LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Enlaces, visitas y estructura de la blogsfera

Dos siglos de medios de comunicación descentralizados -y por tanto filtrados- nos han educado a pensar de un modo que hace “natural” pensar que la blogsfera se decantará pronto para formar una élite literaria o periodística que cumpla dentro del nuevo medio el papel que en el viejo sistema cumplían agencias y grandes consorcios. No es cierto.

La forma “técnica” en que esta expectativa/programa se expresa es bajo la descripción de la distribución de lectores como una Ley potencial: unos pocos captan todo, la gran mayoría apenas tiene nada. Y lo que es más importante: el rico se hace más rico, cuantos más lectores tengas más probable es que ganes a un nuevo lector.

¿Pero es así?

En 1999 el profesor Alfred Lazlo Barabasi, estudiando las redes de libre agregación describió un modelo donde efectivamente los enlaces entre nodos respondían a una ley potencial. Dada la descripción del modelo era previsible que esta ley potencial operase para sistemas como los servidores web en internet, el sistema aéreo o la red eléctrica. Todos ellos construidos sobre redes de libre agregación, es decir, redes que crecen dejando que los nuevos nodos se conecten al nodo anterior que deseen.

Según el modelo de Barabasi en redes así inevitablemente aparecen hubs, conectores que atraen a un mayor número de conexiones por el hecho de estar allí. Su efecto es minimizar grados de separación entre nodos, el número de pasos que hay que seguir para ir de una parte a otra de la red siguiendo las conexiones. Por ello, los conectores, al crecer tienen cada vez más atractivo sobre los recien llegados. Es el fenómeno conocido como conexión preferente. Si abro un aeropuerto en Cuenca lógicamente será más útil que los vuelos vayan a Madrid o Londres que a Reus, porque desde ahí los viajeros tendrán que hacer menos escalas para llegar a cualquier lado. Las redes de libre agregación (free scale networks), por este motivo funcionan de acuerdo a leyes potenciales cualquiera sea su tamaño.

La web, los enlaces y las redes potenciales

Durante mucho tiempo se pensó que la red formada por los enlaces entre las webs -blogs incluídos- formaban también una red de libre agregación y que por tanto la distribución de enlaces seguía también una ley potencial. Pero en realidad esto era así sólo si considerábamos a los buscadores, como Barabasi había hecho originalmente, y dejaba de cumplirse dentro de redes como la blogsfera. Como cuenta la propia Wikipedia:

However, if we look at communities of interests in a specific topic, discarding the major hubs of the Web, the distribution of links is no longer a power law but resembles more a normal distribution, as observed by Pennock et al. (2002) in the communities of the home pages of universities, public companies, newspapers and scientists. Based on these observations, the authors propose a generative model that mixes preferential attachment with a baseline probability of gaining a link.

Redes distribuidas vs descentralizadas y centralizadasY la diferencia entre una distribución potencial y una normal aquí es importante. La topología que sustenta una distribución de enlaces como la descrita por Barabasi es la de una red descentralizada, no la de una red distribuida. Si la distribución de enlaces siguiera una ley potencial y describiera de modo realista el modo en el que la blogsfera es leída y navegada por los lectores, la idea de su potencial como medio de comunicación no controlable, no filtrable, se vería seriamente comprometida.

Enlaces e identidad

Pero, en cualquier caso, ¿sirven los enlaces para estimar visitas? ¿Seguirían las visitas, incluso si los enlaces lo hicieran, una ley potencial?

La verdad es que no es en absoluto probable. Los enlaces, como los que adornan la columna de la derecha de este blog- son un “señalizador identitario”, no una descripción del curso de las lecturas de los que me leéis diariamente. Yo, como la mayoría de los bloggers, señalo mediante los enlaces a aquellos otros blogs cuyo espíritu me identifica y a aquellos que pertenen a amigos de mi red social, para que el que se acerca por primera vez sepa en que estilo y ámbito de preocupaciones me encuadro.

Como la función es señalizar justamente enlazaré de entre “los más conocidos” aquellos con los que de un modo u otro sintonice. ¿Pero cómo aproximo los mas conocidos? Por la idea previa que tengo al haberlos visto entre los enlaces de favoritos de los demás.

Si existe una ley potencial que rija los enlaces y no es una distribución normal como parece que se va imponiendo, éste sería su origen: cuanto más enlazado eres más probabilidad de que aparezcas en los enlaces de otros.

Lectores y enlaces

Desde el punto de vista del análisis económico, la blogsfera es un mercado de lo más normal y sencillito del mundo. Cada lector de la blogsfera tiene

  1. una restricción presupuestaria que no es monetaria, sino que se mide en tiempo. Es decir dedica un recurso limitado -el tiempo de lectura- entre uno o varios blogs
  2. un conjunto de preferencias
  3. puede acceder directamente a cualquier blog: estructura distribuida de acceso

La demanda que recibe cada blog particular se forma pues al modo en que se forma cualquier demanda de un bien. La blogsfera es un mercado donde existe diferenciación de productos. En él cualquiera individualmente tiene n blogs sustitutivos en cada grado. En general más blogs no sustitutivos que sustitutivos y en general ningún sustitutivo perfecto. Y como concuerda con la evidencia, el resultado será una distribución desigual de la demanda: unas bitácoras reciben más visitas que otras.

La demanda recibida por cada blog será función básicamente de los costes de transacción -lo fácil que sea dar con ella- y sobre todo de los gustos de los lectores.

En los costes de transacción, se esconde un elemento ligado a los enlaces -uno entre muchos: si alguien está muy enlazado es más fácil dar con el directamente -pinchando en otro blog- o indirectamente mediante buscadores. Entonces ¿de ser cierto que la distribución de enlaces siguiera una distribución potencial, esta pasaría a la demanda que a su vez seguiría una ley tipo el rico se hace más rico?

La verdad es que son muchos los mercados donde pasa esto, en la mayoría de bienes de consumo masivo, de es hecho así: y no hay ningún caso conocido en el que se haya estimado la demanda en la que la distribución siga una ley potencial. Evidentemente hay unos oferentes que reciben mayor demanda que otros… pero eso no tiene nada que ver con una ley potencial.

Y eso que en los mercados de bienes físicos, existe un factor mucho más poderoso ligado al coste de transacción que en teoría impulsaría un reparto de la demanda hacia una ley potencial: el control de las cadenas de distribución. El ejemplo más típico es el mercado del libro, donde las economías de escala de la distribución determinan las posibilidades de las editoriales haciendo muy difícil que las pequeñas compitan por nuevas cuotas de mercado frente a los gigantes multimedia.

A pesar de eso, la distribución de la demanda en el mercado del libro entre editoriales no sigue una ley potencial. ¿Por qué habría de seguirlo la blogsfera?

Cómo funcionan las cosas

Es decir, según la experiencia del análisis económico podemos esperar que haya bloggers más leídos que otros, incluso algunos mucho más leídos que otros, pero no existen indicios que apunten a que la distribución de la demanda de lectores siga una ley potencial

Y aunque en todo caso, la carga de la prueba reside en los que quieren demostrar lo contrario, sin embargo iré más lejos. Ha sido muy comentada por autores como el Nobel Gary Becker o Juan Urrutia, la alta rotación que en todas las auditorias de lectores tienen los “más leídos” en cada momento. Si la demanda de lectura de blogs siguiera una ley potencial, sería muy difícil perder lectores y casi imposible hacerlo en el corto plazo… algo que la evidencia refuta.

No se puede pues hablar pues de una “élite bloggera“, de unos “imprescindibles” que jugarían un papel similar al de los media con capacidad de filtro y decisión sobre lo que “es tema” y lo que no.

Esto es coherente con la estructura distribuida de la blogsfera: no existe capacidad de filtro, aunque los bloggers más enlazados, incluso los más leídos, en bloque, decidieran no tocar un tema, lo que determinará a corto/medio plazo el número de lectores que tendrá el tema “vetado” serán los gustos y preferencias de la gente. Si los más leídos bloquean un tema deseado, o símplemente si no se dan cuenta y no lo tocan, el resultado es que la presión de la demanda llevará a cambiar rápidamente los “rankings” de más leídos.

Esto no pasaría por ejemplo con los periodicos, modelo típico de una estructura informacional descentralizada y por tanto opuesta a la distribuida. El ejemplo más cercano el 11M: toda la prensa de papel excepto el diario de Vigo cerraron filas con el gobierno y achacaron la autoría a ETA… pero el diario de Vigo no se convirtió en una referencia nacional ni ganó en lectores a El Pais o El Mundo. Que yo sepa ni siquiera ganó cuota de lectores. Esto, pueden contarlo en mi mismo servidor Rafael Estrella o especialmente Lobo, no pasaría en la blogsfera, donde cuando eres no ya el único sino tan sólo el primero en tratar un tema que resulta ser de interés para un grupo relativamente grande, las estadísticas de IP’s visitantes te crecen de un día a otro por millares. La única forma de explicarlo es que la estructura de la información y sobre todo de los recorridos de navegación de los lectores, tengan la forma de una red distribuida

Y es en este sentido en el que apunta toda la evidencia histórica, desde el malvado Drudge Report de la época Clinton, hasta el 7J londinense. Es el mismo mecanismo y la misma topología que hace inviable -por mucho que se acentúe la diferenciacion de producto- el paso a sistema de pago de la prensa online.

Los bloggers somos como los mumi: cambiamos prestigio dentro del restringido círculo de nuestra identidad a cambio de trabajo literario. Si alguien quisiera capitalizarlo individualmente cobrando, o colectivamente en tanto que supuesta “élite bloguera”, filtrando contenidos, aparecerían quienes se comieran su renombre inmediatamente.

En el viejo mundo de las redes descentralizadas los lectores se encuadran, se lucha por el monopolio de su imaginario y se ejerce el poder de filtro. El control y determinación de la agenda, del conjunto de temas en discusión, es una realidad cotidiana. En el mundo de las redes distribuidas, entre ellas la blogsfera, este control no existe. La agenda esta abierta y su definición y jerarquización pertenece a los lectores que eligen entre una casi infinita oferta de posibilidades… incluída la de publicar ellos mismos lo que querrían encontrar y no encuentran, con la seguridad, si lo hacen, de que no habrá una misteriosa e invisible ley potencial ni una “consolidada” élite bloggera que les evite llevar su mensaje a los que esperan encontrar los mismos mensajes que ellos.

«Enlaces, visitas y estructura de la blogsfera» recibió 0 desde que se publicó el martes 14 de marzo de 2006 . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por David de Ugarte.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.

Grupo de Cooperativas de las Indias.
Visita el blog de las Indias. Sabemos que últimamente no publicamos demasiado pero seguimos alojando a la red de blogs y a otros blogs e iniciativas de amigos de nuestras cooperativas.