LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El modelo de la pirámide y la integración de nuevos indianos

Siguiendo el modelo de la pirámide descubrimos que en realidad la integración en una organización comienza antes de que se formalice una petición. Si no ha sido así, lo mejor es convertirla en una oportunidad de comenzar desde la participación en la conversación.

Dos peticiones de integración aguardan en este momento en el buzón de las Indias. Ambos pertenecen a blogueros conocidos, uno europeo, otro suramericano. Ambos son, sin duda, personas inteligentes y capaces. Ambos tienen una interesante trayectoria en la red animando la formación de comunidades desde blogs. Sin embargo, leyendo sus formularios nos sentimos perdidos.

Determinar la entrada de alguien en el proceso de integración indiana no es sólo, ni siquiera fundamentalmente, un juicio selectivo clásico. Se trata de entender si la forma de enfocar las cosas, la cotidianidad del trabajo y los objetivos vitales a medio plazo encajan. Y es tremendamente difícil poder dar una respuesta fundada exclusivamente sobre un formulario por prolijo que sea.

Y aquí volvemos al modelo de la pirámide del compromiso. La idea es que trabajar de manera equilibrada todos los niveles de comunicación y relación virtual con nuestro entorno elimina incertidumbres a la hora de incorporar nuevas personas. Si tuvieramos que juzgar todas las peticiones tan sólo por el formulario, la decisión siempre sería poco menos que un azar.

Trayectorias de relación previas al itinerario

Pero casos como los que abren este post no son nos normales. En general las trayectorias previas son de dos tipos:

  1. Personas con las que la relación comienza como participación a través de comentarios y pasa luego a interacción desde sus blogs y mediante mensajería instantánea. Un terreno en el que de forma natural el itinerario se plantea como una continuación del debate. Este proceso (hacer la pirámide de abajo a arriba) es el que han seguido nuestros actuales intinerantes antes de comenzar la integración, en el caso de Manuel en un cortísimo periodo de tiempo.
  2. Asumimos que siempre habrá un cierto porcentaje de solicitantes, personas más jóvenes con un bajo o ningún perfil en la red, cuya relación con nosotros pasará en poco tiempo del conocimiento superficial a la solicitud de comenzar el itinerario. En estos casos el formulario de integración si que puede ser el comienzo y no el final de una trayectoria de relación previa al itinerario que puede articularse de formas diversas, comenzado por animarle a participar en los blogs y dejarnos comentarios, siguiendo por abrirse uno propio con mayor o menor ayuda nuestra o incluso realizar pequeños contratos temporales para ayudar en proyectos concretos.

Participar e interactuar

Sin embargo, nos encontramos todas las semanas en el buzón indiano con formularios como los que abren este post. Blogueros activos y relevantes en sus comunidades, que practicamente se plantean un salto mortal de la adhesión genérica a la integración. Siempre venimos a responder igual: recoge en tu blog los debates que abrimos o cuando menos comenta nuestros posts y veamos a dónde conduce la conversación.

Nuestra experiencia nos ha enseñado que saltarse fases en el proceso no es bueno. También que en estos casos nuestra invitación a participar, comentar e interactuar no suele ser escuchada.

«El modelo de la pirámide y la integración de nuevos indianos» recibió 0 desde que se publicó el domingo 4 de abril de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.