LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

El triste final de la burbuja mediática dospuntocerista

Foreign Policy da un giro de 180 grados y reconoce que no hubo tal “Twitter Revolution” en Irán, Malcom Gladwell argumenta en New Yorker contra los libros de caras como útiles del ciberactivismo, CNN descubre que comunidad era otra cosa… Es el ocaso del discurso dospuntocerista y el hype sobre los libros de caras.

Cuando nos pideron un artículo sobre twitter y facebook para el Foreign Policy de Agosto de 2009 no imaginamos que la cosa iba a acabar en una protesta formal incluido rechazar el cobro de los emolumentos habituales. Desde nuestro punto de vista se trataba de ofrecer con un poco más de formalidad los argumentos que ponían en duda la supuesta Iran’s twitter revolution y el supuesto carácter revolucionario del uso de facebook por Obama.

Pero el mensaje iba a contrapelo del discurso mediático. La editora juzgó más interesante cambiar el título del artículo a ¿La revolución será twitterada? y contradecir con una entradilla de su cosecha y unos destacados engañosos lo que el artículo decía. Su respuesta a mis protestas consistió en quitar el artículo de la parte pública de la web de la revista dejándolo sólo accesible a suscriptores.

Un año más tarde, la versión norteamericana de la revista titula “La twitter revolution que no lo fue y sentencia:There was no Twitter Revolution inside Iran.

Desde New Yorker, Malcolm Gladwell no sólo recoge los nuevos argumentos de FP, sino que señala algunas de las causas por las que la cultura de la adhesión y los libros de caras son contraproducentes para el ciberactivismo como argumentamos hasta la extenuación en este blog.

La conexión Amish

En EEUU hay más de 90.000 negocios amish. Recientes estudios aseguran que más del 90% pasan la frontera del quinto año en el mercado frente a una media norteamericana de menos del 50%. La última gran migración agraria del grupo, de Pennsylvania a Wisconsin, que les está permitiendo aflorar beneficios y practicamente cuadruplicar su capital en tierras llama la atención en un país deprimido. Los libros tipo Management según Tony Soprano dejan espacio a la nueva moda: Cómo prosperan los amish y los campesinos luditas se convierten en protagonistas en CNN-Money:

Pero lo interesante es que el mensaje final en una cultura profundamente calvinista viene a ser que la clave del éxito económico no está en seguir el hype tecnológico de moda sino en formar una verdadera comunidad, algo para lo que no valen los libros de caras:

Networking through Facebook doesn’t exactly have the same community-building pull as teaming up with neighbors to build a barn, and few Americans these days can point to a childhood where they awoke regularly at dawn to milk the cows.

Pronóstico y moraleja

Desde los inicios de la promoción mediática masiva de la cultura de la adhesión, la banalidad se ha demostrado un arma sumamente potente. El propio descubrimiento de que resultaba incongruente que la coordinación de las movilizaciones clandestinas en Irán se hiciera en inglés y por un medio al que es carísimo acceder por teléfono móvil, en un país donde hay 9 millones de blogs y los blogueros son llevados a juicio político una y otra vez, pero hasta ahora nadie ha sido perseguido por un tuit, resulta cuando menos sorprendente por lo pajarú que resulta en su inocencia anglocéntrica. No hablemos del redescubrimiento de los amish y de lo que identidad, fraternidad y comunidad significan.

¿Quieren un pronóstico? Los medios anglófonos y su siempre retrasada claque colonial en lengua latoc se despedirán tan banalmente del discurso terminal del dospuntocerismo como lo auparon a zeitgeist global.

«El triste final de la burbuja mediática dospuntocerista» recibió 0 desde que se publicó el Martes 28 de Septiembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.