LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Enki, el dios ordenador

Llamado «el hacedor», es el dios de la sabiduría, señor de la magia, la fertilidad, la construcción, las artes, el diseño, la creación… y la abundancia.

Prácticas en las Indias

Rubens SaturnoAntonio nos devolvió la pasión por los mitos y sus múltiples aplicaciones, así que en su honor, iniciamos una serie sobre grandes mitos de ayer, de hoy y de siempre, empezando por nuestros favoritos.

El mito se suele definir como un relato de hechos prodigiosos protagonizado muchas veces por seres sobrenaturales que tienen como objetivo explicar un origen o un hecho. Se diferencia de cualquier otro relato fantástico principalmente en su función explicativa del origen fundacional de una determinada cultura. Así, los mitos pueden explicar casi cualquier cosa: por qué el cielo es azul, por qué el hombre es mortal o por qué echarse a la mar no es lo mismo que ir de picnic.

En el mundo occidental, los mitos más influyentes son los grecolatinos y, por supuesto, los judeocristianos, que no solo están en el arte, en la literatura y en el cine de forma más o menos explícita, sino también en nuestro cerebro, agazapados en los rincones más inesperados del subconsciente después de siglos de transmisiones subliminales.

No tan conocidos pero igual de maravillosos son los mitos mesopotámicos, a los que les debemos un homenaje aunque solo sea por el mal momento que está pasando ese pedazo de tierra entre ríos, donde hace 5000 años ya se preguntaban de donde venía el mundo y de dónde venía el hombre. En realidad la mitología mesopotámica es básicamente sumeria, pues las sucesivas ocupaciones de la zona por acadios, asirios, y babilonios (pueblos semitas), adoptaron sus mitos con algún toque personal y cambio de nombre. Así fue como el mito del diluvio universal, que aparece en la epopeya de Gilgamesh (rey mítico sumerio), es descrito también en el Antiguo Testamento, con Noé en el papel de Ziusudra.

sumerLos dioses sumerios son aún peor que los grecolatinos, en el sentido de que se están haciendo perrerías entre ellos todo el tiempo. Dejando a un lado ese detalle son inclusivos, cohesivos y bastante juerguistas. Por ejemplo, después de crear al hombre (con el objetivo de que trabajara la tierra por ellos) Enki y Ninhursag se emborracharon y tuvieron una de tantas peleas. En medio de la bronca Ninhursag retó a Enki amenazando con estropear su juguete (el hombre) y Enki respondió al reto diciendo que él podría encontrar un lugar en la tierra para cualquier criatura que ella hiciese. La diosa creó entonces todo tipo de seres deformes y Enki encontró un sitio en la sociedad para cada uno de ellos, dando así explicación a la existencia de hombres con defectos y deformidades.

Anu-Sky-GodEn la creación del universo según la concepción sumeria, Nammu -el abismo- creo el cielo (dios Anu) y la tierra (diosa Ki o Ninhursag). Estos primero engendraron a Enlil (dios de las tormentas) líder de los dioses hasta que es expulsado por violar a su esposa Ninlil. Tras su expulsión, Enlil, que obviamente es el oscurito de la historia, se dedicó a engendrar dioses del inframundo. Supongo que para equilibrar, Nammu, aka «el abismo» engendró a Enki, el más interesante de todos. A pesar del protagonismo de Ninhursag, que era una de esas matronas de armas tomar, la cúpula sumeria la componen Anu (el equivalente a Zeus), Enlil y Enki.

Enki-EnlilEnki significa señor de la tierra, a pesar de que también se lo conoce como «el señor del abismo acuático», rey de los acuíferos subterráneos de agua dulce, protector de los navegantes, conocedor de lo profundo y creador del hombre. Llamado «el hacedor», es el dios de la sabiduría, señor de la magia, la fertilidad, la construcción, las artes, el diseño, la creación… y la abundancia.

Lo más interesante es su papel como guardián de los Mes, decretos preordenados inmutables de los dioses que sirven de base y fundamentación de las instituciones sociales, las prácticas religiosas, las tecnologías, protocolos, costumbres, procedicimientos y condiciones que hacen posible la civilización sumeria. Un conjunto de recetas (u órdenes) para activar las funciones de una ciudad.enki en colores

Por eso Enki puede ser también considerado como el primer programador. Por eso Stephenson en su Snow Crash lo presenta como el hacker neurolingüístico de la Antigüedad, creador de los comandos que ordenaban todas las cosas.

Se le representa como pez, como hombre-pez, como cabra y como Capricornio (cabra con cola de pez) y sobre todo entre ríos llenos de peces y con un cuervo en su mano. Es un dios generoso con las herramientas que otorga pues todo su hacer está encaminado a ahuyentar al caos, dándole a cada uno su lugar (su función) en el sistema comunitario, creando las palabras que activan el progreso humano.

«Enki, el dios ordenador» recibió 16 desde que se publicó el Jueves 10 de Septiembre de 2015 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por María Rodríguez.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos nuestros blogs en la
página de registro de Matríz.

Diseño y programación por el Grupo Cooperativo de las Indias. Visita el blog de las Indias y suscríbete al videoblog.