LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El nacimiento del hardware libre

Los callejones sin salida del camino a la abundancia están llenos de licencias abiertas… pero no libres.

Todo empezó en el Interaction Design Institute (IDII) de la ciudad italiana de Ivrea donde Massimo Banzi estaba contratado como profesor asociado para impulsar nuevas formas de diseño interactivo de sistemas físicos. Sin embargo, sus horas de clase y sobre todo el presupuesto disponible eran más bien escasos.

Lo único que Banzi tenía a su diposición eran los microcontroladores BASIC Stamp, creados por Parallax, que eran los que se usaban desde hacía años. Pero estas placas no permitían la potencia de computación suficiente para algunos de los proyectos que sus alumnos tenían en mente, no corrían en Macintosh, que por entonces era el ordenador de moda en el IDII y sobre todo, costaban alrededor 100 dólares por unidad, lo que superaba el presupuesto de los estudiantes.

El propósito de crear una plataforma de acceso rápido y fácil además de barata fue lo que llevó a Benzi a abrir el proyecto. Se dio cuenta enseguida de que cuanta más gente conociera su idea, más posibilidades tenía de que se unieran otros y el proyecto avanzara. Al mismo tiempo, el IDII, en se momento, estaba a punto de cerrar sus puertas por falta de fondos. Si el proyecto no se abría totalmente, corrían el riesgo de que el proyecto desapareciera o de que su propiedad quedara en manos de quien sabe que institución. El software libre ya tenía un largo recorrido y había demostrado su importancia en la democratización del aprendizaje y el emprendimiento, pero esta ocasión, hablábamos por primera vez de hardware libre, lo que abría la puerta a una verdadera revolución de la producción. Llevaría el nombre del bar donde Banzi, sus colegas y estudiantes solían discutir y charlar tras las clases: Arduino.

Arduino

Arduino es hoy el nombre tanto de la tecnología como de la empresa que la explota, pero también del movimiento pionero y más importante de hardware libre a nivel mundial.

El hardware consiste en una placa de circuito impreso con un microcontrolador, normalmente Atmel AVR y puertos digitales y analógicos de entrada/salida, los cuales pueden conectarse a placas de expansión, que amplían las características de funcionamiento de la placa Arduino. Asimismo, posee un puerto de conexión USB desde donde se puede alimentar la placa y establecer comunicación con el ordenador.

La ventaja de esta placa es triple: permite a cualquiera crear instalaciones con sensores sin conocimientos previos de electrónica o informática, cuesta solo 30 dólares y no está protegido por licencias propietarias lo que, además de garantizar un bajo precio de fabricación, permite que cualquiera tenga acceso al diseño de sus componentes y pueda construirla con sus propios materiales si así lo desea.

David Cuartielles: La conexión zaragozana

David Cuartielles nació en Zaragoza en 1974. Se fue de España a finales de los 90, primero a Alemania y después a Suecia donde trabajaba como director del Laboratorio de Prototipado de la School of Arts and Communication de la universidad de Malmö. En 2005, durante una residencia de investigación en el IDII, conoció a Massimo Banzi y se unió al proyecto Arduino. Experto en circuitos y computadoras, Cuartielles mejoró la interfaz de hardware de la placa, agregando los micro-controladores necesarios para brindar soporte y memoria al lenguaje de programación para trabajar en la plataforma. En menos de un año, Arduino entró en los programas de más de 20 universidades, incluidas UCLA de Los Angeles, RCA de Londres, ITP de Nueva York, UPC de Barcelona, K3 de Malmoe y Domus Academy de Milán.

La triste paradoja de Arduino

Se suele considerar a Arduino el comienzo del movimiento del hardware libre. Es verdad que abrió la conversación que propició su arranque y que pocas invenciones han hecho más por la Economía Directa en Europa. Sin embargo Arduino en sí mismo no es libre sino «abierto». Tiene una licencia «non commercial» que no permite fabricar copias o derivados para el mercado… lo cual seguramente explica por qué siendo el movimiento alrededor suyo más potente que lo que en su día fue el del software libre, no ha dado lugar a un cambio industrial y social equivalente. Los callejones sin salida del camino a la abundancia están llenos de licencias abiertas… pero no libres

«El nacimiento del hardware libre» recibió 2 desde que se publicó el jueves 23 de febrero de 2017 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Comentarios recibidos en este post y unidos a la discusión global de todos a través de la Matriz, nuestro espacio conversacional.

  1. Juan Ruiz dice:

    Esa precisión entre libre y abierto en el caso de Arduino me parece básica e ilustrativa sobre lo que podría significar que fuera realmente libre.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] Los callejones sin salida del camino a la abundancia están llenos de licencias abiertas… pero no libres.  […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.