LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El significado político de las herramientas digitales: el ejemplo Laporta

Tras toda arquitectura de información se oculta una estructura de poder. Las webs de los candidatos electorales expresan en su misma elección de herramientas un mensaje político posiblemente más profundo y sincero que la letra de los programas electorales.

A diferencia de lo que se empeña en contar la versión mediática al uso, el uso de herramientas web para impulsar o usar redes sociales no es una novedad que el ahora presidente Obama trajera a la política. Podemos remontar sin problemas el uso protagonista hasta 2003, un marco en el que el presidente norteamericano resulta, más bien, una coda poco esperanzadora:

Tras la victoria presidencial Obama escenifica su resistencia a dejar la Blackberry. Hay mucho contenido y densidad simbólica en este gesto. A diferencia de Sarkozy, el líder no quiere dejar la red. Quiere seguir comunicándose directamente con ella. A fin de cuentas el modelo no es ya el de la emergencia y efervescencia conversacional que asustaba a los aparatos. Se ha convertido, y este es el gran mérito y peligro de Obama, en unidireccional. En una radio alternativa que el nuevo presidente pretende utilizar como Roosevelt utilizaba la radio. El país, el pueblo, se ha convertido en un recipientario homogéneo que escucha directamente al hombre que representa la esperanza y habla cada vez más con lenguaje papal, situándose discursivamente por encima de la política.

El modelo parece haber cuajado y parece animar los nuevos enfoques dospuntoceristas de campañas electorales, ejemplificadas esta semana con la presentación de la web de Joan Laporta, presidente del Fútbol Club Barcelona que calienta motores de cara a su candidatura a la presidencia de la Generalitat de Catalunya.

Observen las herramientas elegidas en la página: facebook, twitter, un canal de youtube… la unidireccionalidad queda clara, no hay un sólo espacio colectivo ni una sola forma de unirse o discutir objetivos y campaña, a pesar de que el ya candidato in pectore afirme que:

Des d’avui amb aquesta nova eina podrem comunicar-nos de forma directa, dient les coses pel seu nom. (…) Des del lloc web i des de diverses xarxes socials com Facebook, Twitter o YouTube, ens mantindrem permanentment comunicats. Diuen que parlant la gent s’entén. Doncs som-hi!

Pero los libros de caras como facebook o los servicios de microblogging como twitter no sirven para deliberar. El candidato no está ahí para escuchar ni recibir propuestas, sino para emitir unidireccionalmente, dejando como única respuesta posible la adhesión a su persona.

El mismo blog del candidato es un blog capado y de hecho ni siquiera le llama así. No se trata ya de que modere comentarios (algo obviamente recomendable pero que supone un esfuerzo de gestión), es que ni siquiera permite pings, con lo que las respuestas que encuentre en la blogsfera no serán reflejadas en su fuente. No se sitúa en una posición de diálogo, sino externa y por encima. No invita a un hacer juntos, invita a seguirle.

Siguiendo las huellas de Obama, Laporta escenifica en su web un monólogo y da la oportunidad de adherirse a él, nada más. Ni siquiera sus seguidores son invitados a construir un programa o a aportar ideas. El diálogo, la elaboración colectiva, son sustituidos por el gesto gratuito de apoyo: convertirse en follower, hacerse amigo en facebook…

¿Qué aporte democrático supone este tipo de web para la ciudadanía? Tan sólo disponer de las opiniones del candidato en primera persona. Nada más.

Para los políticos son cómodas y -si los medios tradicionales quieren- le darán imagen de estar al día. Las herramientas web de la cultura de la adhesión no representan ningún “riesgo” para los políticos, les ponen bajo la luz de sus propios focos y no dan espacio a réplica ni alimentan la formación de redes sobre ideas, redes que a fin de cuentas, siempre pueden volverse críticas.

«El significado político de las herramientas digitales: el ejemplo Laporta» recibió 0 desde que se publicó el martes 2 de marzo de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.