios problemas para mantener la cohesión social. Es más, previsiblemente el reto será abordado de forma tradicional -dinero público para apagar incendios asistencialmente- lo cuál a su vez empeorará el problema en un círculo vicioso que erosionará aún más la resiliencia del sistema.

Creo que, desde donde nos toca, tanto a los indianos como a muchos de los que leéis este blog, sólo dos cosas pueden hacerse para incorporar resiliencia a nuestro entorno real: empezar a generar ingresos en otros mercados con los que mejorar nuestra capacidad de autofinanciación y empezar a pensar los mercados peninsulares en términos de «negocios en la base de la pirámide», adelantándonos al previsible cambio de patrones de consumo y al también previsible estancamiento de la demanda de productos sofisticados -y por tanto de gran valor añadido- por las empresas, que si demandarán algo innovador será, en todo caso, productos relacionados con su propia internacionalización o con el diseño de productos masivos de bajo coste orientados a las nuevas necesidades de una clase media cada vez más pesimista y conservadora.

¿Tendría sentido ofrecer a las empresas consultoría y «clinics» que les ayudaran en este tipo de transición hacia nuevos procedimientos en la conceptualización de productos? Podría ser un negocio en si mismo, la verdad, pero sinceramente veo a otro tipo de agentes ayudando a construir el modelo. ¿Cómo lo véis?

«El futuro empresarial en la península ibérica y la base de la pirámide» recibió 0 desde que se publicó el Lunes 25 de Abril de 2011 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.