LasIndias.blog

Conquistar el trabajo es reconquistar la vida

Grupo de Cooperativas de las Indias

videoblog

libros

Esperanto 125a datrevenoEl esperanto es la más usada y extendida de las lenguas sintéticas. Pero cuando la usas, y sobre todo cuando la enseñas, te das cuenta de que es mejorable en muchas cosas. Lo más valioso del esperanto es seguramente su dimensión histórica incluso dentro del comunitarismo. Renunciar a esa historia también tiene un coste. Pero un «fork», una reforma a medida de nuestras necesidades, puede hacerse sin renunciar un ápice a la reivindicación del valor histórico de aquello en lo que se apoya. Crear Firefox no significó denostar el viejo Mozilla igual que este no se creó desde el rechazo de Netscape y su código, sino todo lo contrario.

Siempre hay razones prácticas además contra el forkeo: el soporte institucional de la lengua, la existencia de una comunidad de hablantes establecida y el conocimiento público de la marca, tan grande en teoría que, en este caso, no tendrías necesidad de explicar qué es a nadie. Pero la verdad es que nuestra experiencia durante los últimos años nos ha llevado a pensar que esas razones no tienen peso, o mejor dicho, que operan en sentido contrario.

Esperanto Kulturcentro, BilboHace unos años empezamos a pensar en serio sobre la utilidad de las lenguas sintética desde un enfoque comunitarista. Poco después adoptamos el esperanto. Primera constatación interesante: por mucho que nosotros fundamentábamos nuestro uso de una lengua sintética en términos comunitarios, como una herramienta de trabajo libre, la lectura de quienes nos escuchaban se veía profundamente mediatizada al escuchar la palabra «esperanto». Inmediatamente todo se traducía en términos universalistas, hasta el título que la organización puso a la primera charla TEDx en una lengua sintética. Poco después, cuando intentamos participar en el club esperantista de Bilbao, a donde entonces recién llegábamos, nos quedó bien claro como nuestra visión sobre la lengua y lo que queríamos hacer con ella sacaba la peor reacción de la mejor gente, temerosos de que nuestra idea de una Esperanto Urbo vacacional instrumentalizara económicamente aquella comunidad imaginada por cuya expansión y valores implícitos habían luchado tantos años. Muchos amigos esperantistas vieron en todo esto una expresión de la crisis de las instituciones tradicionales del esperanto que los hablantes siguen morbosa y regularmente en publicaciones como Libera Folio, pero sinceramente, esa parte no nos interesaba en absoluto.

Con todo, durante estos años hemos mantenido un esfuerzo por abrir nuestras conversaciones a los demás hablantes. Tras publicar un libro escrito originalmente en esperanto, mantener un blog, hacer no pocas visitas y viajes y dar no pocas charlas, el resultado es estupendo en términos humanos -conoces gente estupenda- pero magro en aprendizajes y conversaciones: constatamos en estos tres años que prácticamente la única conversación en esperanto es sobre el esperanto mismo. Da igual si hablas sobre «sharing economy» o sobre teoría económica, la conversación girará sobre las palabras más convenientes para traducir los conceptos que usaste, no sobre el contenido.

pola esperanta grupoResumiendo: la imagen pública del esperanto nos asocia a una ideología con la que no coincidimos y que en la interna refiere a una comunidad imaginada en la que no creemos, que está gestionada por unas instituciones cuyas dinámicas nos son ajenas y que operan en una red de hablantes y publicaciones, que si bien es relativamente amplia, temáticamente está centrada en discusiones lingüísticas que no están en el centro de nuestras preocupaciones. Es decir, lo que nos aporta el esperanto es el uso que nosotros hacemos de él entre nosotros y como forma de integrar en la conversación en pie de igualdad a personas que no tienen una lengua ibérica como lengua materna.

Ha llegado el momento de hacer un «fork», mejorar las reglas existentes, darle al resultado un nombre que evite la asociación pública con valores que no compartimos y comenzar a producir materiales para su aprendizaje.

«¿Es el momento de «forkear» el esperanto?» recibió 51 desde que se publicó el miércoles 13 de enero de 2016 dentro de la serie «» . Si te ha gustado este post quizá te gusten otros posts escritos por las Indias.

Deja un comentario

Si no tienes todavía usuario puedes crear uno, que te servirá para comentar en todos los blogs de la red indiana en la
página de registro de Matríz.