LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El neoliberalismo y las escalas

Con la perspectiva de la actual crisis, podemos entender el conjunto de políticas neoliberales que marcaron el mundo desde los años ochenta como una reacción consciente y un acelerador involuntario del gran capital a la reducción de la escala óptima de producción y por tanto a la transición hacia un modo de producción P2P

De los creadores de los «Bowie Bonds»...La cuestión de la escala de producción y las crecientes ineficiencias ligadas a esta, son un tema tan común como cotidiano. Las grandes producciones y servicios de escala son percibidos socialmente de forma negativa tanto por la irresponsabilidad social que permite a la gestión como por las pérdidas de calidad y diversidad que impone y que los consumidores saben innecesarias. Como escribe Kevin Carson:

The larger the scale of production, the more it must be divorced from demand, which means that the ostensible «economies» of large batch production are offset, and then more than offset, by the increasing costs of finding new ways of making people buy stuff that was produced without regard to preexisting orders.

Sin embargo, la crítica de las grandes escalas que hemos emprendido en las Indias, va más allá, señalando cómo el origen de la crisis está en la inadecuación del capital financiero a las nuevas -y cada vez menores- escalas óptimas de producción. Escalas óptimas que cada vez están más cercanas a las del modo de producción P2P.

La «gran máquina de fabricar burbujas» tendría su origen en las dificultades del sistema para rentabilizar grandes masas de capital en un entorno en el que la escala eficiente de producción es cada vez más pequeña y se necesita por tanto menos volumen de inversión.

Por ejemplo, es un hecho conocido en los entornos de «capital semilla» y «venture capital» que lo que reduce la rentabilidad de esos fondos es la necesidad de asumir riesgos mayores para poder ofrecer salida a mayores paquetes de inversión. Como comentaba Jose Ignacio Gorigolzarri en una entrevista para el diario económico Cinco Días:

Si faltan emprendedores, no creo que sea porque no hay financiación (…) ojalá hubiera escasez financiera y no de proyectos novedosos.

Y el mundo de las «start ups» no es una excepción. A fin de cuentas si el sistema se ha focalizado en ellas ha sido como parte de un movimiento más amplio caracterizado por una una serie de innovaciones financieras cuyo objetivo era reducir niveles de riesgo no sistémico para encontrar nuevas salidas al capital.

Este movimiento debería considerarse el motor de las políticas estructurales hegemónicas desde los años ochenta que describe David Harvey en «A Brief History of Neoliberalism»: financiarización, apertura de mercados y radicalización y extensión de la legislación de propiedad intelectual.

Todas ellas son políticas de consecución de escala cuyo objetivo es dar salida y sentido a una masa creciente de capitales ociosos y es desde este ángulo -más que desde el ideológico o incluso desde la perspectiva de la redistribución de rentas- que deberíamos considerar el neoliberalismo como movimiento político-económico entre 1979 y la actualidad.

Las grandes estrellas empresariales de los ochenta y noventa argumentaban claramente la necesidad de orientar las políticas económicas para que hicieran posibles y necesarias escalas mayores de producción, reforzando e incluso creando nuevas fuentes de rentas financiarizables.

La caída de las escalas óptimas estaba implícita en todo el argumentario de la época: El Microsoft de Bill Gates no era General Motors ni en impacto sobre el empleo ni en necesidades de capital… y sin embargo llegó a ser la mayor empresa del mundo. Warren Buffet hizo su fortuna troceando empresas, revendiendo unas partes y poniendo a producir otros. David Bowie emitió bonos sobre rentas futuras de su música señalando el camino hacia la financiarización de la nueva industria audivisual y hasta de la nueva agricultura transgénica o la investigación médica. Un camino para el que requerían no sólo una nueva vuelta de tuerca en la legislación de «propiedad intelectual», sino su extensión a todos los demás países para impactar en las balanzas de pagos de los estados centrales y especialmente de EEUU. Una extensión, que se realizó, y no es casualidad, ligada a la firma de la nueva ola de tratados de libre comercio cuyo objetivo último era justificar un redimensionamiento al alza del capital de los grandes bancos, telecoms y empresas de servicios básicos privatizadas.

Paradojicamente esta última política, la globalización, abriría la espita de lo que se ha llamado la «ruptura de las cadenas de valor» y su consecuencia última, alimentada por el impacto de la comunicación distribuida: el ascenso de un nuevo sector industrial y tecnológico de gran alcance -pero mediana y pequeña escala- en los países periféricos, especialmente en Asia… que a su vez radicalizaría aún más la tendencia hacia escalas óptimas menores en los países centrales.

Con la perspectiva de la actual crisis, podemos entender el conjunto de políticas neoliberales que marcaron el mundo desde los años ochenta como una reacción consciente y un acelerador involuntario del gran capital a la reducción constante de la escala óptima de producción y por tanto a la transición hacia un modo de producción P2P.

«El neoliberalismo y las escalas» recibió 4 desde que se publicó el lunes 14 de mayo de 2012 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Pingbacks recibidos desde otros blogs

  1. […] principal argumento de la izquierda anglo pro-Brexit. Parece irrebatible: desde que arrancaron las primeras políticas neoliberales, los incrementos de productividad no se han traducido en una subida equivalente de los […]

  2. […] ke, en la serĉado de rentoj, ĝi impulsas brutalan entreprenan centralizadon kiu permesas al si la kapton de la ŝtato kaj per tiu ĉi de la natura komunaĵo. En malmultaj vortoj: la makroentreprenoj ligitaj al la […]

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.