LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

Emergencia y descomposición en España

En estos momentos el Consejo de Ministros del Gobierno de España se reúne para evaluar la declaración del «Estado de Alarma». El estado se declara así en jaque. Pero, ¿tan grave es la situación europea? ¿Estamos ante una coyuntura política o ante un síntoma de un avance más profundo de la descomposición en el continente?

El futuro aquí y ahora: Keynes, Marx, Dewey, Foucault, Dreikurs, Zamenhof, etc.

En los años 70 del siglo XX, un periodo de crisis económica, conflictos sociales y tensiones entre bloques, la metodología de los golpes de estado estaba sufriendo rápidas y potentes innovaciones. El golpe militar en Chile había sido precedido por una huelga de transportes y a nadie se le escapaba que las posibles fuerzas golpistas de las nuevas democracias ibéricas habían tomado nota. Por eso las nuevas constituciones de España y Portugal recogían herramientas específicas de represión estatal ante la sedición organizada. Nunca llegaron a usarse. Hasta ahora.

El marco económico europeo no es precisamente alentador. Desde hace semanas se cruzan apuestas sobre el camino del dominó de la crisis del euro. Una crisis que ya ha pasado de Grecia a Irlanda y apunta contagio de Irlanda a España y Portugal. Urgidos a reformas estructurales sin duda socialmente costosas, los gobiernos de ambos países ven como su peso internacional cae por momentos incluso en sus entornos de influencia directos. Simbolicamente el Presidente del Gobierno de España debe por primera vez, ausentarse de una Cumbre Iberoamericana para pactar con la UE una serie de medidas de urgencia que apuntalen un imposible: aumentar la liquidez del estado sin tocar la capacidad de consumo de familias y empresas. Pero cuando el jueves se presenta el paquete, resulta claro que se incluyen una serie de cambios que empiezan a «tocar nervio» de sectores sociales especialmente protegidos. No sólo se aumenta la edad de jubilación también se privatizan las últimas empresas públicas. Aparecen resquemores en las propias filas del partido del gobierno que reflejan los de buena parte de la clase política. Los controladores aéreos reaccionan rapidamente a la parte que les toca con una escalada de acciones que llevan al cierre de aeropuertos. El Gobierno responde el viernes por la noche enviando militares a controlar el tráfico aéreo y guardias civiles al hotel donde se reunen los controladores. En la madrugada del viernes al sábado, escenificando la angustia con que el estado afronta la situación, Alfredo Pérez Rubalcaba, Vicepresidente y portavoz del Gobierno amenaza con declarar el estado de alarma. A las nueve en punto del sábado, mientras empezamos a escribir este post el Gobierno se reúne con carácter extraordinario para decidirlo.

¿Qué está pasando?

Ninguna otra sucesión de hechos difícilmente podría ilustrar mejor el modelo de la «descomposición» que avanzábamos en «Los futuros que vienen». El marco es el de una crisis global en el que los estados nacionales por un lado reciben una presión creciente de sus propias redes clientelares –amenazadas por la globalización– y por otro deben «soltar lastre» deshaciéndose del coste que le suponen no sólo los gastos en cohesión social sino sectores enteros del empresariado y las clases medias (como los controladores) que, por otro lado, no dudarán en revolverse y enfrentarle directamente.

Un cuadro ante el que los gobiernos responderán cada vez con más «firmeza», esto es, con medidas de urgencia, represión directa y sobre todo con la generalización de un discurso cada vez más disciplinario hacia la sociedad en general que servirá igualmente para defender los intereses de los privilegiados que se quedan abordocomo las telefónicas– y defender al estado mismo de las respuestas de los que son sacrificados… que serán, necesariamente, cada vez más.

No estamos ante un «fenómeno ibérico», sino ante una enfermedad global que empieza a entrar en metástasis en Europa. Más allá del actual foco en Grecia, Irlanda, Portugal y España, la combinación de tensiones sociales, crisis económica y autoritarismo creciente se extiende por todo el continente desde Hungría hasta Francia. La descomposición será el gran protagonista del próximo año en la Unión.

«Emergencia y descomposición en España» recibió 0 desde que se publicó el Sábado 4 de Diciembre de 2010 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

El Correo de las Indias es el agregador y plataforma de blogs de los socios del Grupo Cooperativo de las Indias y es mantenido y coordinado por los miembros de la comunidad igualitaria de las Indias